CiudadDestacadas

Trabajadores del rastro amenazan con tomar las calles en SLP

Por: Redacción

Al grito de «¡Queremos ver a Nava!» y «¡Fuera Jorge!», más de 55 personas que se identificaron como usuarios, productores y trabajadores del rastro capitalino, se manifestaron en las oficinas de la Unidad Administrativa Municipal, pidiendo la destitución del Jorge Martínez Soto, subdirector del rastro municipal de la B. Anaya; y que no se les obligue a cambiar su trabajo del Rastro Municipal a las nuevas instalaciones del rastro de Peñasco, las cuales, en opinión de los trabajadores,: «no funciona ni al 10 por ciento de lo que deberían”.

Más tarde, representantes de las diversas agrupaciones de usuarios entablaron un diálogo con el secretario general del Ayuntamiento, Sebastián Pérez García, para buscar que se solucionen sus peticiones; sin embargo, al finalizar el encuentro refirieron a este medio que no se llegó a ningún acuerdo y que los funcionarios del Ayuntamiento: «están decididos a defender a Jorge Martínez y a no apoyarnos, hasta parecen títeres».

Acusaron de irregular y nepotista a Jorge Martínez Soto, sobre quien comentaron: «hay reces que son decomisadas si están enfermas de tuberculosis u otra cosa. A todos se nos decomisan si las encuentran enfermas, pero las de Jorge Martínez ni las tocan. A él sus reces enfermas las matan como si nada y eso podría estar afectando al consumidor, su descuido e intereses pueden enfermar gente», declaró uno de los manifestantes.

Mario Muñoz, presidente de la Unión de Introductores de ganado S.C., declaró que durante la semana pasada se entablaron pláticas con alcalde municipal Xavier Nava Palacios, donde se acordó un diálogo permanente y se solicitó la destitución del subdirector Jorge Martínez; sin embargo, lamentaron, dicha solicitud no solo no fue cumplida, sino que el viernes 6 pasado les fue colocado un aviso en el rastro municipal, en el cual avisaron que se suspendería el sacrificio de ganado porcino en ese lugar.

Señaló que el primer asunto a tratar es la destitución de Jorge Martínez y que no se les obligue a cambiar su sede de trabajo: «no creo que sea viable que nos manden a Peñasco, no solo por la inseguridad”, además, dijo que a la fecha existen alrededor de 600 usuarios en el rastro que no podrán acceder a todos los servicios del rastro municipal si se cambia de sede: «Lo peor es que en el nuevo rastro no hay andén de ventas, que es primordial en nuestro trabajo, y al rastro actual no le han invertido nada, todo lo que debería ser para el rastro, lo desvían para otro lado», dijo Mario Muñoz.

Mónico García, usuario afectado, aceptó que este problema no es nuevo y que no es de esta administración la problemática interna, pero sí señaló que los intereses de la administración municipal están afectando el trabajo de cientos de productores. «Por querer hacer un ‘bien’ a los trabajadores, Xavier (Nava) nos está pasando afectar, nos quieren cambiar a la fuerza y aquel rastro no está en condiciones para jalar como se debe», declaró Mónico.

«Nava dijo: lo voy a analizar, téngame paciencia, y el viernes nos salen con que ya no podemos matar puercos […] estamos perdiendo $3,000 pesos por puerco, de 20 puercos cada trabajador, son 70 mil pesos por usuario, mínimo», comentó Isidro Rosas Silva, uno de los usuarios afectados y agregó que: «no deben de cambiarlo, ha subsistido tan bien hasta ahora, y lo peor es que la autoridad va y nos habla muy bonito y luego nos da el madrazo».

Otros trabajadores acusaron de que el Director Operativo del rastro, Noé Méndez, también es trabajador personal del subdirector Jorge Martínez y suele dejar su trabajo como director operativo para cuidar los animales del subdirector del rastro, olvidando sus funciones:»deja su trabajo por ir a lavarle las reses a Jorge Martínez».

«Jorge Martínez, con el ingeniero Benavente, están manejando todo a su contentillo y están mal informando al alcalde», declaró Mónico García y mencionó que intentan mostrar un nuevo rastro funcional, pero que en realidad: «solo le mostraron lo que ellos le querían mostrar».

Los manifestantes señalaron que el nuevo rastro tiene por igual problemas de inseguridad_ «no tienen cascos, las grúas no funcionan como se debe, lastiman a los animales, o sea, es inseguro, no podemos trabajar ahí, y ya se lo dijimos a Xavier», comentó uno de los cargadores afectados.

El señor Isidro González, quien se identificó como cargador independiente con 28 años trabajando en el rastro, comentó que su trabajo está en riesgo y este cambio podría dejarlo sin empleo a él y a más de 70 personas.

Comentó que en un día regular, en el rastro actual saca más de 520 puercos y calculó que en este nuevo rastro, apenas se producen 100 o menos: «esta tontada puede afectar las ventas, a los consumidores, y esto es nuestra vida”.

Finalmente, los trabajadores comentaron que, de no destituirse a Jorge Martínez Soto ni echar para atrás la decisión de cambio de sede para laborar en los rastros, su siguiente paso será el de tomar vías públicas hasta que se resuelva lo solicitado.

También lee: Incrementa la demanda en rastro municipal por festividad de 10 de mayo

Nota Anterior

Estén o no de acuerdo, los ambulantes no volverán al Carmen 

Siguiente Nota

Diputada paga accidente de tránsito con dinero del Congreso de SLP