#Si SostenidoCinescape

The Haunting of Hill House | Columna de José Miguel Fernández Rendón

Cinescape

 

Serie de suspenso del 2018. Una producción de Netflix. Esta serie nos muestra lo que es la pérdida de algún familiar, el misterio de una serie de eventos que la última explicación es que sean coincidencia. Pero cómo dar con la historia real si nunca vemos lo que en realidad está pasando.

¿Qué pasa después de la muerte? ¿Qué es la muerte? ¿Por qué nos sigue a todos? ¿Por qué es tan común pero a la vez tan desconocida? Quizás nunca sabremos la respuesta, lo único que nos queda es aguantar el dolor, resistirlo, abrazarlo para aprender a vivir con él.

Pero… ¿qué tanto podemos aprender de una serie de fantasmas y tragedias? No mucho, no directamente. Hay un posible significado de esta serie para aprender a sobrellevar la muerte de un ser querido. En esta ocasión, más allá de platicar sobre la historia y sus acontecimientos, lo veremos parte por parte. Con la menor cantidad de spoilers posible.

La historia gira alrededor de la familia Crain que perdió a su madre por eventos un tanto extraños.

Negación

Steve Crain, el hijo mayor de esta familia, representa la negación de una pérdida en toda la serie vemos que él se alejó por completo de Hill House, rechaza todo lo que tenga que ver con esa casa, con su pasado y con aquella noche en que todo se derrumbó. Rechazando incluso las claras muestras de eventos paranormales dentro de su antiguo hogar de la infancia.

Ira

Shirley, en este caso representa la ira, el enojo contra esta dura realidad, sin aún entender el porqué de la tragedia pero aguantando sacando toda la ira principalmente contra su hermano mayor, Steve, quién ha escrito una serie de libros basados en la actividad paranormal sucedida en Hill House. Ésta ira que según ella es por aprovecharse de una situación familiar que él ni siquiera cree que fue real todos esos eventos extraños.

Negociación

La hermana del medio, Theo Crain. En esta etapa uno trata de entender porque pasaron todas esas cosas tan extrañas, porque murió su madre. Porque su familia desde que empezaron esos eventos, nunca ha podido ser completamente feliz, incluso por más alejados que estén de la casa o incluso de ellos mismos. Siempre hay cosas extrañas pasando por las que no pueden conseguir esa felicidad.

Depresión

Luke, el gemelo de Nell (que comentaremos a continuación), representa la depresión, es el que más bajo cayó de ser un niño feliz, inteligente y curioso, después de la muerte de su madre nunca volvió a ser el mismo. Cayó en la adicción a las drogas, arrastrando a su familia, a su hermana gemela sobre todo, ya que ella siempre hizo lo que él le pedía pensando que era lo mejor para él. Después de varios intentos prometedores de internarse para acabar con su adicción, siempre hubo algún detonante por el cual regresaba a ese mundo.

Aceptación

Nell, la menor y la que más sufrió por todo lo que pasó en aquella casa. Siempre, desde pequeña, aceptó lo que pasaba, sabía que esos sonidos extraños, esas apariciones o visiones, eran reales. Nunca tuvo duda, aceptó lo que le tocó vivir, a lo mejor con miedo y siempre tratando de superarlo. Incluso cuando no pudo más lo acepto, reconoció el fallo, el último error que juntaría nuevamente a la familia y explicaría finalmente lo que ocurrió aquella noche que cada integrante vivió diferente, vio diferentes cosas y tenía diferentes perspectivas para que después de todo ese dolor puedan seguir adelante.

También lee: American Psycho | Columna de José Miguel Fernández Rendón

Nota Anterior

38% de las camas de hospital para luchar contra covid en SLP están ocupadas

Siguiente Nota

Encontraron a un ejecutado en la colonia Manuel Serrano