#4 TiemposColumna de Ricardo Sánchez García

Río Paisanos al olvido | Columna de Ricardo Sánchez García

Sin partitura

 

En septiembre de 2013 fue noticia en la capital potosina el desbordamiento del conocido Río Paisanos, arteria natural del flujo vital ahora invadido por el crecimiento urbano, mermado por el incontrolable apetito demográfico, derruido por la inaplicabilidad de la normativa municipal e inundado de peligrosas sustancias químicas cuyo origen industrial parece anónimo.

En opinión del Dr. Germán Santacruz de León, investigador de El Colegio de San Luis A.C., cuando escuchamos la palabra río, uno tiene la idea de que ahí fluye agua, pero no siempre sucede, pues los arroyos intermitentes como el Paisanos sólo permiten la salida de los escurrimientos de esa zona en tiempo de lluvias.

“No se sabe cuánta agua pasa por ahí porque no hay estudios claros. Río Paisanos es una micro cuenca al interior de la cuenca cerrada del Valle de San Luis. Cualquier mal uso que se haga provoca problemas como contaminación e inundaciones” dijo el investigador para quien este tipo de arroyo no permanente debe ser recuperado como recurso natural pues “su restauración podría ser desde la vigilancia de los desarrollos inmobiliarios para quienes se debe establecer una delimitación”.

El arroyo ubicado en la Garita fue afectado por los desarrollos inmobiliarios, pues terminaron dañándole con descargas de aguas residuales que bajan al parque Tangamanga. Las autoridades con obligación legal de atender estos problemas son la Dirección de Ecología del Municipio, la Secretaría de Gestión Ambiental, aunque el Interapas también es otra autoridad encargada de vigilar el tema de las descargas y otros, señaló el académico.

Para el abogado ambientalista Daniel Jacobo Marín, el Río Paisanos es más visible en la zona urbana, pero realmente viene desde Mexquitic. Como es un río de poco caudal e intermitente pasa invisibilizado, pero podríamos hablar de varios paisanos que pasan por ejidos, aunque las aguas que le alimentan provenientes de las lluvias se aprovechan poco.

Los ríos urbanos más estudiados en San Luis Potosí son El Españita y El Santiago, funcionan como rio, como vías de automóvil y como espacio de recreación por temporadas, porque se aprovecharon para infraestructura, “el Paisanos tiene un caudal vivo, pero no se le ha dado un cuidado y un proyecto para construcción por estar justamente en el norte de la ciudad, la parte que menos desarrollo ha tenido” menciona el abogado Jacobo Marín.

El también investigador considera mucho más importante dejar el Río Paisanos como un ente vivo para la ciudad. «En definitiva, el Río Paisanos está muy abandonado por parte del municipio a quien correspondería la atención, para el Río Españita sí ha habido un proceso de conservación y rehabilitación y al Paisanos lo tienen olvidado», denunció en entrevista.

“El descuido que se tiene del Río provoca que las partes bajas sean las más afectadas a quienes generalmente les llega toda la basura. Aun así, con un buen proyecto el agua se podría aprovechar”, señaló el abogado Jacobo Marín.

El ingeniero Antón Araujo Velázquez, Catedrático de la Universidad Potosina resaltó la importancia de atender el problema de la basura que llega como contaminación de la cuenca y por lo menos librar de partículas grandes que obstruyan el libre paso del agua. El también académico habló de la importancia de prevenir que la urbanización deje de crecer hacia la serranía y lugares de agua.

“Se debe prever que haya buenos sistemas de recolección de basura y que los alcantarillados sean libres de estos obstáculos pues con una hidrología urbana buena el agua llegará menos contaminada al dren natural llamado Río Paisanos”.

Recientemente supuestos expertos en desarrollo urbano, paisajistas de la ciudad, arquitectos y constructores han visto al sitio como una oportunidad de establecer espacios más seguros y de recreación familiar, lo que podrían lograr con la creación de parques lineales para contrarrestar los índices de inseguridad en la zona. Ganarle espacio al espacio en favor de las familias respetando la belleza natural del área es la meta, han dicho públicamente. Las colonias favorecidas con este tipo de proyectos serían Mártires de la Revolución, Las Flores y Plan Ponciano Arriaga, cercanas a la periferia de la capital.

Pese a que Protección Civil en los últimos años ha difundido información asegurando el control de situaciones de riesgo ante las lluvias y señalando con cierta seguridad nulas posibilidades de desbordamientos, los vecinos del lugar mantienen sentimientos de constante alerta pues saben la incertidumbre en que viven mientras no exista una planeación profunda para fines de prevención a la altura de las latentes incontinencias.

Pero las inundaciones no son el principal reclamo de la ciudadanía que vive alrededor el río.

Entre los vecinos existe una inconformidad constante, traducida en denuncias por inseguridad del lugar, falta de aplicación de sanciones para los contaminadores y ausencia de vigilancia de prevención del delito por autoridades municipal.

 

@RicSanchezGa

También lea: Tres martirios anunciados | Columna de Ricardo Sánchez García

Nota Anterior

Gay Marketing | Columna de Paúl Ibarra

Siguiente Nota

Sebastián Pérez García justifies failures in transparency