diciembre 1, 2022

Conecta con nosotros

Columna de Nefrox

¡A correr! | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

Atlético de San Luis

Testeando

 

I played everything when I was young. But soccer lasted only a couple of years, and I can tell you why: too much running.
-Derek Jeter.

El último gran ídolo de los Yankees de New York no puede estar equivocado, el futbol se trata de correr.

Correr atrás de la pelota, correr tras un pase, correr para hacer una cobertura, correr para alcanzar un balón largo, correr para detener a un jugador, correr para desmarcarse, correr, correr, correr.

En mis tiempos (por cierto muy malos) como jugador de futbol, correr era lo que más detestaba, llegar al entrenamiento para que nos pusieran a dar vueltas al campo, como chivo descarriado, era lo peor de la jornada, la única forma que soportaba correr, era con un balón en los pies… y eso a veces.

Hace unos días leía una columna donde se citaba a Enrique Garay diciendo: “el futbol mexicano no es lento, es lo que sigue”. Y sí, no me queda duda, el futbol mexicano parece en cámara lenta.

No hay equipo en México, que pueda presumir de juego a velocidad por lo menos el 70% de un partido, a pesar de que algunos equipos nos han demostrado que lo pueden hacer. Dan los partidos de su vida en competencias internacionales. Pero en la Liga MX, se les olvida o se contagian del futbol pausado. No hay ni uno que se salve.

Mal de muchos, consuelo de pocos, que la liga tenga equipos tan lentos, no nos da esperanzas para ver grandes shows, y menos en un futbol donde cualquiera le puede ganar a cualquiera.

Sin embargo, hoy me quiero detener en el equipo que me importa, el San Luis.

Triste, lento, sin idea, sin ganas, así veo a San Luis cada que salta a la cancha en este torneo. Tan solo una victoria y dos empates, para un nefasto resultado de 5 puntos, y lo peor, no se le ven ni ganas de correr.

Apenas un par de jugadores medio levantan la mano en este plantel, Berterame que luce incansable pero también incapaz, y Diego Pineda que sorprendentemente brinca desde la banca para hacerse notar en muchos sectores del campo, parece que estos dos son los únicos que saben jugar, que saben correr.

San Luis pinta para ser el peor o de los peores equipos del torneo, un campeonato que por cierto da extraordinarias posibilidades para avanzar a la liguilla, teniendo un formato donde 12 de 18 se van a meter por el título, San Luis parece que ni al lugar 15 podrá aspirar. Jugadores sin alma, equipo sin idea y una dirección técnica que parece enferma de terquedad por alinear inexplicablemente a jugadores que no funcionan, triste presagio para una afición que parece víctima de unos traficantes de ilusiones, jugadores y amistades.

Ni hablar, ya ni correr es bueno.

También recomendamos leer: ¡Lo que queda! | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

#4 Tiempos

Jornada 1 | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

TESTEANDO 

 

Se acabó la primera jornada del Mundial 2022. Cosas interesantes, sorpresas, pero sobre todo acciones a resaltar en esto que es la mejor época para los que amamos al futbol.

 

Interesante:

 

Como siempre las novedades en formas de juego o reglamentos: en esta ocasión la FIFA nos sorprende con el intento por generar verdaderos minutos de juego en cada partido. Se ha vuelto una constante que al final de cada tiempo se agreguen más de 6 minutos, incluso a veces, se ha llegado al límite de sobrepasar los 10 minutos de agregado. Creo que es necesaria una medida de este tipo, para intentar darle más espectáculo a los aficionados, pero también creo que el producto televisivo se ve muy afectado con la medida, por lo que parece que se quedará como una interesante anécdota de tiempos mundialistas.

 

Sorpresas:

 

Las personas ven algunos resultados como verdaderas sorpresas en este Mundial y en parte es cierto: muy pocas personas pensarían antes del mundial, que Arabia le quitaría lo invicto a la selección Argentina o que Japón volvería a poner contra las cuerdas a Alemania en un segundo mundial consecutivo (lo cual de concretarse, podría ser una eliminación temprana para los cuatro veces campeones). Pero creo que la verdadera sorpresa es la forma en que se prepararon los equipos para poder llegar a esos marcadores.

Estábamos acostumbrados a los partidos de preparación como un termómetro de lo que nos esperaría en el mundial, sin embargo, los equipos han entendido que esas épocas se han terminado, los partidos de preparación sirven para darle reflector a los jugadores, pero no para preparar partidos en competencia oficial, al menos no con selecciones.

 

Acciones a resaltar:

 

Cierto es hablar de los marcadores, pero lo que esta primera jornada nos ha regalado son destellos de gran brillo en cuanto a jugadas individuales o récords que se consiguen. Tenemos ahora a 8 jugadores que han llegado o podrían llegar a estar en 5 mundiales: Cristiano Ronaldo escribiendo su nombre como el único jugador que ha marcado gol en 5 copas; la selección de España que pudo llegar a 100 goles en la historia del torneo o los memorables goles como la joya de Richarlison con Brasil o el gol de Embolo con Suiza, anotándole a su país natal (Camerún) y no festejarlo.

En fin, muchas historias las que nos deja la primera jornada del mundial, enumerarlas todas es complicado y nos faltan muchas cosas más por ver.

Creo que el mundial terminará con los mismos equipos de siempre en la fase final; tal vez alguna selección “extraña” se cuele y veamos a un nuevo caballo negro, pero al final, después de todas las fases, me atrevo a pensar que no tendremos un nuevo campeón del mundo, muy probablemente repita, alguno de los 8 anteriores.

P.D. Resalto también la ausencia de público en algunos estadios y la forma en que muchos espectadores han abandonado sus asientos para las segundas partes; esto y mantener ratings televisivos, será algo con lo que la FIFA tendrá que comenzar a ajustar para el siguiente ciclo.

También lee: ¡Por fin! | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Continuar leyendo

#4 Tiempos

¡Por fin! | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

TESTEANDO

 

Después de cuatro años y medio, volvemos a una copa del mundo, la espera más larga que me ha tocado vivir y todo por culpa del clima en Qatar, todo por los billetazos que compraron la sede.

Lo bueno de esta larga espera, es que recorta el tiempo para el próximo mundial, en lugar de ser 4 años, serán prácticamente 3 y medio los que tendremos que esperar para el arranque de a copa en 2026.

En fin, muchos cambios se avecinan y muchas cosas quedarán atrás con la copa de este año; por ejemplo, esta será la última vez que asistan 32 selecciones, esta es la primera vez en suelo árabe, la próxima copa será la primera vez en que tres países colaboren con la organización del mundial… cambios, cambios y más cambios.

Pero detengamos la marcha y pongamonos serios para el preámbulo de esta nueva copa, justo la que arranca este fin de semana.

Como siempre, hay equipos que llegan con bandera de favoritos, esos que quieren levantar la mano y despegar según sus circunstancias; sin duda, esta pequeña lista de equipos “favoritos” debe ser encabezada por Brasil, ese equipo que siempre pinta para ser finalista. No podemos dejar de lado a los actuales campeones, Francia y su juventud, cuidado con Argentina y el último baile de Messi en plenitud, la siempre peligrosa Alemania y el orden que puede despertar en cualquier momento, la garra Uruguaya y su fuerza a encarar cada balón, el futbol clásico de Inglaterra que busca reiniciarse cada 4 años, el subcampeón Croacia que nuevamente parece no asustar y aún así casi levanta la copa en Rusia, los Paises Bajos y su historia de subcampeonatos, Portugal y la última chance de Cristiano para llegar a lo más alto.

Esos por solo mencionar algunos, luego vienen las posibles sorpresas como Bélgica, Dinamarca, Australia o Senegal, equipos que no juegan mal, pero tampoco tienen una gran tradición.

Por último, los participantes: esos equipos que van en búsqueda del milagro y que no esperan algo, solo intentarlo. Ahí, desgraciadamente, vive México, una selección que durante cuatro años soñó, se ilusionó, perdió y fue lenta y progresivamente va dejando huérfanos a la afición. Pero dentro de todas las marañas y los malos comentarios de los que siempre critican, yo tengo cierta fe en la selección, creo que México pasará su grupo y perderá en octavos, tal como lo dicta la historia moderna del futbol. Adiós quinto partido, hola mundial promedio para la selección azteca.

Pero dejemos que la bola ruede, que las emociones comiencen, que el mundial más controversial de la historia arranque y quiere pase lo que tenga que pasar. Afortunadamente llegamos a un nuevo mundial y eso, siempre, siempre, es una gran noticia.

También lee: La peor selección en el mundial | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Continuar leyendo

Columna de Nefrox

La peor selección en el mundial | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

TESTEANDO

 

Cada cuatro años la discusión es lo mismo, ¿a qué vamos al mundial?, es la peor selección en años, no llegan en gran nivel, falta este, falta el otro, en fin, excusas recicladas de cada cuatro años.

El año del mundial, parece crucial para muchos futbolistas, jugadores sin minutos considerables en cancha, otros que no respondieron en su club, otros que de plano se quedaron sin equipo, y aún así llegan al mundial, y la pregunta de siempre ¿por qué?.

Sin embargo, es fácil hablar de los jugadores actuales, pensando que todo está mal. Pero hablemos de lo que verdaderamente fue una “mala” selección en una copa del mundo, y estoy hablando de la de Corea/Japón 2002.

Aquella selección llegó rozando la eliminación, salvando el pellejo después de arriesgar con experimentos en la dirección técnica y algunos jugadores que no hicieron el proceso terminaron jugando el mundial.

En aquel equipo, los jugadores jóvenes fueron Gerardo Torrado, Melvin Brown y Rafael Márquez, el primero recién llegado al Sevilla después de su paso por el poderoso Polideportivo Ejido (sarcasmo), Brown con su escasa experiencia en Copa Libertadores con Cruz Azul y siendo Márquez el que levantaba la mano con experiencia europea en Mónaco.

El veterano de ese equipo fue Jorge Campos, que con sus 36 años acompañó al equipo más como animador que como jugador elegible.

Otros nombres poco relevantes fueron: Sigifredo Mercado, Alberto Rodríguez, Johan Rodríguez, Luis Hernández, Manuel Vidrio o Francisco Gabriel de Anda.

Los “europeos” comandados por Cuauhtemoc Blanco en el Valladolid y Francisco Palencia en el Espanyol, ambos con enormes fracasos en su estancia por aquel continente.

Los referentes resultaron poca cosa cuando el torneo se puso serio, la “magia” de la clasificación de último momento en CONCACAF, se esfumó cuando vimos de frente a una muy modesta selección de los Estados Unidos que nos eliminó en octavos.

La peor selección en los mundiales modernos, calificó en un grupo accesible, dejando a ciertos jugadores de nombre, fuera de la convocatoria final. Una canción que se repite eternamente.

Pase lo que pase en Qatar, el discurso de la peor selección en la historia del país, no se compra, el no llevar a los “mejores jugadores” en la lista final, tampoco es nuevo, inventar o reinventar justo en plena competencia, es comida de cada mundial

Tengamos paciencia, y no pongamos pretextos o excusas para tundir al argentino, las decisiones se toman con fundamentos en los procesos y no en los momentos, al final, solo ellos saben el día a día de cada jugador y cada relación.

También lee: El año de Pachuca | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Continuar leyendo

Opinión