abril 22, 2024

Conecta con nosotros

Destacadas

Ruido, una película sobre la rabia de ser una cifra más

Publicado hace

el

La cinta que fue parcialmente filmada en San Luis Potosí retrata la situación del crimen organizado en México y su relación con la desaparición de personas

Por: Ana G Silva

“No estás sola”… es una frase que se repite una y otra vez en Ruido, la película de Natalia Beristáin filmada en San Luis Potosí, con esa línea breve la directora busca sensibilizar a los y las espectadoras en el tema de la desaparición de personas y la violencia contra las mujeres en México. El filme narra la historia de Julia, una madre -de tantas- que busca a su hija Ger, de quien no ha sabido nada en 9 meses; las autoridades se muestran incompetentes e indiferentes, por lo que decide recurrir a la ayuda de una periodista con la que emprende un viaje en el que se exponen varios casos de desapariciones forzadas y su relación con grupos criminales.

La película de 105 minutos logra cumplir con el propósito de hacer sentir la desesperación, el coraje, la tristeza y, sobre todo, la impotencia por las que pasan estas personas al no tener certeza del destino de sus seres queridos, lo que revela la dura realidad que vivimos las mujeres en México.

La trama no es solo la historia de una mujer que busca a su hija, sino muchas historias reales que se entrelazan y logran tener rostro y nombre. En cuanto al trabajo de filmación, lo más impactante son las tomas que permiten ver el rostro de quienes, con profundo pesar, cuentan la pérdida de sus familiares, ya que hace cuestionarse cuándo explotarán, pues mientras hablan su voz se parte, sus ojos se irritan, sus ojeras se pronuncian y su desesperación es latente.

Ruido reconoce el esfuerzo de las madres que luchan por encontrar a sus familiares, realizando un arduo trabajo que le corresponde a las autoridades, y se destaca su importancia como colectivo; también es un homenaje a la labor del periodismo mexicano al visibilizar el peligro que se corren cuando se exponen casos como estos.

Se debe entender que en ningún momento de la cinta se dramatiza o se muestra algo ficticio, pues se habla de los daños colaterales y la descomposición del tejido social. La trama deja tragos amargos que expone un problema real a causa de un sistema fallido.

“¿A poco eres de las que defiende monumentos?”, cuestiona una joven en la cinta antes de iniciar una manifestación feminista por víctimas desaparecidas. Ruido es un trabajo que intenta reivindicar a aquellos a los que se les debe empatía, pues es el dolor de ser parte de “una cifra”, lo que llena de rabia y da motivos para salir a destrozarlo todo.

La película puede verse a través de la plataforma de Netflix y ha cobrado una notoriedad especial en San Luis Potosí, esto debido a que muchas de sus escenas fueron grabadas en diferentes locaciones de la ciudad.

También lee: Recomendaciones del cine de Ridley Scott | Columna de Mario Candia

#4 Tiempos

Igual y esto nunca se trató de ciclovías | Columna de Bernardo Vera “Berni”

Publicado hace

el

De veras

Respetable Culto Público de La Orquesta. A partir de este momento quisiera compartir algunas reflexiones que vayan más allá de la realidad que este reportero alcanza a detectar en el ejercicio cotidiano de su labor. Aquellas que por respeto al canon periodístico no me permito contar para no subjetivar un hecho puramente noticioso… pero que están ahí. De veras. Aquellas pequeñas rutinas que hemos llegado a normalizar, pero demandan un análisis profundo para que no queden en el abandono público. Luego estará que coincidamos o discutamos en lo mismo, pero con el único propósito de poner el ojo ahí, y no los volvamos a ignorar.

Y para comenzar, quiero permitirme hablar de movilidad sustentable sin hablar solamente de ciclovías o de bicicletas. Y no porque yo tenga algo en contra de ellas. De hecho, si me lo permite, quiero hacerlo como ex ciclista urbano que soy –y es que lo de “ex” viene por una bicicleta que me robaron en plena Plaza de Armas, y por la que no ha habido respuesta por parte de la Fiscalía del Estado, pero esa es harina de otro costal–.

Por ello, me disculpo de antemano si usted cree que este es otro texto sobre el retiro o permanencia de las ciclovías. No obstante, tampoco vengo a desestimar los esfuerzos que colectividades, sociedad civil y otras organizaciones han logrado en esta materia.

Entonces… ¿a dónde pretendo llegar con esto? A que la movilidad sustentable no merece limitarse a ese concepto.

La armonización de la Ley General de Movilidad y Seguridad Vial por parte del Congreso del Estado de San Luis Potosí debería ser una garantía de espacios para libre tránsito de quienes se desplazan por métodos alternativos al automotor. Eso, suponiendo que las y los 9 diputados que pidieron licencia, hayan dejado bien encargado el tema a sus respectivas suplencias.

El proyecto de movilidad para la capital potosina debería asegurar la permanencia de los espacios ya existentes y preparar a la ciudad para la dispersión homogénea del parque vehicular. Eso, suponiendo que el Implan no vaya a “reciclar” los proyectos de las anteriores administraciones, como se señaló en días pasados.

El gobierno del estado ya dijo que sí quiere entrarle al tema de movilidad y de las ciclovías, siempre que se haga con responsabilidad, y no como las “porquerías” que dejaron los otros. Eso, suponiendo que sí se vayan a considerar a los sectores comercial, urbano, colectividades, sociedad civil, peatones, choferes de transporte público, usuarios de bicicleta, personas con discapacidad… y un largo etcétera.

Pero el problema no está en los casos antes mencionados. Aquí me conviene cuestionar si se trata realmente de políticas públicas en materia de movilidad –o nos conviene a usted y a mi, si es que coincidimos en esta parte–

. Hablo de ese taxista, de ese valet parking, de ese refresquero, o de esa señora que va a comprar sus burritos, quienes por ofrecer o adquirir servicios, se valen de la zona de ciclovías como área para estacionarse. La creación de nuevas leyes, normas y reglamentos, todavía dista muchísimo de su ejecución y cumplimiento.

Sí, estoy hablando de la ciclovía de Venustiano Carranza, pero la misma situación se replica frente al panteón del Saucito o en la avenida Himno Nacional. ¿Uno merece exponerse a que se lo lleve el ruta 9, nomas por su “ahorita me quito”? ¿O que un ciclista deba sortear a los transeúntes sobre la banqueta, porque le invadieron el espacio confinado exclusivamente para su uso?

Por eso digo que igual y esto nunca se trató de ciclovías, pero que nadie se confunda, no toda la culpa es de la ciudadanía.

Una solución a esto es, como casi siempre ocurre, dejarle el problema a los que siguen. Aprovechar la odisea electoral, donde los más avispados lo tomarán como estandarte de una campaña que eventualmente se convertirá en una promesa incumplida, pues una vez en el cargo, harán todo lo que esté al alcance para darle largas al asunto, como foros de debate, reunión de comisiones, sesiones extraordinarias, así como otros mecanismos de simulación –como aquella letanía del “lo vamos a revisar”–… y un largo etcétera.

Desde luego que en materia de políticas públicas, la autoridad todavía tiene una labor pendiente muy grande. Como los cruces, puentes y corredores peatonales; rutas de transporte suficientes, seguras y eficientes para la conectividad de toda la ciudad; libre tránsito de scooters eléctricos, patines, sillas de ruedas y otros dispositivos usados para la movilidad; la garantía de no exponernos a un accidente por circular en motocicleta; o que ya no habrá más bicicletas blancas en los postes de la ciudad.

¿Cómo? En el cumplir y hacerle cumplir a la ciudadanía esas leyes, normas y reglamentos.

También lee: Descanse En Punk, Héctor el ‘Kanikas’

Continuar leyendo

Destacadas

Legisladora de SLP pide a Cámara de Diputados que aprueben reformas a la Ley de Turismo

Publicado hace

el

Liliana Flores comentó que la iniciativa beneficiará a todo el turismo de la entidad y del país al adicionar la categoría de “Turismo de Aventura”

Por: Redacción

Hace unos días, el Congreso del Estado aprobó someter a la consideración de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, para su trámite legislativo, la iniciativa que plantea reformar diversos artículos de la Ley General de Turismo, para incluir en su capitulado el turismo de naturaleza, y fomentar acciones de accesibilidad para las personas adultas mayores.

Ante esto, La Orquesta entrevistó a Liliana Guadalupe Flores Almazán, legisladora local y promovente de dicha iniciativa, quien declaró que esto es un llamado para que los miembros de la Cámara de Diputados revisen la Ley General de Turismo:

“El turismo es una actividad que debemos de impulsar, esta necesidad de revisión y esta propuesta que nosotros hacemos desde el Congreso de San Luis Potosí va encaminada a que se actualice y que se revise”.

La legisladora del Distrito XIII indicó que dicha propuesta será con el objetivo de atraer más turismo en todas las zonas de la entidad potosina.

Flores Alamzán resaltó que en San Luis Potosí fue de donde salieron estas propuestas, la cual buscará adicionar la categoría de Turismo de Aventura en La Ley General de Turismo.

Finalmente, la diputada panista confía en que la Cámara de Diputados apruebe estas reformas a la Ley General de Turismo:

“Al final de cuentas, los diputados federales nos representan a todos y es su responsabilidad escuchar las voces de cada unos de nosotros, entonces confío en que así lo harán y confío que esto desencadenará en una revisión a la Ley General de Turismo y esto beneficiará al turismo de todo México”.

También lee: Se buscará mayor presupuesto para Pueblos Mágicos de SLP

Continuar leyendo

Destacadas

Crimen organizado coloca sus propias cámaras de vigilancia en SLP

Publicado hace

el

El secretario de seguridad detalló que las usan para observar los movimientos de las autoridades y de otras agrupaciones criminales

Por: Redacción

Guzmar Ángel González Castillo, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) de San Luis Potosí, dio a conocer que en lo que va del año se han desmantelado cuatro redes de videovigilancia del crimen organizado.

El secretario de Seguridad detalló que los dispositivos fueron encontrados en colonias de los municipios de Matehuala y San Luis Potosí. Agregó que estos son utilizados para observar los movimientos de las corporaciones de seguridad pública, así como de agrupaciones criminales antagónicas.

“Ya se han asegurado algunas de las cámaras. Ustedes han tenido conocimiento de que hemos tenido eventos en Rioverde, Ciudad Valles, Matehuala y aquí en la misma capital”.

El titular de la SSPC comentó que estas detecciones se lograron gracias a las denuncias ciudadanas, ya que reportan que las cámaras no son propiedad de los vecinos y personas ajenas llegaron a colocarlas.

También lee: Fiscalía de SLP capturó al segundo implicado en el homicidio de “El Tiburón”

Continuar leyendo

Opinión