enero 28, 2021

Conecta con nosotros

Noticias en FA

UASLP extiende su periodo de actividades a distancia por Covid-19

Publicado hace

el

UASLP

Las clases presenciales en la UASLP se iban a reanudar este 20 de abril; sin embargo, se optó por extender 10 días más las actividades a distancia

Por: Abelardo Medellín

No habrá regreso a clases presenciales a la Universidad Autónoma de San Luis Potosí la próxima semana, ni antes del 30 de abril, esto de acuerdo a un comunicado que lanzó la institución la tarde de este 13 de abril a través de sus redes sociales y medios oficiales donde responde a la situación actual por la que pasan el país y el estado derivado de la crisis sanitaria por Covid-19.

Tras el anuncio de la campaña “Sana Distancia” a nivel federal, la UASLP se unió a la dinámica preventiva y anunció hace tres semanas que regresaría a sus labores presenciales el día 20 del presente mes, sin embargo, en respuesta a la crisis sanitaria actual, la universidad ha optado por extender este plazo por lo menos otros 10 días más de lo establecido en su anterior comunicado.

En ese sentido, el día de hoy, la UASLP señaló en su comunicado que la comunidad docente, administrativa y estudiantil, deben continuar con las actividades en la modalidad a distancia a través de plataformas digitales en concordancia con los acuerdos y recomendaciones establecidas en cada una de las entidades académicas y administrativas, al tiempo que pidió, se mantengan al pendiente de nueva información.

Recomendamos leer también:

Coepris atenderá denuncias contra quienes no respeten sana distancia

#Si Sostenido

El año 2052 | Columna de Juan Jesús Priego

Publicado hace

el

Por

LETRAS minúsculas

 

Sucede en un relato de Ray Bradbury (1920-2012), el famoso escritor de ciencia ficción. Una noche del año 2052, el señor Leonard Mead salió a dar un paseo por las calles de su ciudad –lo que, a decir verdad, no tenía nada de extraordinario, pues caminar durante la noche era algo que el señor Mead venía haciendo desde tiempos inmemoriales-. Caminaba solo (era un solterón ya entrado en años) y siempre a la hora en la que los faroles de las avenidas empezaban a encenderse automáticamente mediante un ingenioso procedimiento eléctrico.

Las calles de la ciudad eran seguras. La delincuencia organizada había sido reprimida y el número de las patrullas que merodeaban silenciosas por los arrabales había ido reduciéndose de año en año hasta quedar finalmente estabilizado en dos.

Algo que no dejaba de sorprender al señor Mead era que las calles estuviesen siempre silenciosas: prácticamente, él era el único habitante que, a la caída de la tarde, podía verse a muchos kilómetros a la redonda. ¿Dónde estaban sus conciudadanos?, ¿qué hacían todo el tiempo en sus casas?, ¿con quiénes conversaban? No lo sabía a ciencia cierta, pero podía imaginarlo: estaban viendo la televisión. «A veces caminaba durante horas y kilómetros y volvía a su casa a medianoche. Y pasaba ante casas de ventanas oscuras y parecía como si pasease por un cementerio: sólo unos débiles resplandores de luz de luciérnaga brillaban a veces a través de las ventanas».

En el fondo, el señor Mead se burlaba de aquella gente que no salía nunca de sus escondrijos y que permanecía todo el día callada e inmóvil, ora viendo un noticiero, ora una telenovela, ora un programa de concursos –uno de esos programas de concursos en que los participantes se creen muy listos porque saben (cuando hay muchos que hasta eso ignoran) que la palabra día lleva acento en la i-. «¿Qué pasa ahora en la televisión? –les preguntaba a las casas, mirando distraídamente su reloj de pulsera-. Las ocho y media. ¿Hora de una docena de variados crímenes? ¿Un programa de adivinanzas? ¿Un comediante que se cae del escenario?». Le divertía imaginar a aquella gente con la boca abierta, entonteciéndose cada vez más, mientras él disponía de las calles como si fueran de su exclusiva propiedad.

Sin embargo, aquella noche…

Aquella noche lo interceptó una de las dos patrullas que recorrían rutinariamente la ciudad (ni siquiera era una persona uniformada) lo sometió a un severo interrogatorio. ¿Qué hacía fuera de su casa a una hora tan insólita?, ¿cómo se llamaba?, ¿qué era lo que lo movía a transgredir los usos sociales tan firmemente establecidos y tan profundamente arraigados?

«-¿Ocupación o profesión? –preguntó la máquina que conducía.

»-Escritor –respondió el señor Mead.

»-O sea que sin profesión –dijo la máquina como hablando consigo misma-. ¿Hay aire en su casa, tiene usted un acondicionador de aire, señor Mead?

»-Sí.

»-¿Y tiene usted televisión?

«-No».

Esto bastó para que la patrulla le ordenara subirse a ella. ¿Cómo concebir que un hombre normal, habitante de una ciudad supermoderna y superprogresista no tuviera televisión? ¿Qué hacía entonces en la vida este demente? Seguro que planeaba crímenes, pues ¿qué otra cosa podía hacer un hombre sin televisión, en qué otra cosa podía ocuparse? ¡Era inconcebible, realmente inconcebible! ¡En pleno año 2052 y sin televisión!

Una vez que se hubo subido al auto, el señor Mead preguntó a la máquina: «¿A dónde me lleva?». Lo llevaban al Centro Psiquiátrico de Investigación de Tendencias Regresivas, es decir, al manicomio. Y colorín colorado, que el cuento se ha acabado.

¿Cómo serán nuestras ciudades en el año 2052? ¿Serán como las imaginó Ray Bradbury en este relato corto?

En el año 2001 tuve la ocasión de pasar una larga temporada en un pueblecillo de New Jersey, en los Estados Unidos, y puedo decir que lo que más me llamó la atención de aquella gente era que, hasta para ir a la tienda de la esquina, se valían del automóvil. ¿Es que no podían caminar? ¡Qué pueblo más silencioso era aquel! Prácticamente era yo el único que caminaba por entre los parques a la caída de la tarde. Pero los pueblos vecinos, para mi sorpresa, eran igual de silenciosos y tristes. En ellos no se oían nunca risas, voces, ni ruidos de pasos. ¿Dónde estaba toda aquella gente? Ya lo sospechará el lector: en su casa, protegida del calor, viendo la televisión, como en el relato de Bradbury… 

Sí, quizá llegue un tiempo en que caminar por las calles a la hora del crepúsculo sea un crimen que la sociedad castigue severamente; tal vez llegue un tiempo en que negarse a ver talk shows y programas de concursos sea considerado una forma de desviación social… Después de todo, ¿por qué no?  ¡Estamos tan sujetos a la tiranía de la estupidez!

Ahora trato de imaginarme a los moradores de estos hogares sepulcrales. ¿De qué hablan, si es que hablan entre ellos? Qué lejano nos parece el tiempo en el que Graham Greene (1904-1991), el novelista inglés, hizo decir a una mujer recién casada en una de sus novelas: «Pero nunca tendremos un aparato de televisión, ¿verdad?»; a lo que respondió el marido de modo categórico: «Nunca» (El que pierde, gana).

Estos esposos sabían algo: que mientras más hablara la televisión, menos podrían hablar ellos; que entre más se dedicaran a ver historias de amor, menos oportunidades tendrían de vivir el suyo. Porque, sí: los medios de comunicación, dígase lo que se diga, tienen un defecto, por lo menos uno: que acaban volviendo a las personas silenciosas y tristes.

 

 

También te puede interesar: La vida sencilla | Columna de Juan Jesús Priego

Continuar leyendo

Destacadas

SLP I Médicos denuncian aplicaciones irregulares de vacuna vs el covid

Publicado hace

el

Por

Trabajadores del Hospital General Zona 02 culpan a Mónica Rangel de que personal que no está en la primera línea de combate a la pandemia se ha beneficiado del tratamiento

Por: Alejandro Zermeño

Trabajadores del Hospital General Zona 02 del Instituto Mexicano del Seguro Social, ubicado en la capital de San Luis Potosí, denunciaron una serie de irregularidades enfocadas en aplicar la vacuna contra el covid-19 a personal que no labora en la primera línea del combate a la pandemia y que incluso no se encuentra en actividades, situación que los trabajadores atribuyen a Mónica Rangel, secretaria de Salud con licencia y precandidata a la gubernatura por Morena.

Una fuente reveló el caso específico de tres médicos: la doctora María Guadalupe Vázquez, del doctor Ruiz Solórzano Jesús, y el doctor Gerardo Escandón Armendáriz, quienes habrían recibido la vacuna sin pertenecer a la primera línea de combate contra el covid, pero además en este momento tienen dictamen de incapacidad para trabajar debido a sus edades.

Existe una lista, en poder de este medio, de personal de salud del centro hospitalario que originalmente fue requerido para aplicarles la vacuna, en la cual, efectivamente, no aparecen los tres trabajadores mencionados, no obstante, al menos cuatro personas confirmaron que sí recibieron el tratamiento.

Uno de los trabajadores consultados por La Orquesta atribuyó estas irregularidades a Mónica Rangel, pues expresó: “no se nos ha escuchado, es responsabilidad de la secretaria aclarar la situación y evitar que se dé la vacuna a personas incorrectar, aquí hay puros amigos y compadres, no es justo, las personas se pueden morir a causa de esta ineficiencia”.

La fuente agregó que cuando el personal se dio cuenta de la presunta arbitrariedad, la Guardia Nacional tuvo que intervenir para calmar al resto de los trabajadores: “los médicos estamos hartos de estar dando nuestra vida y que tampoco se nos respete de esta forma, es lo que menos deberíamos de pedir”.

También te puede interesar: SLP rompe nuevo record en fallecimientos: 35 en un día

Continuar leyendo

Estado

“Xavier Nava va a destruir al PAN”: Oswaldo Ríos

Publicado hace

el

Por

El analista apuntó que si Nava insiste en estar en la boleta electoral acabará por beneficiar a Ricardo Gallardo y Morena

Por: Alejandro Zermeño

Xavier Nava, alcalde con licencia de San Luis Potosí, fue sancionado por el Consejo Electoral y de Participación Ciudadana (Ceepac), esto debido a la colocación de anuncios espectaculares en la capital con la leyenda “La lucha sigue”, pues la autoridad los denominó como propaganda electoral fuera de los tiempos legales, ante este nuevo revés a su carrera rumbo a la gubernatura que cada vez parece más complicada, Oswaldo Ríos Medrano, analista político, dijo:

“Es paradójico porque si Nava sigue obsesionado con aparecer en la boleta, acabará por ayudar a Ricardo Gallardo y a Morena. Parece que no le importa ganar, sino hacer que Octavio Pedroza pierda: es un ‘si no soy yo, que no sea nadie’ que va a destruir al PAN ”.

Actualmente la mayoría de los partidos que radican en el Estado ya tienen a un posible candidato o por lo menos ya definieron cuál será su género, que en el caso de Morena y Movimiento Ciudadano, será una mujer. Esto representa un problema para Xavier Nava porque sus oportunidades para contender en la elección a gobernador en SLP se ven muy limitadas: “La única posibilidad que tiene Xavier Nava de participar será encontrando un partido tan desesperado como él, podría ser uno de los nuevos que no tenga candidato todavía, por ejemplo Redes Sociales Progresistas (RSP) que estaba pensando en la posibilidad de José Luis Romero Calzada (Tekmol), a lo mejor puede caber ahí, salvo eso no le queda mucha opción”.

En un caso hipotético, en el que Xavier Nava en efecto decida contender por parte de uno de los nuevos partidos, Oswaldo Ríos expresó: “Seria una participación testimonial, él haría esa faramalla para tener contentos a los empresarios de suelo urbano que le han apoyado con mucho dinero, para taparle el ojo al macho. Pero insisto que no tiene ninguna posibilidad”.

El analista aventuró cuáles podrían ser los motivos de la insistencia del alcalde con licencia: “Si Nava también insiste en estar en la boleta, es porque ya tiene compromisos muy pesados, oscuros e inconfesables quienes traen el tema de la Sierra de San Miguelito. Se siente obligado a presentarse”.

Finalmente, acerca del castigo interpuesto por el Ceepac, en el que ordenó retirar la publicidad, Ríos señaló: “es un precedente muy positivo de parte de la autoridad electoral, que hace un llamado de atención importante para un aspirante que no había mostrado ningún respeto a la legalidad”.

Ríos Medrano dijo que la sanción “es un golpe muy duro para sus aspiraciones personales”, pues habla de “un orgullo mal herido”, a lo cual, añadió: “Jamás esperó que iba a perder la elección en el PAN, y la respuesta fue tan escandalosa, que todavía sigue llorando por la vida. Está obsesionado por tratar de presentarse en la boleta”.

 

También te puede interesar: En 2020, SLP fue el 7º estado con más feminicidios

Continuar leyendo

Opinión