abril 15, 2021

Conecta con nosotros

#4 Tiempos

Discurso en Ischia | Columna de Juan Jesús Priego

Publicado hace

el

LETRAS minúsculas.

 

La verdad es que cuando leí la anécdota no sabía dónde quedaba Ischia, de modo que traté de averiguarlo valiéndome de un libro y varios mapas. ¡Ischia, claro! ¡Pero si durante tres años estuve muy cerca de allí y no lo supe! Pero me consolé pronto de mi ignorancia pensando que, a fin de cuentas, uno no tiene por qué saberlo todo.

Bien, Ischia forma parte del territorio italiano, pero yo espero que al lector le dé lo mismo que esté en el Archipiélago Malayo o a un lado de las islas Fiji. Porque Ischia es una isla. Eso es lo único que interesa por ahora. Ah, y también que con bastante frecuencia van allá a casarse los novios de ciertos recursos –o, mejor, de muchos recursos- para dar a la ceremonia un toque de exotismo que difícilmente podría tener en la ordinaria parroquia de su ciudad.

Pues bien, cuenta Carlo Majello que… ¡Pero Carlo Majello sí sé quién es: un publicista, periodista y comunicólogo italiano que escribe obras realmente deliciosas!…

Bien, cuenta Carlo Majello que una vez, en una de esas bodas que suelen celebrarse en Ischia, un muchacho llamado Crescenzo tomó el micrófono y pronunció en honor de los recién casados el siguiente discurso:

«Queridísimos esposos Ciro y Lucía: al contemplar admirado la sonrisa alegre que hoy se regalan mutuamente y nos regalan a nosotros, los que estamos aquí reunidos, no puedo dejar de acordarme de mi madre, María, que una vez, a la edad de ochenta años más o menos, me llamó aparte y me dijo: “Crescenzo, he casado a ocho hijos y me lamento de que, cuando eran pequeños, los reñía cuando tomaban a escondidas el pan de la despensa. Tenía que hacerlo porque casi no había dinero. Dormían los ocho en la misma habitación, y lamento no haber podido mandarlos a la escuela, como hubiera querido con todo mi corazón. Ahora ustedes están mejor que entonces. Tú tienes una casa, un jardín, un huerto; tus hijos han ido a la universidad y cada uno, por si fuera poco, tiene su propia habitación. Nosotros no teníamos ni siquiera cine, pero ustedes tienen televisión en casi todas las habitaciones. Nosotros pedíamos aventón cuando un señor iba al pueblo en su carreta; ustedes tienen coche y pueden ir adonde les dé la gana. Nosotros no podíamos salir de nuestra aldea, y ustedes tienen la suerte de poder viajar. Pero les falta una cosa. ¿Saben qué cosa les falta? Les falta la sonrisa. No tienen tiempo ni ganas de reír. Ustedes tienen lavadora, mientras yo tenía que lavar a mano. Pero yo cantaba. Cuando llegaba su padre por la noche, me encontraba alegre y sonriente”.

»Es verdad –continuó Crescenzo-. Mamá trenía razón. Hoy, la mayoría de nosotros casi se avergüenza de mostrarse sereno y en paz con el Señor. Nos olvidamos de que nadie es tan rico que no necesite una sonrisa, ni nadie tan pobre que no pueda darla. Pues bien, lo que yo deseo para ustedes, queridísimos esposos, es que conserven siempre la sonrisa que tienen ahora: para ustedes, para sus hijos, para sus parientes y sus amigos. ¡Que Dios les dé, como decía mi madre, la gracia de la sonrisa!».

He aquí, un discurso perfecto: breve, anecdótico y cálido. De haber estado yo allí escuchándolo, me habría puesto de pie para aplaudirlo, y hasta habría ido a abrazar al tal Cresenzo. ¿Dónde habría aprendido el tipo a hablar tan bien?

Porque sí, eso es lo que nos falta hoy más que nunca: la sonrisa. Nos falta desesperadamente, justo ahora cuando lo tenemos todo.

Nunca como hoy se habían publicado tantos libros que enseñan el arte de la felicidad y nunca, tampoco, habíamos sido tan estridentes, infelices y antipáticos. El saludo, la sonrisa sincera, el apretón de manos están en vías de franca desaparación.

Hace unas décadas, cuando no había mucho que comprar –porque tampoco había mucho que vender-, el dependiente de la tienda de la esquina te saludaba, a veces hasta te fiaba y siempre te sonreía. Hoy no sucede así. Hoy el cajero del gran almacén apenas te ve y sólo se limita a decirte:

-¿Encontró todo lo que buscaba? ¿Necesita una recarga para su teléfono móvil? –pero con una cara más larga que el Nilo y un himor más agrio que un limón.

El dependiente del hipermercado, para decirlo de una vez, no quiere saber lo que te pasa, sino únicamente lo que podrían venderte. Esto en el mejor de los casos, porque, en el peor de ellos, bien podría limitarse a decir con su gélida voz:

-¡El que sigue!

Así, en seco, y sin siquiera un «por favor» que lo hubiese hecho sonar un poco menos agresivo. Y si te faltan diez centavos para ajustar la cuenta, no hay sonrisa que valga: o devuelves uno de los productos que pensabas llevarte, o echas mano de tu tarjeta de débito, porque esos diez centavos en ningún caso, de ninguna manera, se te perdonarán (¿por qué crees que son tan ricos los ricos?).

¡Estamos llenos de aparatos! En los tiempos de mi niñez las cajas de música sólo tocaban una canción; hoy las cajas de música tocan más de 80 000 canciones –piénsese, por ejemplo, en esa cajita musical llamada “Ipod”-, pero no por eso el corazón de los muchachos se ha vuelto más musical, más alegre…

Es triste nuestra época: todos queremos ser felices y no somos ni siquiera educados, ni siquiera corteses, ni siquiera simpáticos. 

¿Saben qué cosa les falta? Les falta la sonrisa. No tienen tiempo ni ganas de reír. Ustedes tienen lavadora, mientras yo tenía que lavar a mano. Pero yo cantaba. Sí, he aquí lo que nos falta, y que quizá sea lo único necesario, lo único que podría hacer un poco más llevadera esta vida nuestra tan ruda y tan complicada.

También lee: Tiempo de monstruos | Columna de Juan Jesús Priego

Continuar leyendo

#4 Tiempos

La tragedia de Manaos y la inmunidad de rebaño | Columna de Andreu Comas García

Publicado hace

el

La Ciencia de la Salud

La columna anterior se trató sobre la inmunidad de rebaño, la cual es un tipo de inmunidad colectiva e indirecta en la cual la presencia de gente con protección contra un patógeno protege al resto de la población. Hay que aclarar que la inmunidad colectiva tiene un umbral. Esta se define como la proporción de personas en una población que han adquirido inmunidad y que por lo tanto no pueden participar en la transmisión. Sí se rebasa el umbral entonces se extinguirá la enfermedad.

Ahora, supongamos que el umbral en COVID-19 para alcanzar la inmunidad de rebaño es del 65%, esto no quiere decir que cuando se haya infectado el 65% de la población la transmisión de le enfermedad empezará a caer hasta desaparecer. Lo que nos dice el umbral es que cuando el 65% de la población continúe con la presencia de anticuerpos protectores, entonces se dará la inmunidad de rebaño.

Por lo tanto, surge una pregunta muy relevante ¿cuánto tiempo dura la inmunidad contra el SARS-CoV-2? Existen estudios que nos dicen que la vida media de los anticuerpos protectores contra el SARS-CoV-2 es de 4 meses, es decir el 50% de los infectados ya no tienen anticuerpos a los 4 meses de la infección. En cambio, la inmunidad por la vacuna hasta ahora sabemos que dura al menos 6 meses (en parte esto es por que hasta ahí han llegado los estudios clínicos).

Esto quiere decir que el 50% de los infectos SARS-CoV-2 estarán protegidos por 4 meses y después irán perdiendo paulatinamente la protección. La pérdida paulatina de la protección adquirida por la infección natural claramente dificultará que se pueda alcanzar la inmunidad de rebaño sin necesidad de vacunación. Por cierto, la pérdida de la inmunidad trae como consecuencia que ocurra reinfección, pero esto será tema de otra columna.

Por ejemplo, hasta el día 11 abril del 2021 y considerando el subregistro he calculado que 39.5% de los potosinos ya se han infectado con el virus. Sin embargo, al analizar diferentes escenarios de duración-pérdida de la inmunidad protectora, estimo que para el 11 de abril entre el 23% y 31% de la población aún continúa con protección.

El que se haya infectado el 39.5% de la población en 394 días ha tenido un gran costo social y económico para San Luis Potosí. Esto ha significado que después de 394 días de pandemia se han registrado 5,289 muertes que en realidad corresponden a 13,223 defunciones asociadas al COVID-19. En la parte económica, esto llevo a que durante el 2020 el PIB del estado cayó entre 8%-12%.

Al final de la columna anterior escribí sobre el desastre de Manaos en Brasil. Manaos es la capital del Estado del Amazonas y en dicho lugar se ha estimado que para octubre del 2020 el 76% de la población se había infectado por SARS-CoV-2. Pero curiosamente, a pesar de haber rebasado el umbral de la inmunidad de rebaño, esto no mitigó ni transmisión ni la mortalidad.

De hecho, al haber rebasado naturalmente el umbral de la inmunidad de rebaño el exceso de mortalidad en Manaos fue de 4.5 veces con respecto a los años previos. La tasa de mortalidad de Manaos (para el mismo periodo) fue 4.3 veces mayor a la del Reino Unido y 5.3 mayor que la de Francia, países con una prevalencia de la infección del 20% (es decir 3.8 veces menor que la de Manaos).

A diferencia del Reino Unido y Francia, la mayoría de la población en Manaos es joven, por lo cual la edad no podía ser un factor que incrementara la mortalidad. De hecho, los estudios nos indican que todos los grupos de edad de Manaos se han infectado con la misma proporción. Este hallazgo es importante, porque sí todos los grupos de edad se han infectado en la misma cantidad, no se puede hacer la estrategia de escudo para proteger a la población más vulnerable.

Entonces ¿qué puede explicar la tragedia de Manaos?, en primer lugar y probablemente el más importante, ha sido la muy alta tasa de ataque del SARS-CoV-2. En dicha población se infectó en menos de 10 meses el 76% de la población. Al infectarse rápidamente una gran cantidad de la población esto llevó a la saturación del sistema de salud y también la generación de nuevas variantes del virus.

Vaya, es como si nosotros viéramos un iceberg y la punta de este fueran los casos graves y muertes, y la parte sumergida en el agua que es lo más grande son las infecciones leves. Sí yo tengo una tasa a la cual rápidamente se infectan muchas personas, de repente este iceberg sale a flote y por lo tanto vemos más casos graves y muertes.

Otros factores que potenciaron este desastre con las condiciones socioeconómicas, el hacinamiento, el limitado acceso a agua limpia y la dispersión por la zona en barco. Además, hay que considerar es que es una población joven, por lo cual pueden tener baja inmunidad pre-existente contra otros coronavirus. Finalmente, otro factor que pudo haber contribuido es la introducción temprana y circulación de múltiples variantes del virus.

Entonces, ¿la inmunidad de rebaño es una opción para detener la pandemia?, Sí se busca alcanzar la inmunidad de rebaño solo con la infección natural (como lo intentó Suecia o lo esta haciendo Brasil) esto no es una buena opción. Hay que tomar en cuenta que existe pérdida de inmunidad, reinfecciones y que además se necesitaría una gran cantidad de casos en poco tiempo para rebasar el umbral. Rebasar el umbral con puras infecciones naturales solo haría empeorar la catástrofe actual.

Pero sí se busca alcanzar la inmunidad de rebaño mediante una estrategia de vacunación inteligente que se aplique en la población de mayor impacto, de mayor movilidad, de mayor transmisión y priorizando su aplicación en las áreas de mayor densidad poblacional y movilidad, entonces sí sería la mejor opción para alcanzar una inmunidad de rebaño que sí ayude a detener la pandemia.

Lee también: ¿Qué es la inmunidad de rebaño? | Columna de Andreu Comas García

Continuar leyendo

#4 Tiempos

¿Mónica Rangel y Octavio Pedroza cortaron con Carreras? | Columna de Luis Moreno

Publicado hace

el

HISTORIAS PARA PERROS CALLEJEROS.

Si en algo son profesionales los políticos es en la administración de la incertidumbre y el conflicto. Los verdaderos artísticas del sofismo no tienen problema en tirarse al piso agraviados por algo que juran es una injusticia; pueden pelear contra su mejor amigo o su madre y momentos después decir que los aman; cambiar sus valores y convicciones tan rápido como eso represente seguir en la nómina pública. Sin embargo, a pesar de esa consideración hay señales claras de que algo parece haber enturbiado la relación de Octavio Pedroza y Mónica Rangel con el gobernador Juan Manuel Carreras.

Octavio Pedroza al ser el candidato del PRIAN+, en la lógica es el candidato favorito de Carreras para sucederlo en el puesto, cuidarle las espaldas durante su séptimo año y, en la parte más idealista, garantizar que su visión de San Luis Potosí (si es que la tuvo) no muera en el otoño de este año. Todos en la campaña del panista aseguran que así es, que tienen apoyo total del gobernador, solo Octavio sabe si así es, pero es muy probable que a Carreras no le haya hecho mucha gracia la visita de Felipe Calderón la semana pasada al mitin que tuvieron el candidato y Enrique Galindo, aspirante de la coalición a la alcaldía de la capital.

Desde la llegada de López Obrador a la presidencia, Carreras se entregó por completo a los mandatos de la Federación, una actitud que, si se tiene en cuenta el tamaño de animal político que es el Andrés Manuel, resulta más prudente que agachona, por lo que la invitación de Octavio para que viniera uno de los peores enemigos del presidente tendrá consecuencias.

El caso de Mónica Rangel es más extraño ya que la ex secretaria de Salud, emanada del PRI y reconvertida en morenista, lleva semanas desafiando a Juan Manuel. Hasta ahora la irrelevancia y lo grisácea de la candidata hacían hasta tiernas las acusaciones contra el gobierno actual, que lo apuntaban como responsable del incremento de la violencia e inseguridad durante este sexenio. Seguro hasta fue una estrategia coordinada para la que pidieron permiso a Carreras o incluso puede que lo hayan sugerido del lado del gobernador, algo como: “pégame para que te desmarques”, un intento desesperado por levantar un poco su campaña.

Lo extravagante vino durante el fin de semana pasado, cuando el área de prensa de Mónica Rangel dio a conocer que Morena denunció ante el Ceepac que el DIF Estatal repartió despensas en el municipio de Aquismón para la compra de votos a favor de Yolanda Cepeda, candidata del PRIAN a la diputación del XIV distrito local.

El ataque no toca directamente al gobernador, sino que va dirigido a Lorena Valle, su esposa y presidenta del DIF, algo que rompe con los códigos no escritos sobre los borde de lo que se vale en la campaña de un candidato contra su ex jefe.

Lorena Valle ha sido muy activa dentro de la administración, tiene su propia agenda política al margen de la del gobernador, puede que incluso que en un futuro cercano la veamos participar de la vida electoral del estado. También es sabido que su relación con algunos funcionarios y ex funcionarios, incluida Rangel, no es la mejor, por lo que el ataque no es casualidad.

Traer a Calderón, atacar a Lorena Valle, dos jugadas que parecen tener poco jugo electoral… ¿Será un error estratégico o la señal de que la ficha de Carreras ya tomó su lugar en la mesa?

GALINDO SE QUIERE AMARRAR

El hombre que atrapó dos veces al fugitivo más buscado del mundo no puede ser ningún tonto. Enrique Galindo es el político que con más fuerza quiere ganar la próxima elección, pues mientras que por un lado participa en el ridículo comercial de Octavio Pedroza en el que se ofrecen como “un combo”, por el otro su equipo se encarga de filtrar versiones al editorial de Reporte Índigo en las que se asegura que Gallardo quiere pactar con él. La idea no es mala.

Lee también: Fuimos prejuiciosos con “El Mijis” | Columna de Luis Moreno

Continuar leyendo

#4 Tiempos

Mexicano inmortalizado en el planeta Marte | Columna de J.R. Martínez/Dr. Flash

Publicado hace

el

EL CRONOPIO

En el mes de agosto de 2012 llegaba al planeta Marte el robot de exploración Curiosity, el cual se encuentra trabajando en la actualidad y al que se ha sumado el Perseverance que en los últimos días ha enviado fantásticas fotografías de aquel planeta y que analiza la composición de las rocas marcianas, entre otras misiones, como el de investigar si hubo vida en ese planeta, una vez que las rocas sean traídas a la Tierra. El principal objetivo del Curiosity es el de investigar la capacidad pasada y presente de Marte para alojar vida. Para este fin se construyó el aparato denominado SAM en el que participó el mexicano Rafael Navarro González de quien tratamos en una entrega anterior en esta columna y quien lamentablemente falleciera a fines de enero del presente año víctima del Covid.

Entre los resultados más notables de SAM se encuentra el hallazgo de evidencias de agua líquida y elementos orgánicos en el planeta rojo, lo que sugiere que en Marte pudo haber vida hace miles de millones de años. Este importante resultado se hizo merecedor a que se nombrara el trabajo del científico mexicano Rafael Navarro “la mejor investigación en el campo de las ciencias de la Tierra y el espacio” debido a su investigación acerca de Marte, que reveló cómo el agua sigue fluyendo en ese planeta.

Como una forma de homenaje y reconocimiento a la labor de Rafael Navarro investigador del Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM, el equipo de científicos de la NASA que trabajan con el robot de exploración Curiosity, determinaron llamar a una montaña de Marte “Rafael Navarro”, la cual se encuentra cerca del lugar donde el Curiosity realiza su misión. 

Importante reconocimiento a un científico mexicano que representa el talento nacional, que luego es menospreciado en nuestro propio país. La muerte de Rafael Navarro no tuvo mención oficial del gobierno mexicano, excepto en los medios científicos lo que refleja de cierta forma el desprecio gubernamental al conocimiento. Las contribuciones de Rafael Navarro, por muy alejadas que se piensen para resolver problemas del país, aportan conocimiento y desarrollo tecnológico que oportunamente aprovechado mejoran las condiciones de vida en México.

La montaña “Rafael Navarro” se encuentra en una región marciana rica en arcillas y otra en sulfatos minerales, cuyos análisis pueden ayudar a entender los cambios climáticos ocurridos en aquel planeta, sitio que será estratégico para los trabajos de exploración del Curiosity en 2022.

“Rafael fue un buen amigo y científico dedicado, y ha sido un privilegio y honor para el equipo de exploración de Marte trabajar con él por varios años”, señaló el experto del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland.

Con esta mención se inmortaliza la figura de Rafael Navarro y se une a Luis Enrique Erro, cuyo nombre llegó a la Luna para denominar uno de los cráteres de nuestro satélite natural. En 2015 una estrella de la constelación Camelopardalis (la Jirafa) fue nombrada Tonatiuh, y su exoplaneta Meztli, en honor a los dioses nahuas del Sol y la Luna. Los nombres de objetos geográficos fuera de nuestro planeta son oficializados por La Unión Astronómica Internacional, en el caso de Rafael Navarro resta el proceso de oficialización por este organismo para su denominación oficial. Por lo pronto la Nasa y el equipo científico del Curiosity, trabajan en las inmediaciones de la montaña que desde la semana pasada es llamada “Rafael Navarro”.

Rafael Navarro González, orgullo de la ciencia mexicana e inspiración de las nuevas generaciones de científicos y tecnólogos que requiere nuestro país a pesar de las penurias en que suelen colocársele, trabajando con serias limitaciones impuestas por políticas científicas retrogradas.

Lee también: El médico que inspiró a los jóvenes potosinos en el estudio de la Física | Columna de J.R. Martínez/Dr. Flash

Continuar leyendo

Opinión