Columna de NefroxDeportesNoticias en FATesteando

¿Somos mexicanos? | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Testeando

La respuesta inmediata es sí, para bien o para mal los nacidos en el territorio nacional o de padres mexicanos son automáticamente mexicanos.

Una cosa es ser y otra sentirse, no me queda duda y vale recordar la frase de Chavela Vargas, quien nació en Costa Rica pero vivió la mayor parte de su vida en México: “los mexicanos nacemos donde (sic) nos dé la gana”.

Todo esto viene en relación a un “mexicano” que ha firmado con el club inglés Arsenal.

Marcelo Flores es hijo de exjugador del Atlante Rubén Flores, quien después de debutar con los “Potros de hierro” en 1989 y no tener continuidad, decidió dejar el futbol mexicano y probar suerte en el norte, pero “norte, norte”: se fue a Canadá.

Rubén picó piedra para buscar seguir su sueño y por fin lo consiguió en 2003, firmando una temporada para el Brampton Hitmen de la liga profesional, un pequeño equipo con sede en Brampton, Ontario. El camino no fue color de rosa y tuvo que dejar el futbol en el país del norte, donde se estableció, formó una familia y encontró trabajo en el futbol como formador y tiempo después como entrenador.

En esa familia nació Marcelo, justo en ese año de 2003, de padre mexicano y de madre anglocanadiense; tuvo sus primeros pasos en el país del norte de América.

Años después la familia decide ir a vivir a Inglaterra, lugar donde Marcelo echa raíces y adopta como propio, pero sin olvidar su pasaporte canadiense ni su cariño por México.

Justo ahí, en el corazón de Londres, es donde este joven con tres pasaportes comienza a dar de qué hablar: Marcelo ha sido firmado por el Arsenal, un mítico formador de jugadores, una de las mejores canteras de Inglaterra.

Hoy Marcelo la tiene clara, él quiere jugar por México. El amor al país donde su padre nació, le da para no tener dudas, sin embargo esto podría cambiar, y ese joven que apenas habla español y que lo hace con un extraño acento, puede elegir jugar para otras dos naciones: Canadá o Inglaterra.

El amor por México se tiene que sentir, tiene que nacer del alma o simplemente no nacer. Hay casos de jugadores que optaron por la nacionalidad solo por negocio o como un mero trámite para poder firmar con un club y eso no es ilegal, pero nos hace cuestionar mucho su decisión.

Hoy un joven dice (tal vez) con orgullo que quiere ponerse la playera verde (o negra o blanca, ya no se sabe) para representar al país donde no nació, pero que por derecho le corresponde, al final de cuentas como dijo Chavela: los mexicanos nacen donde se les da la gana.

 

 

También puedes leer: Patada inicial | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

 

Total Page Visits: 898 - Today Page Visits: 3
Nota Anterior

América vs Chivas: ¿Quién ganará el Clásico Nacional? | Columna de Israel Miranda

Siguiente Nota

Encabeza el rector Alejandro Zermeño bienvenida al ciclo escolar 2020-2021