#4 Tiempos

Carta abierta al Lic. Zenón Santiago | Por León García Lam

Estimado Licenciado Santiago:

Es de conocimiento público que la administración Municipal de San Luis Potosí lo ha nombrado a usted como Director de Asuntos Indígenas. Aunque sé que lo que le pediré es difícil de aceptar, le escribo para que quede constancia de los sucesos y de los agravios cometidos contra las comunidades Mazahua, Mixteca Baja de San Luis Potosí y Triqui. 

Dirigirme con usted tiene una doble ventaja porque es abogado y también originario teenek de Tancanhuitz de Santos, me parece que, de la comunidad de Xolol. Es decir, usted entiende de leyes y piensa como persona indígena. Me hubiera gustado haberlo conocido en otro contexto, de otra manera; en una fiesta comiendo un bolim y tomando un poquito de aguardiente. Espero que un día podamos hacerlo.

Usted, Lic. Zenón, sabe muy bien que los lafchik (los no-indígenas) son la población dominante de nuestro país. Ellos, aunque comen maíz, no entienden de los modos ni del pensamiento indígena; no saben nada del agua, ni de los aires, ni de las nubes, ni de las cuevas; aunque rezan no saben del poder que tienen los humos, ni del aguardiente; son como personas sin corazón. No tener corazón facilita mucho la tarea de la colonización: por eso, los lafchik piensan que lo mejor para las comunidades indígenas es que les (im)pongan un mega proyecto y les cuesta tanto entender que el corazón de una comunidad es su asamblea. Yo personalmente hablé con varios funcionarios de la actual administración, y créame no son simples lafchik, sino verdaderos teneklafchik (diablos), que están dispuestos a desconocer la ley y las pocas ventajas legales que tienen las poblaciones indígenas, con tal de no ceder ni un poquito el poder ni el control de sus puestos; a los lafchik les da pavor que los indígenas realmente puedan ejercer el presupuesto y el poder público mediante sus usos y costumbres.

Desde hace años que las comunidades Mazahua y Mixteca Baja de San Luis Potosí han luchado por sus derechos y reconocimientos. Todos los que hemos laborado en alguna institución pública hemos observado, a veces con coraje, ese esfuerzo que han hecho por hacerse reconocer, porque en ocasiones han tenido que recurrir a protestas y exigencias fuertes. Ellos han puesto en aprietos al Gobierno del Estado al no realizarles las debidas consultas como lo exige la ley. Asimismo, a la Administración Municipal anterior, le hicieron notar a través de una recomendación de la CEDH que se ha violado su derecho al agua y a los servicios municipales mínimos. Es cierto, que no han sido personajes cómodos para las instancias gubernamentales, especialmente para el Instituto para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (INDEPI), ni para el Gobernador, ni para los últimos presidentes municipales. Pero tienen razón: sus derechos no pueden negociarse y los derechos no se piden, se ejercen.

Como abogado que es, Lic. Zenón, usted sabe que, en el Libro de Gobierno, en El Padrón de Comunidades Indígenas, en donde están reconocidas las comunidades indígenas de los municipios del Estado, la ciudad capital de San Luis Potosí registra tres comunidades indígenas (Mazahua, Mixteca Baja de San Luis Potosí y Triqui), cada una pertenece a un pueblo originario distinto (Mazahua, Mixteco y Triqui). De acuerdo con el derecho, el Municipio está obligado a consultar a estas tres comunidades (y solo a estas tres). Usted sabe que los nahuas, los teenek, los pames, ni mucho menos los supuestos guachichiles tienen derechos colectivos en nuestro municipio, porque no hay comunidades así reconocidas. En su caso, Lic. Zenón usted es una persona indígena, cuyos derechos colectivos se encuentran a salvo, en su comunidad de origen –en donde existe una asamblea indígena que, regida por sus usos y costumbres, lo reconoce a usted como parte de ella- y aquí, de lo que hablamos es de eso: derechos colectivos, no individuales. Estoy seguro, que usted entiende perfectamente de lo que se trata este asunto.

Quiero comentarle, que no son nuevas las triquiñuelas que usan los lafchik para no reconocer los derechos de los pueblos indígenas: usan indígenas contra indígenas; aprovechan los conflictos internos para dividir a las comunidades; les otorgan pírricos privilegios a unos para aplastar a otros y estoy seguro que, ni a usted, ni a sus ancestros les da orgullo ser parte de la discriminación indígena. Acuérdese de sus abuelos y de sus ancestros siendo discriminados por los lafchik y en esa discriminación hubo apoyo de otros indígenas. Recuerde Lic. Zenón que la historia pone a cada quien en su lugar y no será tarde cuando estos acontecimientos se coloquen en la historia de las luchas indígenas de San Luis Potosí, y piense en qué lugar quiere estar usted. Como el indígena que le engordó el caldo a los funcionarios racistas o como el indígena que siendo abogado coadyuvó a que las comunidades indígenas de San Luis Potosí, lograran el ejercicio de sus derechos. 

Le exhorto, Lic. Zenón, a que reflexione el papel que juega usted en esta trama; a que nos ayude a fortalecer el proceso de consulta que es la única arma con la que cuentan las comunidades indígenas del Estado y del país; lo invito a que nos ayude a reponer todo el proceso, y si usted tiene un liderazgo con el resto de personas indígenas que viven y conviven aquí en nuestro municipio, a sumarse a la lucha de las demás comunidades, no a estar en contra de ellas.

Hoy 29 de noviembre, día de San Andrés Apóstol, día del Santo Patrono de la comunidad Mixteca Baja de San Luis Potosí, y día que se regresan los difuntos a su morada.

In jalvil tu tenek k’uat ti viayal tajvilaf.  xi xo y t’ajal netz ka vialmé!

Atentamente

Dr. León García Lam

 

También lee: Derechos agraviados, recomendaciones desoídas | Columna de León García Lam

Nota Anterior

(VIDEO) Funcionario ebrio de la FGESLP chocó varios autos en Lomas

Siguiente Nota

¡Rosario, renuncia ya! | Columna de Paul Ibarra Collazo