febrero 6, 2023

Conecta con nosotros

Destacadas

Joaquín Antonio Peñalosa, el centenario del intelectual más grande de SLP

Publicado hace

el

Escritor, académico, filántropo y sacerdote, la memoria de la ciudad ha sido injusta con una de sus mayores figuras culturales

Por: Ana G Silva

Joaquín Antonio Peñalosa habría cumplido 100 años de vida el pasado 9 de enero. El padre Peñalosa, como lo conocieron la mayoría de las personas en San Luis Potosí, fue un sacerdote católico, escritor y académico potosino, que es, posiblemente, el intelectual más importante que ha dado el estado. Para conmemorar este centenario, conversamos con David Ortiz Celestino, editor y gestor cultural, quien es una de las personas que mejor conoce la obra del escritor, pues estuvo a cargo del proyecto “Caminando, camina el manantío. Poesía reunida”, el cual agrupa todo su trabajo de ese género.

Ortiz Celestino apuntó que a pesar de las aportaciones que este intelectual le trajo a San Luis Potosí, no ha tenido el reconocimiento que merece en la memoria cultural del estado y detalló la obra de Joaquín Antonio Peñalosa es de “lo más importante que tenemos”, pues fue el intelectual más sólido que ha tenido la ciudad, esto gracias a su trabajo de poesía, periodismo, crónica y crítica literaria. Agregó que este personaje fue un autor multifacético; también destacó por su labor filantrópica.

El gestor cultural señaló que, en San Luis Potosí, “no existe otro intelectual del tamaño de Peñalosa, aunque hay grandes poetas como Manuel José Othón, que es el máximo exponente de la poesía en el estado y como cronista Rafael Montejano y Aguiñaga, lo que reunía Peñalosa fue un aporte mayor a la cultura”.

“Es curioso que esté escondido, cuando hizo mucha labor de rescate de autores potosinos, hay mucha injusticia en su recuerdo, en las instancias culturales y gubernamentales. San Luis es muy injusto con sus personajes culturales, Peñalosa tiene casi 24 años que murió y no se ha hecho gran ruido, salvo un libro que se publicó en 2019 y los homenajes por su centenario que el Colegio Nacional, la Academia Mexicana de la Lengua, Letras Libres y Gabriel Zaid, uno de los más grandes intelectuales mexicanos, le hicieron, pero fuera de eso, hay olvido, hay omisión bastante grosera”.

David Ortiz aseguró que el estado no le ha dado a Joaquín Antonio Peñalosa el sitio que merece; aunque, agregó, forma parte del rescate de 300 artículos de sus últimos 5 años de vida en un libró que se titulará “Día con día. Colaboraciones periodísticas 1988-1997”. Añadió que este olvido de autores destacados potosinos es generalizado y en él también se encuentran: la poeta Juana Meléndez; Antonio Castro Leal, escritor y crítico académico; Jorge Ferretis, cuentista de Rioverde; Jesús N. Noyola, el primero en escribir un análisis de Ramón López Velarde con su libro “Las Fuentes de Fuensanta”; el narrador, traductor y periodista David Ojeda; el poeta Félix Dauajare Torres; entre otros.

El compilador de la obra de Peñalosa indicó que entre los escritos más destacados del sacerdote se encuentran sus poemas y su crítica literaria; apuntó que también realizó varios prólogos y estudios introductorios de Cicerón, Tácito, John Milton…

“Joaquín Peñalosa tiene varios libros de poesía que ya se juntaron en el libro “Caminando, camina el manantío”; también es un escritor humorista como en su libro “Humor con agua bendita” o “Más humor con menos agua bendita”. Tiene un libro que se llama “Vida, pasión y muerte del mexicano”, de ese libro yo tengo la edición 31, imagina reeditar 31 veces un libro, eso significa que se imprimieron más de 100 mil ejemplares. Fue el único que estudió la obra de Francisco González Bocanegra en el Himno Nacional; la Universidad Autónoma de San Luis Potosí le hizo un homenaje en el 75 aniversario de autonomía e imprimió dos libros: “Alrededores de Sor Juana” y “Francisco González Bocanegra Vida y Obra”

”.

El editor y gestor cultural comentó que el estilo de Peñalosa era muy variado, aunque siempre se distinguió por lo divertido que resultaba y su claridad, que lo hacían simple, sencillo, a veces llano, al tiempo que entendía y diferenciaba a los latinos, a los griegos y a los españoles clásicos como pocos.

David describió a Peñalosa como un humanista que abarcaba muchos ámbitos: “El tema es que el hecho de que era una sacerdote católico ha eclipsado sus aportaciones culturales ante los ojos de los estudiosos literarios, sin embargo, como poeta debería estar en el panteón de la literatura mexicana al nivel de Othón, el poeta más importante del siglo XIX en México; y como cronista igual. Tenemos el elefante en la casa y nadie lo ha visto”.

En cuanto al lugar que ocupa en la vida pública, David Ortiz Celestino recordó que muchas personas lo tienen presente por el programa de televisión “Camino a Belén”, una especie de Teletón, en donde los radioescuchas en los años 70 y los televidentes en épocas posteriores llamaban para hacer sus donaciones para los niños del albergue “El Hogar del Niño”, que él fundó. A ello se debe sumar que su oficio religioso en una ciudad tan cercana a la iglesia, le permitió ser apreciado en las cúpulas más importantes del gobierno y la sociedad.

Ortiz Celestino comentó que Joaquín Peñalosa y Félix Dauajare pudieron elegir irse de San Luis Potosí, pues, en ese momento, era necesario migrar a la Ciudad de México para destacar, en ella pudieron destacar, pues fueron alumnos de maestros como Pedro Garfias, Concha Urquiza, Alfonso Reyes, Alfonso Caso, Juan Jose Arreola, Juan Rulfo y José Vasconcelos:

“Fueron amistades cercanas de ellos y San Luis Potosí empezó a tener maestros, pero también esta generación de maestros terminó oxidando todo, esa de los 70, pues fueron jóvenes que decidieron quedarse y decidieron ser caciques culturales y a ellos los culpaba de haber oscurecido la imagen de estos personajes (Joaquín Antonio Peñalosa y Félix Deuajare), no tenían la academia de enaltecer a los personajes que configuraron San Luis Potosí”.

Finalmente, David Ortiz Celestino manifestó que, después de Joaquín Antonio Peñalosa, San Luis Potosí no ha podido ser un lugar de crecimiento cultural y aunque están todos los talentos en un lugar conectado con todos los estados, en el centro del país, ha faltado sensibilidad por parte de las instituciones culturales y de la iniciativa privada para que la cultura crezca:

“Afortunadamente hay muchos espacios culturales donde pagas, pero eso no se lo debemos a los gobiernos, sino que es una iniciativa privada de artistas, es necesario que secretarías de cultura estatal y federal y dirección municipal apoyen, no trayendo festivales de letras donde no apoyas a autores locales y que son de puro relumbrón, ellos son los que deben apoyar a la cultura local”.

También lee: Alcaldesa asegura que a Real de Catorce le urge un nuevo acceso

Continuar leyendo

Destacadas

Mitsubishi podría llegar a SLP: Sedeco

Publicado hace

el

Valladares Eichelmann dijo que sostuvo una reunión con ejecutivos de la empresa para invertir en un proyecto de energías renovables

Por: Redacción

Juan Carlos Valladares Eichelmann, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) de San Luis Potosí, mencionó que recientemente sostuvo una reunión con directivos del corporativo Mitsubishi, quienes están interesados en generar un proyecto de inversión para la producción de energías limpias en Villa de Reyes, con la producción de más de 40 megavatios de energía eléctrica,

El secretario de Desarrollo Económico dijo que San Luis Potosí ha evidenciado una vocación natural para la producción energética, y subrayó que debe aprovecharse toda la infraestructura que se ha creado, con el fin de ser un productor de energía eléctrica y tener en puerta proyectos para la generación de energías limpias, que vendrá a significar una importante ventaja para la zona industrial y para los proyectos de producción en la zona.

“Es importante generar una nueva industria en el estado, una industria cuya característica sea más de beneficios y con un perfil claro hacia la conservación del medio ambiente

” apuntó.

Valladares Eichelmann señaló que Ricardo Gallardo Cardona, gobernador del estado, no ha quitado el dedo del renglón en que San Luis Potosí evolucione hacia la utilización de energías limpias y que los proyectos industriales durante su administración se realicen bajo una característica de sustentabilidad y con responsabilidad social.

“San Luis Potosí está de moda, hay que aprovechar el momento que está viviendo en estos momentos nuestro estado, se debe valorar este momento que es histórico y que en lo subsecuente traerá enormes posibilidades que definirán nuestro presente y sin duda la ruta que caminaremos hacia el futuro” finalizó.

También lee: La estabilidad y visión de gobernanza atraen las nuevas inversiones: Torres Sánchez

Continuar leyendo

#4 Tiempos

Así fue: El evento de BMW y mi pijama | “Cronicrítica” de Jorge Saldaña

Publicado hace

el

Crónica

El fin de semana físicamente estuvo en San Luis Potosí el presidente Andrés Manuel López Obrador… pero como si no hubiera estado. El espíritu de la cuarta transformación, el presidente cercano, el del pueblo, el del mensaje cautivador o reaccionario y el que nos llevaba hasta la emoción, este fin de semana estuvo ausente.

¿En dónde está el Andrés Manuel del pueblo, el que saludaba a la gente buena, el accesible, el que nos mantuvo tras 18 años de intentarlo hasta verlo presidente?

Lo que vino hacer en este febrero en San Luis Potosí, marca un “antes y un después” se lee en los comunicados oficiales y es cierto: es un antes y un después en una materia muy específica, pero es un antes y un después trascendental porque ya perdimos al caudillo sensible, al que se rodeaba de gente porque quería…y, parece, ya no quiere.

Andrés Manuel estuvo en San Luis. Estuvo pero no estuvo. Se reflejó, por primera vez, como un vampiro: sin poder verse en el espejo.

Llegar al 3 de febrero para concretar el deseado anuncio de la ampliación de la planta de BMW con una inversión de 16 mil millones de pesos (eso de 800 millones en Euros confunde…) no es poca cosa, mucho menos si se contempla que en nuestro territorio se ha dado el primer paso en Latinoamérica para producir baterías de altísimo desempeño para vehículos eléctricos al mismo tiempo y en el mismo lugar.

Es, y que me corrijan los conocedores, la inversión extranjera más importante de su sexenio. Hay más y más fuertes, pero no directas de una sola marca a un solo estado sin intervención del “Estado” con mayúscula. Las grandes y suntuosas no son de una sola mano. Ni la de Sonora con las disculpas que merezca don Marcelo Ebrard al que su “niño Montessori” le aconseja tener “exclusivas” absurdas en cada lugar al que va.

Los antecedentes para que ocurriera lo del pasado viernes aquí, datan desde la administración de Fernando Toranzo y aquel viaje que hizo junto a Fernando Macías a Alemania en el que una rubia funcionaria de BMW de casi dos metros de altura, los llevó conduciendo a 250 kilómetros por hora a las oficinas centrales en Múnich. (El doctor de Venado, cuando se enteró de la velocidad, le rogó en franco español: “Baaaajale güeraaaaa”… luego se las cuento.)

A BMW se le ha dado todo y desde el principio. Se les ha atendido y correspondido. La empresa también -hay que decirlo- con sus “asegunes”.

En esta ocasión, en el “electrifiquemos San Luis” y la apuesta de la “electromovilidad” que se consiguió, el propio canciller Marcelo Ebrard tuvo que intervenir en las últimas rondas de negociaciones que comandó (sin tener el reconocimiento justo) desde el estado, Juan Carlos Valladares Eichelman, de la mano del gobernador Gallardo y el secretario general, Guadalupe Torres Sánchez.

El mismo presidente de la República lo anunció por anticipado (lo que casi tumba un año de trabajo, por cierto…) y tuvo que estar presente como un aval del sustancioso acuerdo.

No, no se van a construir vehículos eléctricos de la marca en San Luis Potosí, al menos no por lo pronto. La inversión se ejecutará para ampliar la planta que ya se tiene y construir en un terreno anexo (regalado también) la “eFactory” que desarrollará baterías de la más alta gama por su duración, voltaje y capacidad de almacenamiento contribuyendo así a la transición energética en el segmento vehículos.

Será hasta 2027, que veamos el primer auto eléctrico construido en San Luis. Por lo pronto se generarán 300 empleos directos, lo que parece poco para el tamaño de la inversión, pero que se incrementarán a 2 mil paulatinamente sin contar con la detonación económica, instalación de proveeduría satélite, re valoración de terrenos, desarrollo inmobiliario, comercial y hasta educativo (¿Si saben que una de las condiciones para su instalación es que en todas las escuelas públicas se enseñe inglés verdad?)

Pero el paso se ha dado y, se quiera ver o no, San Luis Potosí se coloca una vez más en un lugar privilegiado en el mundo en materia de innovación tecnológica en el sector automotriz.

Del evento en si mismo no hay mucho qué decir: fue más frío que el viento, más restrictivo que estar en jaula, y más insípido que taco de sal pero con pura tortilla.

Lo resumo rápido: Llegar, tener registro, formarse en fila, marchar, meterse a un corral de vallas, sentarse y pararse a voluntad de los organizadores, y hasta abstenerse de lo básico hasta recibir indicaciones. (En una empresa como la instalada aquí…hasta hace sentirse incómodo, porque ni en La Pila, me cuentan, tratan tan feo y son tan restrictivos…)

El mensaje no verbal del presidente era de hastío y cansancio. El verbal parecía dedicado a otras audiencias. Careció de fondo, al grado que se contradijo cuando se explayó sobre el “escurrimiento” del bienestar. El presidente llegó visiblemente cansado, agotado, con la mente ausente y tuvo que componer discurso al vuelo: “…Por eso el Estado tiene que llegar a la gente, porque la derecha voraz se queda todo…no como esta empresa que si paga bien…) Ufff”.

A la prensa se le trató con la punta del pié pero ya no nos quejamos

, diez años antes y todos hubiéramos salido en desbandada y que se queden con su evento. Perdón pero ¿A quién interesaba socializar el logro…? ¿Quién fue el beneficiado por la presencia del círculo mediático potosino?

Señores de Alemania: Tenemos mucho que aprender de ustedes, es cierto. Pero ustedes también de nosotros ¿sí lo saben verdad?. (Me vino a la mente aquella canción de Emanuell “tengo mucho que aprender de ti mi amor…”)

Crónica veloz como un “eme dos” : BMW está rodeada de soldados. El clima es frío. Te formas en una fila, te registras, te ponemos un sello, no te retrases, aprisa, metete a tu corral, no te pares, no te sientes, no salgas, no preguntes y no te puedes salir.

Así trataron a todos. No importaba si eras un simple reportero como el que esto escribe o el rector de la UASLP, el presidente municipal de la capital, secretario de Villa de Reyes, presidente del Consejo Potosí, empresario dueño de los terrenos que te regalaron, jefe de tu jefe, o “me he ido a Marbella con tu patrón”. Los robots BMW estaban programados para la restricción (De buen modo y con “por favor y gracias” pero restrictivos y severos al fin y al cabo).

¿Mensaje?

Caray, Culto Público, no hubo… y el que hubo no era para esa audiencia.

¿Formas?

Sí… asimétricas.

No se vio al Andrés Manuel rodeado de gente, saludando, con fotos, con abrazos, aquel cálido buen hombre se desapareció entre las líneas constructivas de los BMW más modernos.

Escondido y no se si hasta asustado. Le dio frío (Y además hacía, por eso corrió por su bufanda).

Bueno, ni a Ricardo Gallardo, al gobernador que le gusta de llegar con banda que cante fuerte la de “Yo soy de San Luis Potosí”… se le vio cómodo. Su discurso muy cerrado, muy frío, no hubo el “y que VIVA San Luis Potosí…” No hubo saludos.

A la propia gente de BMW se le prohibió, creo que hasta por oficio, (que no confirmo porque no me han hecho llegar el memorándum) no saludar a nadie, no distraerse con las autoridades.

El contraste es astronómicamente distante con la sangre caliente, sudor frío y lagrimas contenidas que significaron de ida y vuelta las negociaciones que en momentos se pusieron más tensas que las cuerdas de un violín o estuvieron a punto de derrumbarse hasta por sensibilidades humanas.

La instalación de BMW en suelo potosino tiene historia y ha trastocado estructuralmente a la Zona Metropolitana, al centro del Estado, al Bajío, al País, al continente entero y más allá del Atlántico si es que se hace un “ZoomOut” a las macro consecuencias.

Eso es de celebrarse, pero las formas en que se ejecutaron no reflejaron ese esfuerzo que en lugar de “celebración” pareció “sufrimiento”.

Soldados por doquier. Perímetros asegurados. A formarse, a decir su nombre, a llevar identificación, a caminar en fila, a mantenerse entre vallas, no pararse, no sentarse, no irse, no acercarse y no hablar. Disculpen lo repetitivo, pero no tengo diario como Anna F.

Al día siguiente, el sábado, Andrés Manuel tuvo otro evento en la capital del que nadie o pocos, se dieron cuenta: se reunió con los “servidores de la nación” con el presidente del Banco del Bienestar pero hubo una premisa: Cero invitados, cero prensa, cero ajenos, ninguna filtración… nada de calor de pueblo.

Andrés Manuel ya no es lo que era.

San Luis ya no es lo que era.

La prensa ya no es lo que era (hace menos de 10 años, con esos tratos-repito- nos hubiéramos salido todos a la botana y los hubiéramos dejado con su evento restringido en las manos) ¿Sí sabe BMW que eran ustedes quienes interesaba nuestra presencia verdad? Pues no lo pareció.

Ni modo. Quizás haya que cambiar de motor. Uno más eficiente. Más de pila y menos de combustión.

Solo que ahí no hay calor. Por eso el evento fue frío…como el viento.

Bienvenida BMW, gracias por tu confianza y beneficios…pero no nos vuelvas a invitar.

Me retiro para ponerme mi pijama a Rayas.

Jorge Saldaña.

También lee: “Netflix Potosí” | Apuntes de Jorge Saldaña

Continuar leyendo

Destacadas

Jaime Pineda fue liberado tras devolver 2.3 millones

Publicado hace

el

El ex secretario de Seguridad con Juan Manuel Carreras aceptó su culpabilidad en el delito de desvío de recursos

Por: Redacción

Jaime Pineda Arteaga, ex secretario de Seguridad Pública en el sexenio de Juan Mamuel Carreras, fue liberado este sábado luego de aceptar su culpabilidad de los delitos de uso ilícito de las atribuciones y facultades y ejercicio indebido de las funciones públicas.

El ex funcioario había sido procesado y al realizar el pago del daño causado al erario estatal que ascendió a 2 millones 300 mil pesos fue puesto en libertad.

Como renunció a un juicio oral, se estableció un procedimiento abreviado y fue que aceptó su responsabilidad en la comisión del delito y se le impuso una pena de dos años y seis meses, por lo que se le promovió la suspensión condicional de la pena y se ordenó su libertad.

Estuvo preso poco más de un año.

También lee: El caso de Jaime Pineda es sólo el inicio | Columna de Ángel Castillo Torres

Continuar leyendo

Opinión