DestacadasEstado

Etiquetados de la SS no modificarán la alimentación en México… pero ayudarán

Experta afirmó en entrevista que también hay iniciativas en puerta para regular el marketing de comida chatarra en el país

Por: Sebastián Escorza

Por ahora no se puede asegurar si el nuevo etiquetado de productos implementado por la Secretaría de Salud ha funcionado o no, toda vez que esta medida entrará en vigor al 100 por ciento hasta finales de noviembre, afirmó Ana Larrañaga, directora de la organización civil Salud Crítica y coordinadora de la coalición Contrapeso.

“El Instituto Nacional de Salud Pública ha hecho pruebas al respecto con consumidores, e incluso con un grupo control de niños y niñas en el que se probó el entendimiento y el impacto, el efecto que tenía en diferentes consumidores, e incluso hicieron este estudio con consumidores de diferentes niveles socioeconómicos. Se sabe que tiene un impacto en niveles socioeconómicos bajos y medianos”, afirmó.

Ana Larrañaga señaló que el cambio de hábitos alimenticios no se logra únicamente a través del etiquetado, “creo que no es el objetivo de la política que a través de una sola medida se cambie algo tan complejo como un hábito sino que siempre se planteó como un primer paso”. Además, recordó que en Chile esta medida tuvo éxito, y dijo que en México podría repetirse esta situación al ser países con contextos similares.

“El grupo que mostró mayor sensibilidad para cambiar la compra de algunos productos era precisamente madres o padres de familia que tuvieran niñas y niños pequeños, en edad preescolar o primaria. En los grupos que quizá son menos o más complicados de hacer que cambien hábitos por lo general son personas más jóvenes y hombres, por como han sido socializados, que no están muy cercanos al autocuidado de la salud y los jóvenes por una percepción falsa de que si eres joven no te puedes enfermar”.

Los pasos a seguir para modificar los hábitos alimenticios en México

Ana Larrañaga explicó a La Orquesta que, para modificar los hábitos de consumo en el país, es necesario trabajar en políticas públicas para que los alimentos sanos sean más accesibles tanto física como económicamente, “esto implica el acceso continuo y seguro a frutas, verduras, los cereales básicos y muchos otros alimentos que van variando con cada región y de acuerdo con la estacionalidad del año”.

“Se deben implementar regulaciones, además del etiquetado en estos productos ultraprocesados como la regulación del marketing que se dirige de manera particular a niñas y niños, pues también son una población muy vulnerable a estos mensajes, regular que el marketing no sea de productos chatarra sino productos naturales mínimamente procesados.

También agregó que debe haber un mejor acceso al agua potable, toda vez que hay muchos lugares donde el costo de una botella de agua es similar a la de una botella de refresco.

La directora de Salud Crítica detalló que se han trabajado varias iniciativas con el Senado de la República, “se trabaja en la presentación de un dictamen sobre publicidad dirigida a niños, de comida chatarra”. Esto para continuar con el proyecto para modificar los hábitos de consumo en México.

Por último, al preguntarle sobre la negativa del presidente Andrés Manuel López Obrador para incrementar los impuestos a bebidas azucaradas, Larrañaga dijo que existe evidencia que ha demostrado que el imponer impuestos especiales a productos como los refrescos son efectivos para reducir el consumo en algunos grupos poblacionales como niños. “por el hecho de que no trabajan o reciben dinero contado de sus padres son más susceptibles a un cambio en el precio y es más probable que lo dejen de consumir”.

“Es una medida que sí protege la salud de la infancia, también una buena medida recaudatoria sobre todo para países que necesitan de una mayor recaudación para echar a andar grandes proyectos como el nuevo sistema de salud en México. Consideramos que es una buena medida y que no se debería descartar”, finalizó.

También recomendamos leer: Potosinos no hacen caso a las nuevas etiquetas de la Secretaría de Salud

Nota Anterior

¡A correr! | Columna de Arturo Mena "Nefrox"

Siguiente Nota

Por crisis económica alumnos emigran a escuelas públicas