#4 TiemposColumna de Óscar EsquivelDesafinando

Las bondades de mentir | Columna de Óscar Esquivel

Desafinando

 

En la vida nos encontramos con hombres morales, ellos son una especie de seres que viven en la sencillez, pero no por su estilo y forma de vida carecen de atractivos. Singulares a su manera, simpleza con gracia, vida fácil pero metódica e ideas no cuadradas, reconoce que para logar hacer y construir grandes cosas, hay que comenzar por realizar elementos sencillos, con mesura y bien hechos.

Es un ser que, para generar grandes efectos, ha sido o está formado por minúsculas acciones, pequeñas causas que hagan sentir crecimiento. Es perceptible a las evidencias de la realidad, donde en ocasiones no puede percibir los sentidos de otros. La forma cómo analiza le permite incurrir en el universo de las ideas y la moral.

La simplicidad como se toma la vida, dará como resultado una gran atracción hacia el conocer el espíritu del hombre. No es como se maneja ahora lo sofisticado, contrario a lo sencillo y permea en una sociedad de consumo con lujos y superficialidades, en lugar de concentrarse en el bienestar personal y colectivo… algunos lo llamarán bondad.

La bondad, podría ser una rareza. Sin embargo, somos más los que deseamos el bien de todos, demostrándolo con un comportamiento colectivo simple, obedeciendo la ley y dejando la censura de las gentes por aquellos males que les ocurre.

No sería premisa que todos somos malos o que los hombres buenos están escasos, a nadie se le puede catalogar como bueno, ni malo, eso se le observará en sus acciones y el resultado.

Bondadoso, bueno, altruista lo somos todos hasta que se demuestre lo contrario, una forma sencilla de descubrirnos.

EL PAÍS, EN RECESIÓN

Una masa territorial de grandes contrastes naturales, sociales y culturales, dirigida por señores de buena cuna, buena madre, buen padre, ejemplo de amigos y, sin embargo, se hincan frente a las riquezas, admirándose de la fortuna de otros, en ese momento al servidor público cambia la acción buena por ser un accionista de la bolsa de valores.

Vemos como está polarizado nuestro México, no sólo en política, en la calle, con los vecinos, las iglesias, el estado mexicano. Estamos acabando con los elementos de identidad, de formación única, estamos acabándonos unos a otros y sin embargo “nadie es malo, ni deja de ser bondadoso”.

El proyecto de nación del presidente debe ser de todos, no solo de la cúpula del poder. Si bien la cuarta transformación bajo el mandato de Andrés Manuel López Obrador goza de gran popularidad y respaldo de muchos sectores sociales, es también la generación de incertidumbre sobre todo en el bienestar.

Los empresarios han comenzado a reservarse ahorros que tenían designados a la inversión de proyectos. La inversión extranjera se ha detenido prácticamente en todos los estados, se merma la industria turística por caprichos o simplemente por desconocer el alcance del sector.

Estamos a un paso de la recesión económica, dos trimestres sin crecimiento es la antesala del avistamiento de una recesión, es decir la casi paralización de la economía. Es verdad que se tiene reservas suficientes para afrontar la crisis, la tasa de interés se mantiene (podría disminuir). Existe buena recaudación fiscal, esto haría más llevadero el ciclo económico en puerta, sin embargo la caída de generación de empleos, el poco gasto gubernamental en obras, la paralización de inversión pública y los conflictos externos económicos entre China y Estados Unidos, abonarán más a la crisis que se avecina y posiblemente el gobierno morenista no le quedará otra que reconocer la entrada de la recesión en los próximos meses.

EL PRI, EL PLEITO ENTRE COMADRES.

Es de todos conocidos, propios y extraños, el apoyo incondicional de gobernadores, diputados, dirigentes actuales y pasados, presidentes municipales, o aquellos que viven del presupuesto fuera y dentro del partido. El apoyo incondicional al famoso Alito, exgobernador de Campeche que vive en una casita de 40 millones de pesos, que ha violado los acuerdos de no rebasar los gastos de campaña, se mueve en avión, en caravanas de camionetas, en fin, un derroche de recursos de dudosa procedencia y, aun así, la cúpula incólume. Solo basta ver fotografías de quien lo apoya para conocer cuál será su estilo de dirigencia. Es tan cínico su discurso que primero habría que recordarle que, para recomponer al partidazo, es necesario saber, conocer, estudiar mucha política económica y social, para plantear de manera puntual cuál es la ideología del partido que definiría el rumbo. El instituto Reyes Heroles no es suficiente, porque en estos momentos se comportan como ultra derechistas más activos que los propios panistas.

En su discurso del debate, Alito, acusa a los críticos de dividir al partido, cosa más equivocada. El caos, la confrontación, la falta de diálogo, de cerrazón, la han hecho ellos, no la militancia libre y crítica.

Aquí en San Luis Potosí, llaman al diálogo quienes hicieron la gran hazaña de llevar al abismo al priismo potosino, eso es ser sinvergüenzas, se sabe de varios diputados, que realizan giras al interior del estado llevando la “palabra de dios” buscando la reconciliación, que se les perdone por sus atrocidades políticas, son los Judas de verde y rojo.

En el voto militante está la respuesta, si el señor aspirante a rey del PRI, Alito, alias Alejandro, empeña su palabra por escrito y jura ante su madre o padre que no buscará la presidencia de la república en el 2021 y respetará los procesos democráticos con piso parejo, entonces se le creerá el 2%, el resto sería especulación.

Amigos: No se pierdan las últimas semanas de la exposición de la pintora Carmen Esquivel, museo Francisco Cossío Casa de la Cultura.

Nos saludamos pronto.

También lee: Intolerantes hasta morir: bufones vs feos | Columna de Óscar Esquivel

Nota Anterior

(VIDEO) Comercios en Juan del Jarro, a la quiebra por culpa del Interapas

Siguiente Nota

Presidenta del DIF de SLP entrega apoyos en Sta María del Río