#4 TiemposColumna de NefroxDeportes

Una copa con historia | Columna de Arturo Mena «Nefrox»

Testeando

 

La final se ha decidido: los Bravos de Juárez recibirán en la frontera a las Águilas del América en una final inédita en la añeja historia de la Copa en México.

Bravos y Águilas tienen un panorama muy distinto. Mientras los de CDMX siguen vivos y con muchas aspiraciones en su liga, los fronterizos parece que ya han dejado de soñar con el ascenso para centrarse en levantar otro título: ser campeones de Copa no suena nada mal para un equipo de la división de plata.

Sin embargo, es desafortunado que el campeón de este torneo no tenga una ganancia deportiva por salir campeón. Pongamos como referencia que en muchos otros países, incluso en nuestros vecinos del norte (EUA y Canadá) los campeones de la copa logran un lugar para la Liga de Campeones, cosa que en México pasa a segundo término. La copa solo es un bonito recuerdo para el anecdotario y un trofeo para las vitrinas.

Lejano es aquel primer torneo de la Copa. El torneo más veterano que “sigue vivo” en nuestro país. 1932/1933 fue la temporada donde surge el primer campeón: Necaxa. Un torneo anterior incluso a la profesionalización del futbol mexicano. Aunque fue en la temporada 1942/1943 cuando se vuelve oficial para los libros de récords con el campeonato de la Unión Deportiva Moctezuma que derrotó al Atlante en la primer final de Copa profesional.

Ahora bien, Juárez ya sabe qué es eliminar al América, lo hizo incluso de visitante, en una serie de penales en la cancha del estadio Azteca. Los Bravos con muy poca historia buscarán el primer título del torneo en su palmarés. Por el lado de América, está a un partido de convertirse en el club más ganador en la historia del torneo: actualmente tienen 5 copas en casa y están empatados con León como los gigantes del torneo. De salir campeones, habrían levantado su sexta copa y el trofeo número 34, alejándose de todos como el equipo más ganador en la historia del futbol mexicano, incluyendo las 13 ligas y los 7 títulos de Concacaf.

América está en la antesala de romper todos los récords, pero la presión puede dominar el rumbo de la final; los de la división de plata tienen mucho que ganar frente a su afición y poder presumir que nuevamente un equipo de segunda puede levantar el título, como ya lo hizo Dorados.

Parece que el favorito es América, prácticamente obligado a levantar un título que desde la 73/74 no obtiene, y que tiene que buscar para igualar el doblete que hace unos torneos logró Chivas (Copa y Liga).

La moneda está en el aire y se definirá todo en la frontera, Ciudad Juárez vuelve a ser el epicentro del futbol con seguramente un lleno total en su estadio. La historia no juega en las finales, pero pesa en los momentos más complicados.

Que sea una gran final y que la copa más añeja encuentre un buen lugar en la vitrina de cualquiera de los dos que demostraron a lo largo de todo el torneo: ser los mejores de los otros 25 participantes que se quedaron en el camino. Que gane el mejor, allá en la frontera.

 

@Nefrox

También lee: Los inventos de FIFA y Concacaf | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Nota Anterior

Las convicciones no sirven de nada | Columna de Óscar Esquivel

Siguiente Nota

Empresas buscan beneficiarios fake para becas de AMLO