DestacadasEstado

Solo en el papel pretenden cumplir protección a periodista de SLP

El subsecretario de Derechos Humanos del gobierno estatal, Ulises Valencia, no habría cumplido con las medidas de protección dictadas al periodista Everardo González

Por: Redacción 

A cuatro años de que el periodista Everardo González Castanedo interpusiera una denuncia por amenazas, ataques a la libertad de expresión y otras que impiden su quehacer periodístico, Ulises Valencia, subsecretario de Derechos Humanos y Asuntos Jurídicos del gobierno estatal, pretende cumplir las medidas cautelares dictadas a favor del comunicador “solo en el papel”, denunció el medio Realidad San Luis.

Everardo González contaba con medidas cautelares como parte del mecanismo de protección a periodistas del gobierno federal; sin embargo, los elementos de seguridad que lo custodiaban le fueron retirados hace meses, “se dan dependiendo el riesgo”, señaló Ulises Valencia al respecto. 

El año pasado, el juez del Octavo Distrito Federal ordenó que se cumplieran una serie de puntos por parte del gobierno de San Luis Potosí, entre los que se incluyen test psicológicos, médicos y “reparación por obstrucción de justicia y protección”, pues el estado potosino no ha cumplido con los ordenamientos.

Cabe recordar que las amenazas de muerte en contra del periodista siguen, pues señaló que recibe mensajes intimidatorios que presuntamente llevan a una IP de un domicilio particular en la capital potosina.

Por lo tanto, Everardo González hizo responsable a Ulises Valencia, al secretario general de gobierno Alejandro Leal Tovías y al secretario de seguridad Jaime Pineda de lo que le pueda pasar a él, a su familia y a su patrimonio. 

Con información de: Realidad San Luis

También te puede interesar: (VIDEO) Dos días bastaron para ver la violencia en SLP: Margarita Zavala

Total Page Visits: 49 - Today Page Visits: 1
Nota Anterior

Avión de pasajeros se estrelló en Afganistán; nadie sobrevivió

Siguiente Nota

1ra recomendación del año es a la FGE; tardó en investigar un caso de violación