DeportesDestacadas

#Crónica | Jugar entre los escombros de la violencia

Atlético de San Luis femenil consiguió un empate ante Puebla, entre un ambiente tenso por la violencia y restos de butacas y botellas

Por: Sebastián Escorza

Un ambiente enrarecido inundó el estadio Alfonso Lastras la noche del lunes; pese a los hechos violentos registrados en el inmueble la tarde anterior y a que el recinto podría ser sujeto a un veto, el Atlético de San Luis femenil se enfrentó al Club Puebla, encuentro en el cual las rojiblancas obtuvieron un empate y rompieron la malaria de 8 partidos seguidos sin ganar un solo punto, dos meses complicados para el equipo femenil de la ciudad.

Minutos antes, algunos vecinos de la colonia Valle Dorado, próxima al estadio Alfonso Lastras, se manifestaron en las taquillas del lugar debido a los daños ocasionados durante la riña entre la barra del Querétaro, elementos de seguridad que resguardaban el estadio y la barra de Atlético de San Luis. 

Afirmaron que la estrategia de seguridad implementada por la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y la Policía Municipal había fallado, pues se registraron enfrentamientos al interior y al exterior del estadio, y se registraron decenas de heridos y daños materiales.

Mientras tanto, las jugadoras no solo se enfrentaron a la racha negativa sino a los resquicios de aquel enfrentamiento; cuenta de ello es que se presentaron en un estadio con poco más de mil aficionados que se dieron cita en el lugar sin importar las inclemencias del tiempo y la energía que predominaba en el lugar. Aunque los encuentros de la rama femenil habían disminuido su convocatoria debido al mal momento del equipo, se reforzó la seguridad en el coloso de Valle Dorado: agentes de la Fuerza Metropolitana Estatal resguardaron la Puerta 1, al parecer era el único acceso para este partido.

«San Luis se lo merecía»

Previo al partido, La Orquesta pudo hablar con uno de los aficionados que acudió a presenciar el juego, «desde que llegamos ya se veía que iba a ser algo muy difícil de controlar, porque ellos llegaron gritando que iban vetar el estadio«.

«No es injusto desde el momento en que ves que desde los palcos te avientan cerveza, te avientan botellas con agua, cuando marcaba algo el árbitro, gente de aquí que supondrías «ah los fifís de aquí son gente educada», pues no, no lo son», afirmó.

«San Luis se lo merecía, todo lo que tenemos lo merecemos, desgraciadamente fue de esta forma, qué bueno que no hubo muertos. Hay que aprender, la plaza va a mejorar con esto».

El ambiente era tenso, después de todo, el sentir del aficionado potosino se encontraba entre la decepción, el miedo y el enojo, causado por unas cuántas personas que no pudieron discernir  del enfrentamiento en la cancha y en la tribuna.

En la zona Vencedor y otras partes del recinto, se podía observar a personal de limpieza recogiendo los escombros que dejó esa fatídica tarde. Mientras se desarrollaba el juego se podía escuchar el sonido de cristales cayendo por las escalinatas.

Una pequeña luz en el abismo 

Lo cierto era que Atlético de San Luis se encontraba en uno de los peores momentos de su historia, ahora las jugadoras del equipo apenas reunieron a mil entusiastas mientras que en sus primeros partidos juntaron a más de 15 mil aficionados, la mala racha y la violencia convirtieron en un sitio lúgubre al lugar que alguna vez alentó con muchas ganas al equipo femenil que había conseguido un empate contra América y una victoria ante Cruz Azul, dos de los encuentros más entrañables.

El encuentro tuvo altas y bajas, ambos equipos tuvieron oportunidades en el arco rival pero ninguno de los dos conjuntos se pudo hacer daño, las rojiblancas dejaron atrás el amargo sabor de la derrota y, quizá, la victoria está próxima a llegar. 

Una vez finalizado el encuentro, ambos directores técnicos condenaron los hechos violentos registrados en la cancha del San Luis, e incluso confirmaron que existía cierta incertidumbre de llevar a cabo el encuentro en el coloso de Valle Dorado al existir una posibilidad de veto.

Muchos factores entrarán en juego: el tiempo, el buen futbol, la buena afición y una mayor logística servirán para cerrar este capítulo negro en el futbol potosino. Mientras tanto, queda aceptar el castigo pertinente y seguir avanzando.

Recomendamos leer también: Triste y lamentable… | Columna de Israel Miranda

Nota Anterior

(VIDEOS) Inundaciones amenazan a 10 municipios de la Huasteca en SLP

Siguiente Nota

(VIDEO) Por fin atrapan al Mozo Tramposo de la Fiscalía en SLP