#Si SostenidoColumna de Dalia García

Anti-semblanza curricular de un artista profesional | Columna de Dalia García

Divertimentos

 

Comenzó a incursionar en la música a los tres años de edad, cuando su padre le dio por primera vez un instrumento para que lo tocara en las posadas de la familia: un pandero. Al instante, mostró un gran interés y habilidad para este arte, razón por la cual lo inscribieron en la escuela de música Mi-la, donde aprendió a tocar el triángulo.*

Posteriormente, continuó con su formación musical en la Escuela Primaria Benito Juárez, en donde formó parte del coro que ganó el concurso de interpretación del Himno Nacional en el ciclo escolar 1990-1991. Posteriormente, dio otro gran paso en su temprana carrera musical al ser elegido para la banda de guerra de la Escuela Secundaria Técnica número 261, en donde tocó la trompeta por tres años para después, en el bachillerato, incursionar en los tambores.**

Fue aceptado en la Escuela Normal de Música y cursó ahí sus estudios profesionales aunque, por motivos de trabajo y burocracia, no pudo concluirlos; sin embargo, ahí fue alumno destacado del maestro Cuquito, quien fue discípulo del discípulo del discípulo del discípulo del discípulo del discípulo del reconocido Juan Chofán Tozart.***

Además de sus estudios profesionales, cursó los talleres “Entrenando los oídos”, “¿Qué es la música?” y otro más en el instrumento que actualmente ejecuta: “Aprende a tocar la armónica en 30 días”, con una duración de treinta horas cada uno.****

Cuenta con reconocimientos por haber cursado dos diplomados recientemente: “Cómo gestionar tus habilidades para estudiar enfocado sin distraerte con las redes sociales” y “Cómo promocionar tu banda”.*****

Ha tocado en una gran cantidad de foros culturales como el Café Tosatado, Foro Luna, La Cocacolería, Festival Citadino, foro Amigos Independientes, foro Por amor al arte, Festival del dulce de guayaba y Festival Internacional de Músicas del Universo, por mencionar algunos […] ******

 

(La semblanza curricular del artista termina dos cuartillas después)*******

 

* En la mayoría de los casos, las síntesis curriculares son textos que se leen por obligación y con fines prácticos.

** Menos es más, dicen en algunas disciplinas.

*** Un tono presuntuoso no aporta más valor a la trayectoria, al contrario.

**** Si es posible agregar material audiovisual, mejor. Los gestores y programadores culturales necesitan ver y/o escuchar la propuesta artística.

***** No hay una regla que diga qué sí y qué no se pone en una síntesis curricular, pero, definitivamente, lo mejor es optar por la brevedad y sensatez: seleccionar muy bien la información y referirla de manera concisa (“ir al grano”).

****** Sin palabras.

******* Si el destinatario tiene la bondad de terminar de leerla, dedíquele una canción.

 

También lee: Formas de morir | Columna de Dalia García

 

Nota Anterior

IMSS SLP realizará vasectomías gratis en Ciudad Valles; ¿cuándo?

Siguiente Nota

El Mijis revictimiza a familiares de desaparecidos: CC de la CEDH