Conecta con nosotros

Destacadas

#ExclusivaMundial | Entrevista con el COVID-19 en un burdel

Publicado hace

el

Es el asesino en serie más prolífico del siglo XXI, demoledor de economías e invasivo personaje principal de la geopolítica… Jorge Saldaña conversó con él

Por: Jorge Saldaña

Es el protagonista global de la década, quizás de la mitad del siglo. Millones de personas en el planeta lo tuvimos literalmente cara a cara, tan cerca como respirar o tan cerca como para dejar de hacerlo.

Es el asesino en serie más prolífico del siglo XXI, demoledor de economías e invasivo personaje principal de la geopolítica.

Villano no invitado y fenómeno mediático en el globo.  Sus pasos y rastros se han seguido, estudiado, enfrentado, controlado o padecido, pero nunca se le había entrevistado.

Por eso, La Orquesta.mx solicitó de forma espontánea y sin planeación anticipada la que parece ser la primera entrevista exclusiva con el personaje no invitado y más incómodo del planeta.

El encuentro se llevó a cabo en territorio enemigo, en un lugar pequeño, sin ventilación, húmedo, obscuro y repleto de gente, un verdadero banquete de la lujuria para el COVID… y para el reportero.

Sonaba “Stairway to Heaven” de Led Zeppelin. El ambiente se puso todavía más húmedo y más denso cuando comencé a percibir que el famoso solo de guitarra de Jimmy Page comenzó a ir más lento, más lento, más lento… hasta que se detuvo por completo.

Como un eco, escuché a capela la última frase de la melodía que alguien cantaba muy quedo: ”When all is one and one is all, that’s what it is…”  se detuvo el tiempo y comenzó la entrevista.

No tuve que hacer más nada, a mi mesa llegó el Covid, que estaba en todas las mesas, siempre estuvo.

Sin cubrebocas por favor. –Me pide.

–¿No se da cuenta que no lo traigo?, solo me lo pidieron en la entrada, aquí me lo quité.

–Yo no veo, no puedo saber si lo traes o no.

¿Por qué me pide entonces no traerlo?

–Por el mismo absurdo que acabas de decir. ¿Crees que solo estoy en la entrada? ¿Te parece que yo distingo la “entrada” de una mesa o de un cubierto o de una servilleta o del puño que saludas mismo con el que tallas un ojo?

–Antes de comenzar, ¿Cómo se que hablo con el COVID? Usted es un virus, hay millones de ustedes por todas partes como lo acaba de admitir, ¿como sé que usted es con quien debo hablar?

–¿No oíste la canción? “When all is one and one is all”

–Uy qué musical… qué sabio  (solté con sarcasmo), pero continúo: ¿Entonces son todos y es uno?

–Por supuesto, así como ustedes. ¿No se hicieron una sola “humanidad” contra el virus?

–Debo admitir que me asombra un poco esa pose de falsa sabiduría viniendo de un bicho asesino, de un virus mortal como usted, que además, según entiendo, lleva apenas minutos “existiendo” –digamos- y, que si no me infecta, en algunos minutos dejará de existir. ¿De dónde tan “sabio”?, y segundo ¿En realidad está “vivo”?

–No estoy vivo ni muerto, no estoy lo que ustedes llaman “vivo” técnicamente, porque no soy autosuficiente para replicar mi material genético, pero existo, tampoco estoy muerto, porque tengo información que hago fluir, hasta poder infectarte, llevarla a la proteína eso es lo que hago, lo único que hago.

–¿Lo único que hace? Si ha sacudido la geopolítica y la economía del planeta, ha devastado familias enteras, ha asesinado a niños, ancianos, hombres y mujeres de todo el orbe asfixiándolos sin clemencia.

–Sí, es lo que hago y solo acepto mi naturaleza, no intento explicármela, tú eres el que intentas que yo te la explique. Geopolítica, economía, edades, géneros, tiempo, esos no son conceptos naturales, esas son unidades y divisiones de tu especie.

 Incluso, ustedes como humanidad y nosotros los virus somos muy parecidos, pues técnicamente están vivos, pero últimamente solo se sienten que lo están si hacen fluir información, igual que nosotros y es lo único que hacen, ¿no es cierto?

–Definitivamente no, no es todo lo que hacemos y si me permite le recuerdo que yo soy el que está entrevistando y agrego en defensa que además de información, como especie, compartimos conocimiento, somos capaces de tener emociones complejas y esas capacidades nos ha hecho construir cultura, y transformar nuestro entorno, crear civilizaciones que transmiten y replican valores y creencias, en cambio –rebato– usted señor COVID solo es un virus asesino que además está perdiendo la batalla. ¿Qué tiene que decir a eso? ¿Por qué nos atacó?

–Yo no llevo, como afirmas, “minutos” existiendo, ni tengo “minutos” para dejar de existir si no estoy vivo ni estoy muerto. El tiempo es una abstracción creada por ustedes los humanos para explicar el movimiento del universo, dividirlo para darse orden, para nosotros eso no tiene ningún sentido, luego entonces el “momento” de atacar también carece del mismo.

–Su pose es muy soberbia, ¿no le parece?

–En su división del tiempo, llevamos millones de años existiendo con diferentes nombres, existimos incluso antes que ustedes y no tratamos de explicarnos el porqué tenemos que hacer las cosas, entonces millones de años o un segundo o un minuto, son abstracciones suyas. ¿Sabes que no soy ni el primer ni único virus cierto? Y no, no soy un asesino.

 –Sí lo es, ahí están las cifras de muertos desde que fue descubierto. Miles de familias que perdieron a un ser querido o a varios por lo que usted llama “su naturaleza”.

–¿Un león es un asesino por matar a una cebra?

–No, pero usted dista mucho de ser un león.

–“When all is one and…”

-Ay por favor, no se justifique otra vez con la canción. Entiendo que es su naturaleza y que no tiene sentido del tiempo ni se intenta explicar el porqué de las cosas. Simplemente existe y hace lo que debe de hacer, aunque eso ha trastocado de una u otra manera a la humanidad. No le puedo pedir tener conciencia evidentemente y como a otros virus antes, los hemos combatido con conocimiento, con ciencia generando una vacuna en su contra. ¿No le parece que causó demasiado daño, aun siendo esa su naturaleza?

–¿Ya te vacunaste? –Me responde.

–Pues de acuerdo a sus respuestas no es que le pueda importar, pero sí.

–¿Y la naturaleza no puede vacunarse?

–¿De quién?

–De ustedes

–¿Me está diciendo que los virus son la “vacuna de la naturaleza” contra el virus humano?

–Quizás.

–No lo sabe.

–Tu tampoco y quieres explicaciones de un organismo tan simple, que puso a temblar a sus creencias y abstracciones “complejas”.

–Pues ya estamos en semáforo en verde, las vacunas fluyen por todo el mundo y llegará el fin de su pandemia.

–Te repito que yo no veo. ¿Crees que a alguien ciego le importen los colores de lo que llamas semáforo? Es incluso muy curioso eso de sus colores, cuando te lo dije desde un principio que soy ciego. Ustedes distinguen colores y “restricciones” yo no. A mí me da lo mismo que un restaurante esté lleno a las 5 o a las 12, me da igual que te compres un bote de leche o una cajetilla de cigarros, no importa si estás de día o de noche en la calle, no me importa ni tengo noción de su abstracción espacio temporal y no, no me duele la muerte de nadie, esa también es abstracción humana, muy suya y sus dolores.

–Parece que está mutando en diferentes variantes y cepas.

–Es la naturaleza, ustedes también evolucionan, ¿no?

–¿Llegó para quedarse entonces?

–No llegué, siempre hemos existido.

–También las vacunas, la ciencia, el antídoto.

–No, no siempre, hasta que ustedes poblaron y devastaron en nombre de la ciencia al planeta… virus-vacuna como un ciclo, pero ¿quién es quién?

–Es usted muy altivo y soberbio para alguien que con un poco de gel deja de “existir”.

–Y el gel y el alcohol y su “economía” que crearon alrededor de nuestra existencia: ¿les ayudaron en algo?

–Sí, en detenerlos.

–Pregunta a los que ya no están. ¿Nos detuvieron? Pregunta incluso a los que generaron lo que llamas “economía” con nuestra presencia.

–Eso es muy indolente.

–¿Y qué es dolor?

–El que ha causado en muchos niveles a una civilización

–¿La civilización que está terminando con la naturaleza? Devastan, exterminan, agotan, consumen y devoran… ¿Van a lloran por una mala noche?

–Entonces insiste en que la naturaleza lo creó como vacuna contra la humanidad. ¿Es eso?

–Por lo menos yo sé para qué fui creado, no me pregunto por quién ni me desgasto en hacer lo que no corresponde a mi naturaleza…

–Por eso es solo un virus.

–¿Solo un virus? Me dijiste que “trastoqué” a lo que ustedes en unos miles de años le llaman “civilización”…

–Creo que debo terminar la entrevista. Ahora me doy cuenta por qué no lo habían entrevistado antes.

–Nadie me lo había pedido.

–Pues con razón. Le agradezco pues, y espero no encontrarlo pronto.

–Eso no lo controlas tú ni yo.

–¿Es amenaza?

–No, sigue con tus semáforos, tus vacunas, tus abstracciones de tiempo, muerte y dolor. Haz lo que te corresponda, yo haré lo mío.

–Buenas noches

–¿Buenas qué? …

Un mesero rompe con el momento. Regresa la música, termina la canción.

El empleado del lugar me trae la cuenta y le pido un poco de gel. Ya no puse atención a la siguiente melodía. Me coloqué el cubrebocas a la salida y regresé a mi hogar.

El lunes 18, fue el primero de “semáforo verde” en el estado. Siguen las restricciones pero se aumentan horarios y aforos. Se puede salir con menor miedo, con menos “culpa”, pero no dejo de preguntarme: ¿Me acabo de encontrar con un psicópata o debemos revalorar la naturaleza de la empatía?

También lee: La gira de la cartilla | Apuntes de Jorge Saldaña

Continuar leyendo

Destacadas

Hospital Central tiene un rezago del 100% en cirugías

Publicado hace

el

La Secretaría de Salud en SLP reconoció que las operaciones son reprogramadas hasta en cinco ocasiones a los pacientes de la capital

Por: Itzel Márquez

Daniel Acosta, titular de la dependencia habló sobre la situación en el nosocomio y las medidas que está tomando en el mismo.

El Hospital Central “Ignacio Morones Prieto”, el centro de salud más importante de San Luis Potosí, se encuentra rebasado en 100% en cuanto su capacidad para realizar procedimiento quirúrgicos, así lo reconoció Daniel Acosta Díaz de León, secretario de Salud en el gobierno de Ricardo Gallardo, lo que ha provocado la constante reprogramación de cirugías para pacientes en diversas áreas.

Acosta Díaz de León explicó los motivos por los cuales se ha producido esta situaciones, entre los que mencionó que el hospital normalmente tiene 250 camas y otras 100 en urgencias, lo cual da un total de 350 lugares, pero ahora con la construcción de las nuevas instalaciones, se encuentra contraído el espacio para dar un total de entre 180 y 190 camas; a esto se suma la pandemia de covid-19, lo cual obligó a cerrar consulta externa y tomando en cuenta que las cirugías electivas se programan ahí, se agravó el problema.

El secretario recalcó que antes de esta situación ya había una cantidad importante de pacientes cuyas cirugías se retrasaron, algunos ya se operaron en otro sitio, otros más por urgencias y área a la que se le ha dado prioridad, por lo cual, una persona puede ser reprogramada entre dos y cinco veces.

Otro factor que suma a este rezago es que el Hospital de Soledad, que es el principal apoyo para remitir a pacientes del Central; fue reconvertido hace año y medio, en hospital covid. En este 2021, se pretendía que las instalaciones del municipio de Soledad pasara a ser híbridas, pero la tercera ola de contagios lo obligó a permanecer como un centro de atención contra el coronavirus.

“Cuando viene alguna persona desde lejos tratamos de no regresarla, pero si es alguien de la capital y con posibilidad de volver a venir, lo “sacrificamos” para dar prioridad a personas del interior y para atender las urgencias”, aceptó Daniel Acosta.

En cuanto a las estrategias que seguirá la dependencia para atender este problema, el funcionario dijo que, se espera que a fin de año el Hospital de Soledad sea reconvertido a híbrido, para que siga atendiendo pacientes covid y que otra parte sea para pacientes con cualquier otro padecimiento, lo cual ayudaría a liberar un poco al Hospital Central.

Otra estrategia mencionada por Daniel Acosta, propuesta por el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), es que los fines de semana se lleven a cabo jornadas especiales de operaciones, en las cuales acudirían médicos especialistas en diversas áreas exclusivamente para cubrir este requerimiento: “esto resolvería el problema, pero solo de lo más urgente, lo electivo seguiría siendo un problema”.

Una medida para reducir el retraso en cirugías mencionado por el secretario de Salud es abrir los hospitales de Valles, Matehuala y Rioverde, para que sean un filtro y no lleguen tantos pacientes al Hospital Central.

Daniel Acosta apuntó que se espera que la nueva área del Hospital Central entre en funciones en aproximadamente seis meses, pues el primer paso de entregar todos los documentos necesarios a la Secretaría de Hacienda ya está cubierto, después es necesario esperar 20 días para la autorización, de ahí pasa al Insabi para el proceso de licitación, mismo que puede durar tres o cuatro meses, posteriormente se debe considerar el tiempo en el que llegará el equipo técnico.

Finalmente, vale recordar que al inicio de su sexenio, el gobernador Ricardo Gallardo afirmó que su antecesor, Juan Manuel Carreras, gastaba miles de pesos al mes para simular que las nuevas área ya estaban en funcionamiento.

Lee también: Policías de SLP usarán cámaras corporales

Continuar leyendo

Destacadas

Tere Carrizales acusa al gobierno de Gallardo de promover el aborto

Publicado hace

el

La ex candidata a la alcaldía de la capital se manifestó en contra de la campaña para erradicar el embarazo en niñas y adolescentes

Por: Karina González

Tere Carrizales, ex candidata a la alcaldía de San Luis Potosí por el Partido Encuentro Solidario (PES), acusó a Marcela García, titular del Instituto de las Mujeres (Imes) en el gobierno de Ricardo Gallardo, de “promover una postura proaborto desde la función pública”, agregó que la funcionaria estatal “realiza una gira con recurso de la federación para erradicar el embarazo de adolescentes y niñas, las impulsa a cometer a cometer un delito penado”.

Cuestionada sobre su postura sobre el embarazo adolescente, Carrizales opinó que no se debe erradicar, sino prevenir con educación; no obstante, reconoció que la mayoría de los casos de embarazo temprano ocurren por abuso sexual que en algunos casos se da desde el hogar; pese a ello, señaló que “no es la opción la interrupción legal del embarazo, sino brindar a las niñas y adolescentes de recursos para que puedan criar a sus hijos”.

Para eso está la prevención, la educación y apoyar en el caso que se dé, también hay que ver las realidades por qué se dan, muchos de ellos son por abusos dentro de sus propios hogares. Aquí hay que castigar al violador, hay que ver las sanciones en la Fiscalía, los legisladores por qué no ponen en la mesa el tema de castración química por ejemplo; hay muchas otras opciones, hay que dar la asesoría jurídica, la psicológica, la atención médica, un parto gratuito, darles una carrera, poner estancias infantiles, escuelas donde puedan llevar a sus hijos y se les dé el derecho a la lactancia, hay emprendimientos, hay miles de opciones, antes de matar a tu hijo…”, dijo la abogada.

Tere Carrizales agregó que las mujeres provida no sienten el respaldo de la actual directora del IMES, por la diferencia ideológica que les antecede: “todos sabemos que es una feminista, que su activismo siempre ha sido en favor del aborto”, dijo en rueda de prensa en donde solicitó al gobernador Ricardo Gallardo que se haga un llamado de atención a Marcela García para que no promueva sus posturas personales en la función pública y agregó que además no ha convocado a las “feministas provida”:

No nos está protegiendo ni está viendo por nosotros ni somos convocadas a los eventos ni hay acceso de las organizaciones provida a los recursos públicos… No se nos toma en cuenta, no se ha solicitado ningún apoyo, nosotros no funcionamos con recursos pero ella ha convocado y cuando es así convoca a los colectivos feministas… a nosotros ninguna organización provida hemos recibido alguna invitación a una conferencia o evento”, mencionó.

Carrizales hizo un llamado para que el Imes “no tenga dentro de su edificio banderas verdes, que son alusivas a los colectivos proaborto, pues de otra formar interpondremos una denuncia en la Fiscalía General del Estado por impulsar un delito con dinero del recurso público. Está cayendo en apología del delito por lo que podría ser juzgada penalmente porque está alentando a que se cometa un delito incluso con menores de edad. Eso es lo grave, no podemos tener una funcionaria que esté haciendo eso y que aparte manifieste que Ricardo Gallardo la apoya en ese sentido. Nosotros le pedimos al gobernador por medio de los órganos de control y está denuncia, e inclusive si tenemos que ir a la Fiscalía General del Estado iremos, para que ponga en orden a esta funcionaria”.

Finalmente, Carrizales se deslindó del comunicado que emitió el Grupo Nacionalista Reacción Potosina, en donde invitan a cristianos y religiosos a combatir a las “aborteras”, al respecto la abogada señaló que no los conocen y que los provida no actúan de esta manera:

“No los conozco, las organizaciones que estamos en esta denuncia tengo entendido que ninguno tiene relación con ellos y hay muchas veces que es la guerra sucia, los provida no actuamos así no somos reaccionarios, no pintamos, no coincidimos, eso me suena a una cosa así como de feministas. Puede ser posible pero nosotros no actuamos de esa manera con entraña y así, eso no creo que sea legítimo”, indicó.

Lee también: Hospital Central tiene un rezago del 100% en cirugías

Continuar leyendo

Destacadas

Manuel José Othón, el olvidado genio potosino de la poesía

Publicado hace

el

A 113 años de su muerte, consultamos con expertos para entender su importancia en la historia de la literatura mexicana y mundial

Por: Ana G Silva

Ayer se cumplieron 113 años del fallecimiento de Manuel José Othón (1858-1906) quien fue el poeta potosino más importante de la historia y uno de los más relevantes que ha entregado México al mundo, tanto así que hoy sus restos descansan en la Rotonda de la Personas Ilustres, sin embargo, su obra y su figura son poco reconocidas.

El poeta nació en Cerritos y su genio lo convirtió en la inspiración de la mayoría de los escritores y escritoras de la primera mitad del siglo XX. La Orquesta consultó con Edén Coronado, uno de los fundadores de la compañía de teatro de “El Rinoceronte Enamorado’‘, y con Ignacio Betancourt, investigador del Colegio de San Luis (Colsan) y quien escribió el libro “Manuel José Othón. Antología”, para conocer más acerca del considerado patriarca de los poetas potosinos.

Betancourt describió a Othón como el principal poeta mexicano, reconocido a nivel internacional. Su importancia llegó a tal punto que fue la inspiración de figuras posteriores como Ramón López Velarde, quien mostró su respeto hacía el potosino al dedicarle su primer libro “La sangre devota”, además de mudarse a San Luis Potosí “con la ilusión de conocer a Manuel José Othón”. Agregó que el mismo Salvador Díaz Mirón reiteró “que él y Othón eran los mejores poetas de América Latina, es decir Othón era un poeta local, pero con un prestigio nacional importante”, apuntó el investigador.

Edén Coronado apuntó que comparado con otros personajes potosinos importantes, lo colocaría con el mismo nivel de relevancia que Julián Carrillo, debido a su capacidad de concreción de sus obras: “no hay otro personaje cercano que se le asemeje”.

Ignacio Betancourt señaló que Othón fue reconocido como dramaturgo, antes que como poeta y, finalmente, como narrador. Argumentó que su poesía se describe como “muy truculenta”, además de singular, pues es un poeta que repudió a los modernistas a pesar de que él era uno: “Él era muy atormentado, sobre todo en su relación con las mujeres, siempre, y eso se nota más en sus cuentos que son terribles, siempre se muere la mujer, la mata, es muy complicado, pero la poesía de Othón se caracteriza, como decía López Velarde “Othón realizó el prodigio de vaciar las inquietudes del alma moderna en la serenidad imperturbable de los antiguos modelos’”, un modernista en contra de los modernistas”.

Edén Coronado coincidió en que la poesía de Manuel José Othón está ligada a la soledad del individuo, con una voz “muy íntima e introspectiva”, donde en su poema más famoso “El salvaje idilio” termina siendo una oda a estas características, también es un relato luminoso que no son los espacios que habitamos en el día a día y que están ligados los dolores que no se van.

“Me gusta esa frase de Carlos Montemayor que dice que ‘todo personaje literario es producto de una lengua’, Othón es un premio a la lengua, sin embargo, su particularidad tiene mucho que ver con su sentido provinciano, las voces poéticas como de Lopez Velarde y de Othón se distinguen porque tienen un aire provinciano, es decir que desde su nicho le hablaron al mundo, es por eso que ahora Othón es una de las lenguas mexicanas, no solo potosinas, que ha tocado con su poesía muy particulares y sensibles de la humanidad”, describió el director del Rinoceronte Enamorado.

El investigador del Colsan resaltó que en San Luis Potosí se conoce el nombre de Manuel José Othón, pero no por su obra, sino por las calles, plazas o cosas que llevan su nombre: “Su poesía que es lo más importante no se conoce, debería difundirse más”.

Coronado agregó que concuerda en que el personaje no tiene el reconocimiento que debería; sin embargo, eso suele ser un tema a nivel internacional: “un ejemplo de ello es que hace 10 años escribí una obra sobre un personaje de la literatura universal que es Georg Büchner y es un representante del drama alemán y de todo el movimiento que fue lo equiparable al romanticismo y cuando estábamos en proceso de la escritura me encontré con una nota que decía que en Alemania la figura de este personaje era desconocida, que los jóvenes lo diferenciaban porque era el representante más importante de las letras alemanas, pero cuando les preguntaban quién había sido o que había escrito no podían responder, acá nos pasa lo mismo a la ciudadanía”.

Ignacio Betancourt indicó que el mismo Manuel José Othón decidió irse del estado pues nunca recibió reconocimiento como poeta ni como abogado: “su primer y único libro que escribió que fue “Poemas Rústicos” lo dedico a Jalisco y no a San Luis, es muy significativo porque Othón fue muy maltratado en el estado”.

A continuación reproducimos “Idilio Salvaje” de Manuel José Othón como un homenaje a su grandeza:

Idilio salvaje

A Alfonso Toro

A fuerza de pensar en tus historias
y sentir con tu propio sentimiento,
han venido a agolparse al pensamiento
rancios recuerdos de perdidas glorias.

Y evocando tristísimas memorias,
porque siempre lo ido es triste. Siento
amalgamar el oro de tu cuento
de mi viejo román con las escorias.

¿He interpretado tu pasión?, lo ignoro;
que me apropio al narrar, algunas veces,
el goce extraño y el ajeno lloro.

Sólo sé que, si tú los encareces
con tu ardiente pincel, serán de oro
mis versos y de esplendor sus lobregueces.

I

¿Por qué a mi helada soledad viniste
cubierta con el último celaje
de un crepúsculo gris?… Mira el paisaje,
árido y triste, inmensamente triste.

Si vienes del dolor y en él nutriste
tu corazón, bien vengas al salvaje
desierto, donde apenas un miraje
de lo que fue mi juventud existe.

Mas si acaso no vienes de tan lejos
y en tu alma aún del placer quedan los dejos,
puedes tornar a tu revuelto mundo.

Si no, ven a lavar tu ciprio manto
en el mar amarguisimo y profundo
de un triste amor o de un inmenso llanto.

II

Mira el paisaje: inmensidad abajo,
inmensidad, inmensidad arriba;
en el hondo perfil, la sierra altiva
al pie minada por horrendo tajo.

Bloques gigantes que arrancó de cuajo
el terremoto, de la roca viva;
y en aquella sabana pensativa
y adusta, ni una senda ni un atajo.

asoladora atmósfera candente
de se incrustan las águilas serenas
como clavos que se hunden lentamente.

Silencio, lobreguez pavor tremendos
que viene sólo a interrumpir apenas
el balope triunfal de los berrendos.

III

En la estepa maldita, bajo el peso
de sibilante grisa que asesina,
irgues tu talla escultural y fina
como un relieve en el confín impreso.

El viento, entre los médanos opreso,
canta como una música divina,
y finge bajo la húmeda neblina,
un infinito y solitario beso.

Vibran en el crepúsculo tus ojos,
un dardo negro de pasión y enojos
que en mi carne y mi espíritu se clava;

y destacada contra el sol muriente,
como un airón, flotando inmensamente,
tu bruna cabellera de india brava.

IV

La llanura amarguísima y salobre,
enjuta cuenca de océano muerto,
y en la gris lontananza, como puerto,
el peñascal, desamparado y pobre.

Unta la tade en mi semblante yerto
aterradora lobreguez, y sobre
tu piel, tostada por el sol, el cobre
y el sepia de las rocas del desierto.

Y en el regazo donde sombra eterna,
del peñascal bajo la enorme arruga,
es para nuestro amor nido y caverna,

las lianas de tu cuerpo retorcidas
en el torso viril que te subyuga,
con una gran palpitación de vidas.

V

¡Qué enferma y dolorida lontananza!
¡Qué inexorable y hosca la llanura!
Flota en todo el paisaje tal pavura
como si fuera un campo de matanza.

Y la sombra que avanza, avanza, avanza,
parece, con su trágica envoltura,
el alma ingente, plena de amargura,
de los que han de morir sin esperanza.

Y allí estamos nosotros, oprimidos
por la angustia de todas las pasiones,
bajo el peso de todos los olvidos.

En un cielo de plomo el sol ya muerto,
y en nuestros desgarrados corazones
¡El desierto, el desierto… y el desierto!

VI

¡Es mi adiós…! Allá vas, bruna y austera,
por las planicies que el bochorno escalda,
al verberar tu ardiente cabellera,
como una maldición, sobre tu espalda.

En mis desolaciones ¿qué te espera?
—ya apenas veo tu arrastrante falda—
una deshojazón de primavera
y una eterna nostalgia de esmeralda.

El terremoto humano ha destruido
mi corazón y todo en él expira.
¡Mal hayan el recuerdo y el olvido!

Aún te columbro, y ya olvidé tu frente;
sólo, ay, tu espalda miro cual se mira
lo que huye y se aleja eternamente.

VII

Envío

En tus aras quemé mi último incienso
y deshojé mis postrimeras rosas.
Do se alzaban los templos de mis diosas
ya sólo queda el arenal inmenso.

Quise entrar en tu alma y, ¡qué descenso,
qué andar por entre ruinas y entre fosas!
¡A fuerza de pensar en tales cosas,
me duele el pensamiento cuando pienso!

¡Pasó…! ¿Qué resta ya de tanto y tanto
deliquio? En ti ni la moral dolencia
ni el dejo impuro, ni el sabor de llanto.

Y en mi, ¡qué hondo y tremendo cataclismo!
¡Qué sombra y que pavor de conciencia,
y qué horrible disgusto de mí mismo!

Lee también: Hospital Central tiene un rezago del 100% en cirugías

Continuar leyendo

Opinión