Seguridad

Detuvieron a mujer que robaba autos a conductores de Uber en SLP

La mujer junto con sus cómplices solicitaba servicios de vehículos en plataformas digitales y luego amagaban a los conductores

Por: Redacción

Una mujer de 25 años de edad fue detenida por su presunta participación en el robo de una unidad de transporte que trabaja con una plataforma digital, hecho ocurrido en la capital potosina; así lo informó la Fiscalía General del Estado (FGESLP).

Según detallaron, el 6 de octubre de este año la víctima acudió a realizar un servicio solicitado en la Prolongación Muñoz de la colonia Jacarandas con destino a la colonia General I. Martínez. Ahí subió un hombre que le indicó al conductor hacer una parada inicial en la colonia Sauzalito. Al llegar a ese punto, subió una mujer los pasajeros le solicitaron que los llevara a la calle Ajusco que era donde estaba marcado el destino en la aplicación, sin embargo, ahí subió un tercer sujeto.

Al estar las tres personas en la unidad, uno de los hombres amagó al conductor con un arma de fuego, mientras que la mujer lo hizo con un cuchillo, exigiéndole les entregara sus pertenencias y el vehículo para después salir huyendo, por lo que el trabajador realizó el reporte a las autoridades.

Luego de obtener la orden de aprehensión, Esmeralda Guadalupe “N” fue detenida en las calles de la zona Centro y fue puesta a disposición del Juez de Control que la requería, interna en el centro de reinserción social de La Pila.

Esta mujer es la segunda detenida por lo ocurrido, ya que en días anteriores se detuvo a otro de los probables partícipes, asimismo, se tiene información que estas personas se dedican al robo de vehículo con violencia, utilizando como modus operandi la de solicitar servicio por medio de las diferentes plataformas digitales de transporte.

También lee: Hombre con mochila de Uber Eats asaltó Oxxo en av Universidad

Nota Anterior

(VIDEOS) Tiroteos en Culiacán tras presunta detención del Chapito

Siguiente Nota

Confirman detención de Ovidio Guzán, hijo de El Chapo, en Culiacán