CiudadDestacadas

Así es vivir en las calles de SLP

La pandemia de covid-19 y la crisis económica que arrastró han generado que cada vez más potosinos y potosinas tengan que dejar sus hogares

Por: Ana G. Silva

A partir del inicio de la pandemia de covid-19, en San Luis Potosí se incrementó la presencia de personas que pernoctan en las calles de la ciudad. Han aparecido asentamientos en diferentes zonas de estos ciudadanos y ciudadanas. 

Margarita Macías este año cumplió 66 años y desde hace pocos meses vive en la calle con su hijo Oscar de 32 años, quien padece de esquizofrenia. Ellos han convertido el camellón central de la avenida Salk, entre las calles Gay Lussac y Prolongación Calle Heráclito, en su casa. Esta es su historia.

Su hogar es una tienda de campaña que les regaló una persona hace unos días, la cual tienen atada a un árbol con alambres para que no se la lleve el viento. Unas cuantas cobijas hacen de colchón y les sirven para cubrirse del frío; sus únicas pertenencias están guardadas en bolsas y con botellas han delimitado el espacio.

Margarita explicó que llegaron a la calle debido a que hace unos meses, la casa en la que habitaban fue ocupada y les pidieron desalojar, pues era prestada. Narró que siempre había tenido una casa con sus padres, pero al cumplir 42 años un problema familiar la obligó a irse y desde entonces todos los días buscaba sitios para quedarse:  “Fui joven, bonita y todo, pero mírame ahora”.

Ella relató que para sobrevivir, su hijo piden dinero y comida a las personas que pasan cerca:

“Le regalaron una cobija a mi hijo y hace poco nos dieron la casa de campaña, en la mañana me la querían comprar por 100 pesos, yo no sé cuánto cuesta, pero se la trajeron nueva”.

Mencionó que ella prefiere no pedir limosna “porque la gente se enoja”, además dice que le da vergüenza:

“Tú sabes que el que da una moneda al que lo necesita se le duplica miles de veces y yo se los agradezco mucho y que Dios le dé más”.

Margarita Macías y su hijo solo se tienen entre sí: 

“Quedaron de venir los del DIF en quince días porque me van a ayudar y apoyar, él estaba bien, pero desde hace 7 años se enfermó. El muchacho tiene que estar internado en la clínica unos días porque anda muy mal de esa enfermedad”.

Los padecimientos que llegan con la edad, ya hacen mella en Margarita:

“Yo ya no estoy para muchas cosas, hasta quiero llorar porque me siento mal. Me duele la espalda por dormir en el suelo, quisiera una cama, ya soy mayor y mira cómo ando, cómo vivo. Quisiera haber tenido mejor suerte como muchas muchachas que tienen mucha familia, viven muy bien. No se me dio”.

Uno de sus pocos familiares, buscó una casa para ambos, no obstante, no conseguido dinero suficiente para pagarla.

“Todos mis familiares están reducidos en sus casas por eso no podemos quedarnos con ellos. Mi hermano me dijo que si encontraba casa podía pagar dos meses de renta y que yo buscaría después qué hacer”.

Oscar bajo sus posibilidades mencionó que no le gusta vivir en la calle, pero agradece a los vendedores de los alrededores por darles de comer: “Me dio dos gorditas y un café una señora que los vende aquí cerca”.

Como el  de Margarita y Oscar, La Orquesta ubicó otros lugares donde suelen vivir indigentes, algunos solos y otros en grupo. Por ejemplo, debajo del puente de la Plaza del Milenio entre Reforma y Uresti. También en el drenaje de tormentas instalado sobre avenida Salvador Nava, en la glorieta Mariano Jiménez. Otro punto ya conocido bajo el puente peatonal de Walmart de Carretera 57. 

La temporada invernal se acerca y con la pandemia de covid-19 aún activa, es más importante que nunca que las autoridades puedan brindar atención a estas personas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: #SLP | Aunque casos de covid suban, es casi imposible regresar al confinamiento

Nota Anterior

PAN perdió 20% de sus electores, pero afirma que la derrota fue de Morena

Siguiente Nota

SLP tendrá nuevo sistema de justicia laboral en noviembre