#4 TiemposColumna de NefroxDeportes

Dios salve al ascenso | Columna de Arturo Mena «Nefrox»

Testeando

Por Arturo Mena «Nefrox»:

Hace unos días, en las oficinas de la Federación Mexicana de Futbol, se desarrolló la junta de dueños para los equipos de la Liga de Ascenso MX.

Esta reunión tenía un gran tema a resolver: ¿cómo iba a sobrevivir una liga con apenas 11 equipos?

Las razones de esto llegaron cuando Alebrijes de Oaxaca y Celaya querían congelar su franquicia. Veracruz, quien había descendido a esta categoría y ocuparía el lugar del Atlético de San Luis, no jugaría en esta división y Loros de Colima, que consiguió su ascenso de la Liga Premier, no tenía derecho a jugar en el Ascenso MX. La tarea parecía complicada para los dueños de la división de plata.

Es por muchos conocidos que esta liga es compleja: a los aficionados de San Luis nos tocó volver a vivirla durante seis años y afortunadamente ahora podemos olvidarnos un poco de ella. Sin embargo, es preocupante cómo una liga que busca el profesionalismo no puede tener seriedad y cada fin de temporada sea un baile de franquicias y un miedo completo para los aficionados en cada ciudad.

Al final, después de muchas propuestas en la mesa, la liga decidió que se jugará un torneo con 15 equipos y todos con derecho a ascenso. Alebrijes cambia de dueños, Cafetaleros cambia de ciudad y Loros de Colima logra el ascenso en la mesa después de que en la cancha lo habían logrado.

Así, Oaxaca, Culiacán, Zacatecas, Juárez, Celaya, Mérida, Tampico, Zacatepec, Cancún, Hermosillo, Toluca, Ciudad Victoria, Guadalajara, Tuxtla Gutiérrez y Colima, serán las ciudades que pelearán durante la temporada 2019/2020 por alcanzar el lugar 20 en la Liga MX.

Parte de los acuerdos que se dieron radican en cambios en la liguilla: nuevamente clasificarán siete equipos y el superlíder del torneo se instalará automáticamente en las semifinales de cada liguilla, esto acompañado del torneo de Copa que ahora tiene formato anual y donde participarán solo 12 equipos de esta división (suponemos que Colima, Tampico y Oaxaca pueden ser los equipos que no participen en la Copa, o bien Mérida por su lugar en la tabla de porcentajes).

El calendario de la liga será dinámico, esto se refiere a que los equipos pueden variar su día y horario para jugar de local y cada semana se buscará afianzar un partido como el estelar de la liga los jueves a las 20:30 horas.

El cambio más significativo se da en la valoración de la victoria de visitante, que ahora otorgará 4 puntos, o sea un punto extra. Con esto se plantea que los equipos busquen más las victorias sin importar la cancha en la que juegan.

La realidad del Ascenso pinta muy bien, una liga que merece mayor atención y cobertura mediática, una liga que va a preparar al próximo equipo en la Liga MX.

Ojalá se cumpla con lo dicho y que todos los equipos luchen frente a frente por ese codiciado ascenso, y esperemos que en los próximos años todos los equipos puedan tener no solo el derecho, sino también la infraestructura para jugar en primera división. Seguimos soñando con una Liga MX de 20 equipos, un Ascenso MX de 14 y una rotación de ascensos y descensos de por lo menos dos equipos por liga cada año.

P.D.: queda esperar qué equipos de gran tradición en el futbol nacional se asomen al Ascenso en los próximos torneos: equipos como La Piedad, Irapuato, Oro, Unión de Curtidores o hasta Durango o Tepic. Ojalá este baile de franquicias y certificaciones se acabe pronto. Ojalá.

Nota Anterior

Navistas pagaron pavimentación al doble pero niegan sobrepecio

Siguiente Nota

Ayuntamiento de Soledad se suma a la conmemoración del Día Mundial Sin Tabaco