#Si SostenidoMosaico de plumas

El poder de los perritos | Columna de Andrea Lárraga

Mosaico de plumas

 

El viernes pasado Tunita interrumpió el partido entre el Atlético de San Luis y el Cruz Azul, las imágenes de Berterame recibiendo un lengüetazo como muestra de agradecimiento por conseguirle, días después, un hogar se hicieron virales. El jugador hizo lo que cualquiera debería hacer cuando conoce a un perro de la calle, mostrarle respeto por más que interrumpa las actividades. Pero aún mejor, la directiva del club entendió, para bien, el poder que pueden tener los perritos y gatitos en la personas. Hay personas como el corredor colombiano Jaime Alejandro que en principios de este año se convirtió en tema de conversaciones en redes, pues se le hizo fácil patear a un perro durante la carrera en San Sebastián. Jaime Alejandro ignoraba que los perritos no se maltratan frente a una cámara, pues puede terminar no sólo con tus patrocinios sino con tu futuro.

No es ninguna sorpresa afirmar que la sociedad se ha transformado los últimos años con el uso masivo del internet, tampoco que el lugar que ocupan los perritos en nuestras vidas se ha modificado. Pensemos que en la infancia de muchos de nosotros, paseábamos por las calles de la colonia entre los ladridos de los perros que nos miraban con coraje desde las azoteas. Los perros formaban parte de la decoración de las casas como lo hacían los tinacos y las grandes antenas de televisión. Si el perro era de un tamaño pequeño tendría la ventaja de formar parte de la decoración de la sala. Sus vacunas se limitarían a la rabia, pues era otorgada de manera gratuita por el sector salud y quizá, si tenían suerte una o dos desparasitadas al año. Hoy en día los perros asisten a guarderías para superar el estrés de la soledad mientras sus dueños trabajan. Pueden encontrar diseños exclusivos de sus ropas, las que antes eran sólo confeccionadas por las jefas de familia, a partir de una playera regalada por el candidato presidencial de momento.

Por suerte, no sólo el sector económico se ha vuelto beneficiario de las nuevas tendencias, sino los más importantes, los perros. Más allá de los que viven en casa y son tratados como reyes. Hoy en día la consciencia sobre los perros callejeros ha aumentado para bien. Cada día son más los refugios caninos que buscan darle un hogar a los lomitos y cada día son menos los niños que apedrean perros por diversión. Cada día crecen las campañas de esterilización y la adopción de perros sin raza. Sin embargo, no es suficiente, pues aún existen 14.4 millones de perros en condición de calle en México. Perros que no tienen la suerte de cruzar el campo de fútbol de algún equipo de la Liga MX o de ser fotografiado en su mejor ángulo para compartir en redes sociales.

El poder de la redes sociales puede ser enorme para los canes, Frida y Tunita son ejemplos de ello, pero el poder más grande lo tienen los perros al dar todo su cariño y lealtad a nosotros, unos seres inmundos, capaces de aventarlos al primer basura que se nos cruce en nuestro camino. El poder es tan grande que logran brindar felicidad en tan solo un colazo. Si quieres conocer esta fuerza conviértete en el Berterame de alguna Tunita que se cruce en tu camino.

Recomendamos leer también: Un héroe olvidado: Boogerman | Columna de Andrea Lárraga

Total Page Visits: 246 - Today Page Visits: 1
Nota Anterior

Inicio que promete | Columna de Arturo Mena "Nefrox"

Siguiente Nota

Este es el precio del dólar para este viernes 24 de enero en SLP