Estado

4 motivos para proteger la Sierra de San Miguelito, según un especialista

Por Ana Dora

El doctor José Adrián Figueroa Hernández, de la asociación civil de Ecoparadigma, comentó en entrevista para La Orquesta que es fundamental que se realice una evaluación de impacto ambiental antes de planear cualquier construcción en la Sierra de San Miguelito.

“La evaluación de impacto se tiene que hacer antes de construir”, dijo el especialista y apuntó que con los estudios se puede saber qué tanto puede afectar al medio ambiente “primero se deben de hacer estos estudios, para ver si va a afectar a la flora, fauna, la recarga del acuífero para después que varios expertos tomen la decisión, siempre dándole fuerza a que el beneficio sea para la comunidad”.

Comentó que hasta la fecha no se ha aplicado un Plan de Ordenamiento Territorial, es por ello que la zona de la Cañada del Lobo y aledañas se afectó por la explotación del hombre: “esa zona ha sido usada para sobrevivencia de la ciudad y jamás se tuvo la precaución de reforestarla”.

Figueroa también considera que los habitantes de la capital desconocen de los beneficios que la Sierra de San Miguelito brinda a la ciudad. El primero es que la Sierra actúa como regulador de temperatura: “la Sierra ayuda a un amortiguamiento de los cambios bruscos que podría tener la ciudad, sabiendo que estamos en una zona de semi desierto. La montaña rodea casi el cincuenta por ciento de la ciudad y la protege, por lo que las temperaturas no son igual de fuertes”.

El segundo gran beneficio es la oxigenación que esta brinda “es el pulmón más cercano que tenemos con un bosque de miles de hectáreas y gran parte se perdió con los incendios. El arbusto principal que tiene es el pino piñonero pero también tiene encinos y otras plantas. Estos producen energía y oxigenación que nos llega a la ciudad”.

Figueroa Hernández, comentó que la Sierra es el lugar con mayor cantidad de recarga de agua: “para todos los que vivimos en la capital, la Sierra es donde se da la principal recarga del acuífero”, dijo y añadió que, al construir en esa zona, no se piensa en los materiales, y las vialidades son hechas por lo regular con cemento o asfalto, lo que provoca que al llover descienda bruscamente el agua: “no se recupera esa agua, se pierde con aguas negras, la montaña ya no la recupera”.

También indicó que existen diversas especies de fauna y flora consideradas como protegidas: “tenemos al águila real y muchos otros animales que la gente no se imagina. Una alta diversidad y muchas plantas están dentro de la norma de protección”.

Por último, el ambientalista comentó que es necesario planificar antes de construir en esa zona pues el clima está sujeto a la Sierra: “tenemos un clima influenciado por la montaña: en la mañana hay un calorón pero en la tarde llega el fresco de la montaña y si conectamos con la huella ecológica de la producción de CO2 son abundantes los beneficios, si planeamos bien, evitamos el cambio climático acelerado”.

Pedirá la Segam a Nava que vigile urbanización en la Sierra de San Miguelito

Nota Anterior

Perros se podrían graduar como vigilantes de escuelas en Soledad

Siguiente Nota

Segam interpuso recurso para evitar multa de la Profepa