DeportesDestacadasNoticias en FA

#Crónica | Atlético femenil: entre la derrota y el olvido

El Atlético de San Luis femenil cayó 1-5 ante Rayadas de Monterrey, en un estadio casi vacío y suman su quinta derrota al hilo en el torneo

Por: Sebastián Escorza

El estadio Alfonso Lastras lució vacío este jueves; quizá fue el clima loco de San Luis, o el mal momento que atraviesan las rojiblancas; sea cual fuera el factor, lo cierto es que el “coloso de Valle Dorado” pesó menos en comparación con partidos anteriores. 

Apenas 3 mil almas se dieron cita en el compromiso del Atlético de San Luis femenil contra Rayadas de Monterrey, casi una octava parte de la capacidad del recinto; la novedad de un equipo femenil en primera división se diluía, y las derrotas en fila tampoco ayudaban, algo malo para un conjunto que ha aprovechado su localía para imponerse ante la adversidad. Esta vez el olvido se hizo sentir entre las butacas.

Minuto 2 y las rayadas se fueron adelante en el marcador tras un penal cobrado por Mónica Monsiváis: apenas los primeros 120 segundos de juego y las rojiblancas ya cargaban con una losa pesada, las derrotas contra Monarcas, Querétaro, Xolos y Tigres pusieron contra las cuerdas al San Luis femenil, que iba por los tres puntos aunque el rival en turno pusiera las cosas difíciles.

Durante varios minutos, las rayadas se vieron superiores ante un Atlético de San Luis que, el día de hoy, no contó con el pleno respaldo de su afición, aunque al minuto 15, por suerte o destino, el equipo local logró empatar los cartones en un tiro libre cobrado por Daniela Carrandi, un gol que ninguna de las 22 jugadoras en la cancha ni los propios aficionados se esperaron.

Pese a la poca asistencia, el gol sirvió para encender los ánimos en el Alfonso Lastras, un gusto que duró poco, pues al minuto 19, la silbante decretó un segundo penal para la escuadra visitante, una decisión que sacó de balance a las potosinas y a su afición; estos últimos, atónitos, lanzaron una silbatina contra el cuerpo arbitral, tras considerar que la jugada que causó el penal era “futbolera” y no merecía tal sanción

El marcador, de nuevo, era favorable para las rayadas. Un 1-2 que sembraba más dudas que certezas en el campo y que causó un silencio fúnebre en las butacas. Era una escena que nunca se había visto en un partido del Atlético femenil pese a las derrotas.

El respetable daba señales de vida en una que otra jugada interesante, las rojiblancas, como siempre lo habían hecho, no querían morir de nada y el empate parecía cercano, pero este nunca llegó. 

 

Medio tiempo y el encuentro estaba 2-1 en favor de las visitantes, un marcador adverso pero reversible, pues el estadio Alfonso Lastras ya había sido testigo de remontadas por parte del cuadro femenil, y este día podría darse otra campanada y con ello, una oportunidad de recomponer el rumbo que se había perdido desde el partido contra Monarcas.

Las potosinas tuvieron varias llegadas al arco regio, pero la falta de contundencia, el problema más grande que enfrenta el equipo, fue lo que sentenció al equipo de casa, mientras que Monterrey, por otra parte, supo aprovechar las oportunidades que tuvo para regresar a la sultana del norte con 3 puntos y un marcador abultado. No por nada es el equipo con más goles anotados en lo que va del certamen. 

Llegó el minuto 59 y la visita aprovechó un error en la salida del equipo potosino, Dinora Garza hizo un remate desde afuera del área y el esférico se coló en el ángulo de la portería. El marcador ahora estaba 1-3 y el tanto cayó como un balde de agua fría para los pocos aficionados que se encontraban en el lugar, la afición rayada, aunque poca, se hizo sentir ante el silencio de los potosinos.

En los últimos 20 minutos, la afición potosina trató de hacerse notar pese al marcador adverso, las jugadoras rojiblancas, con mucho esfuerzo, llegaron al área de Rayadas, pero no lograron hacer daño para terminar el partido con un marcador menos escandaloso. 

Todo parecía indicar que el partido terminaría con un 1-3, una derrota quizá presupuestable frente a uno de los cuadros con mayor prestigio desde que se inauguró la liga femenil, pero Rayadas, aprovechando sus oportunidades, consiguió 2 tantos más en el tiempo de compensación, cortesía de Daniela Solís y Jazmín Aguas.

Silbatazo final. Atlético de San Luis cayó en casa por 1-5 y sumaron su quinta derrota en fila, es cierto que las rivales que enfrentaron pertenecen a la élite del futbol femenil, mientras que para San Luis es apenas su primer torneo. 

Perder no estaba en el presupuesto, nunca lo está, pero los momentos por los que atraviesa el equipo son claves para tener un estadio lleno. 

Las primeras jornadas el estadio Alfonso Lastras registró entradas de hasta 17 mil aficionados; ahora hubo poco más de 3 mil. El olvido se empieza a adueñar de las butacas en el recinto, y en tanto el accionar del equipo no cambie, más y más aficionados dejarán de alentar.

También lee: #Crónica | Entre nervios y la revancha, Matosas debutó con triunfo ante Puebla

Total Page Visits: 64 - Today Page Visits: 1
Nota Anterior

La voluntad del ser gobierno | Columna de Óscar Esquivel

Siguiente Nota

Así amanece el precio del dólar hoy 20 de septiembre en SLP