enero 23, 2021

Conecta con nosotros

Destacadas

#SLP | Delincuencia bajó por la pandemia, pero 80% de la ciudadanía se siente insegura

Publicado hace

el

Los enfrentamientos y ejecuciones entre grupos del crimen organizado han aportado para que el clima de violencia y hostilidad no cambie 

Por: El Saxofón

Desde los primeros días del confinamiento por la pandemia del coronavirus, los analistas de seguridad hablaron de los efectos que esta tendría en las actividades delictivas. La mayoría apuntaron, obviamente, a que la incidencia de delitos iba a disminuir, los más optimistas supusieron que la violencia también haría una tregua y bajarían los homicidios: siete meses después, las cifras les dan la razón a unos por apuntar lo obvio, y muestran la ingenuidad de los otros por suponer algo que no se hizo realidad.

Por un  lado, con la gente obligatoriamente en sus casas, los robos domiciliarios bajaron, con menos gente en la calle, el asaltante tuvo menos víctimas posibles, con los negocios cerrados bajaron los atracos (por lo menos bajaron las denuncias), pero por otro, la violencia, en su mayoría desatada por grupos criminales no deja de llenar las páginas de nota roja con cuerpos arrojados en la vía pública, en parajes y baldíos, o muertos en ataques armados.

Entre enero y septiembre del 2020, los robos en general cayeron 22.34 por ciento, en comparación con el mismo periodo de 2019. El robo a casa habitación bajó un 32.23 por ciento. Durante el 2019 el promedio mensual de robos a viviendas fue de 143.5 denuncias, el confinamiento redujo la proporción a 98.1.

En lo que respecta al robo de vehículos, el año pasado el promedio fue de 340 unidades robadas (coches y motocicletas) al mes, unas 11 al día; gracias a la pandemia el promedio mensual bajó a 276.22.

En nueve meses de cuarentena, el robo de autopartes, que venía de un repunte en la segunda mitad del 2019, disminuyó un 22.96 por ciento. La Fiscalía General del Estado (FGE) recibió 135 denuncias por este delito en enero, febrero y marzo, respectivamente, pero este número bajó a 79 en abril, y registró su menor cifra en junio, con apenas 58 incidencias denunciadas ante las autoridades.  A partir de junio, acaso tras el inicio de la nueva normalidad, este delito volvió a experimentar un repunte, y actualmente se ubica en más de 70 demandas al mes.

El robo a transportistas ya venía a la baja desde principios de año, antes de la pandemia, y así se ha mantenido. En 2019, se registró un promedio de 43.66 denuncias mensuales, mientras que entre enero y septiembre de 2020, se reportan un promedio de 29.1.

Los asaltos en la vía pública, un delito que mucho se padece, pero poco se denuncia, también venían a la alza desde el 2019, y en febrero la cifra superó la barrera de las 100 denuncias al mes, al registrar 103 casos.

Pero ya desde el mes de marzo, en las primeras semanas de la cuarentena apenas se denunciaron 63 casos, y la cifra cayó aún más en abril y mayo, al registrarse solo 35 y 38 denuncias, respectivamente: las cifras más baja en al menos tres años. Pero ya en junio subieron a 70 y, con una disminución a 60 y 53 casos en julio y agosto, en septiembre volvieron a presentarse más de 70 querellas.

Lo que revelan las cifras y porcentajes presentados anteriormente es que, como un efecto natural del confinamiento, la delincuencia vio menguadas sus posibilidades de acción y los delitos fueron a la baja. Por otra parte, ante el cierre de actividades en el sector público, también es probable que muchos delitos no hayan sido denunciados. Si bien hay que señalar que la Fiscalía permaneció abierta y puso a  disposición de la ciudadanía un sistema de denuncia virtual.

En 2019 se registraron en promedio 138.58 robos a negocios, la incidencia ha bajado a 123 robos mensuales en lo que va de 2020. Sin embargo, en este delito, se registró la menor disminución, pues entre enero y septiembre de 2020, se denunciaron apenas 10.33 por ciento menos robos que en el mismo periodo de 2020.

Y es que los robos a negocios solo bajaron durante los primeros dos meses del confinamiento, cuando se cerró la economía: En enero se habían presentado 140 denuncias por este delito, la cifra subió a 147 en febrero, y bajó abruptamente a 88 en marzo; en abril repuntó a 118, y volvió a bajar a 81 en mayo, pero a partir de junio quienes se dedican a esta actividad ilícita volvieron a sus operaciones, pues la Fiscalía recibió 110 denuncias, que para julio, agosto y septiembre ascendieron a 144, 139 y 144 respectivamente.

En estas cifras se observa un efecto de rebote. Con las medidas adoptadas en la primera etapa de la cuarentena la incidencia delictiva disminuyó, pero con el advenimiento de la nueva normalidad y la reactivación económica, el hampa volvió por sus fueros. Habría que esperar ahora el efecto post pandemia: de cara al cierre del año todo parece indicar que las cifras de robos se mantendrán más o menos en la misma tendencia, pero ya sea que el confinamiento acabe o se mantenga, la delincuencia también se adaptará y seguirá haciendo de las suyas.

En el caso de los robos a casa habitación, por ejemplo, si bien las denuncias disminuyeron, hubo casos que impactaron en la opinión pública, como fueron los hurtos en zonas residenciales.  En agosto se habló de que al menos 5 viviendas del Residencial Club de Golf La Loma, habían sido saqueadas.

El 10 se septiembre, el Secretario de Seguridad Jaime Pineda, en declaraciones a la prensa reconoció que había preocupación por el robo a negocios, pero presumió que “junto a las autoridades municipales, desplegaron hace poco un operativo especial, con el que lograron contener robos que cometían bandas de delincuentes extranjeros, en fraccionamientos residenciales de la zona poniente”.

Cuarenta días después, en octubre la realidad le daba un mandoble al secretario, pues una nueva ola de robos en Residencial La Loma se hizo eco en la prensa. Ante este nuevo movimiento en el tablero, Pineda quiso desmarcarse y culpó de la inseguridad a la vigilancia privada de estos sitios, pues aseguró que los delincuentes vivían ahí dentro.

“Los delincuentes rentan casas en fin de semana, hay aplicaciones donde rentan las casas y a veces los delincuentes viven adentro, los delincuentes pasan un fin de semana dentro de los clubes privados, y cuando está el operativo y los andamos buscando están ahí dentro de las casas porque la rentaron”, acusó.

Pineda fue más allá y dijo que cuando se denunciaban los hurtos, al acudir a atender el reporte los vigilantes les prohíben la entrada porque “ahí vive cierto tipo de personas”; criticó que la gente que vive en los fraccionamientos privados paga seguridad privada, pero ya “cuando les llega el agua a los aparejos” es cuando buscan a la Seguridad Pública. 

Capítulo aparte merece la actividad delictiva relacionada con los homicidios que, como es sabido, no han parado durante la pandemia, antes al contrario: han aumentado de manera considerable. En eso sí se equivocaron los analistas: el uso sistemático de la violencia por parte del crimen organizado se fortaleció durante el confinamiento.

Después de una ligera disminución en los homicidios registrada en 2019, el 2020 registra un panorama desesperanzador, con un gobierno que sigue sometido por la capacidad de fuego de los grupos de la delincuencia organizada. En agosto pasado se registró la mayor cifra de homicidios en 5 años: 82 víctimas. Por estos delitos la FGE abrió solo 72 carpetas de investigación, esta diferencia entre el número de víctimas y el número de indagatorias, se debe a que en algunos casos se investigan multihomicidios, es decir una carpeta corresponde a dos o más víctimas.

De lo anterior se puede colegir que si la delincuencia común ha disminuido es porque el confinamiento ha provocado que haya menos víctimas disponibles, y si la violencia sigue es porque a quienes la emplean para resolver sus conflictos les parece aún les parece necesario que haya más víctimas.

La percepción de inseguridad entre la ciudadanía cambió más o menos significativamente entre marzo y septiembre de este año, según la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), que realiza el INEGI. En la versión de la ENSU del primer trimestre del año, el 87 por ciento de los potosinos de 18 años y más se sentían inseguros en la ciudad; este porcentaje bajó a 83 por ciento en la edición de septiembre, sin embargo, la proporción fue superior al 81% de registrado en el mismo mes de 2019.

En suma, 8 de cada diez potosinos perciben una ciudad insegura. De poco sirven las disminuciones en la incidencia delictiva cuando los hechos de alto impacto se suceden con asidua periodicidad: octubre comenzó con el hallazgo de 19 cuerpos sin vida en dos hechos distintos en la frontera  con Zacatecas; noviembre inició con la desaparición de una mujer en San Luis Potosí capital que más tarde fue hallada asesinada en un apartamento en Santa María del Río.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: #Exclusiva | “El DIF me cambió la vida”: Lorena Valle

Destacadas

#ÚltimoMinuto SLP se va a semáforo rojo por covid-19

Publicado hace

el

Por

El gobernador Juan Manuel Carreras anunció que el estado se encuentra en peligro máximo

Por: Redacción

El gobernador Juan Manuel Carreras anunció hoy que el semáforo epidemiológico de San Luis Potosí pasará a partir del lunes a semáforo rojo, esto a raíz del alto número de contagios, la letalidad de la pandemia y la saturación de los servicios de salud. 

Carreras López informó que San Luis Potosí ha llegado a 32 puntos, por lo que a pesar de no corresponder a una semana de cambio de semaforización se ha tomado esta determinación.

El doctor Miguel Ángel Lutzow Steiner, titular interino de la Secretaría de Salud, dio a conocer que con el paso a semáforo rojo, en San Luis Potosí se tomarán medidas adicionales que se dividen en tres ejes: 

MEDIDAS RESTRICTIVAS PARA REDUCIR LA MOVILIDAD

 

INCREMENTO DE LA CAPACIDAD DE ATENCIÓN MÉDICA

INSTALACIÓN DE FILTROS DE DETECCIÓN DE CASOS

Se montará un operativo especial para reducir la movilidad y realizar búsqueda de casos:

  • Se dará orientación sobre riesgos sanitarios.
  • Se harán evaluaciones clínicas.
  • Pruebas reactivas.
  • Recomendaciones para asistir a hospitales o quedarse en casa.

Dichos filtros estarán en:

Continuar leyendo

Destacadas

En SLP, la peor crisis de covid-19 seguirá hasta febrero: experto

Publicado hace

el

El momento es el más serio que vive todo el hemisferio norte del planeta debido a las bajas temperaturas

Por: Ana G. Silva

Esta mañana, durante la rueda de prensa diaria de la Secretaría de Salud se anunció que, ante el incremento de casos, defunciones y hospitalizados por covid-19, San Luis Potosí regresaría a semáforo epidemiológico rojo. Una fuente cercana al área de la Salud mencionó que fue una decisión prudente de parte de las autoridades, pues se vive la peor etapa de contagios por covid, y mencionó que se prevé un semáforo naranja hasta finales del mes de febrero.

La fuente argumentó que no solo el estado sufre su peor etapa, sino también el país y el hemisferio norte: “Es importante mencionar que el primer brote que tuvimos fue en donde fue de baja transmisión por el calor; actualmente tenemos esa transición aumentada por el descenso de la temperatura así como por el incremento de fiestas y reuniones”.

La fuente indicó que no hay un cambio en la tendencia de los datos que pueda permitir ver una disminución de contagios, a pesar de que en los últimos dos días ha habido menos casos que durante al inicio de semana donde por poco se iguala al récord de número de casos de coronavirus en el estado: “Aún así no existe una tendencia importante de disminución de casos, y esas pequeñas disminuciones tiene que ver con el muestreo diario, sin duda el nuevo gran pico comenzará a reducirse de manera importante hacia finales de febrero”.

Reiteró que se tiene la esperanza que con las medidas de semáforo rojo en 15 días empiece a ver los cambios tanto en contagios como en hospitalización.

El experto dijo que era casi un hecho que la próxima semana el estado regresaría a semáforo rojo pues existe un incremento abrupto de casos y de la necesidad de seguir adquiriendo camas en hospitales, y mencionó que espera que la sociedad entienda que “la mayoría de los contagios se suscitan en reuniones en casa”.

Recordó que la tendencia de contagios en casa y reuniones es el principal foco de infección, seguido de los centros de trabajo, el estarse moviendo en la ciudad y el uso de transporte público

Finalmente, la fuente argumentó que las nuevas medidas en los establecimientos impuestas por la Secretaría de Salud son necesarias y Coepris se encargará de clausurar a aquellos que no las cumplan.

“Lo más grave no es la sanción que pueda tener el local sino que se continúen dispersando los casos y la ocupación hospitalaria esté en un nivel muy crítico” dijo y agregó; “el abrir no es malo siempre y cuando se abra con las medidas adecuadas, el problema es que no lo respeta, entonces tenemos un grave problema, están pagando justos por pecadores”.

También lee: #ÚltimoMinuto SLP se va a semáforo rojo por covid-19

Continuar leyendo

Destacadas

“De mal gusto que Mónica Rangel sea precandidata de Morena”: Rodríguez Medina

Publicado hace

el

Por

El periodista apuntó que la secretaria de Salud debió contar con la autorización del gobernador Juan Manuel Carreras para dejar su cargo y buscar la gubernatura

Por: Ana G. Silva

En su columna de ayer, publicada por el diario Pulso y titulada “NO MENTIR, NO ROBAR, NO TRAICIONAR AL PUEBLO”, el periodista Juan José Rodríguez Médina reveló que Mónica Liliana Rangel Martínez, secretaria de Salud con licencia fue militante del PRI, a pesar de que ella mencionó que nunca perteneció a este partido justo antes de inscribirse como aspirante de la candidatura de Morena para la gubernatura de San Luis Potosí.

El columnista dijo para La Orquesta que Rangel Martínez tuvo que haber tenido autorización del gobernador Juan Manuel Carreras Lopez para dejar su cargo y buscar la nominación morenista, por lo que la exfuncionaria pública “disfruta de la benevolencia de sus jefes”.

Rodríguez consideró que Mónica Rangel no se ve muy convencida de que le salgan bien las cosas como posible candidata de Morena:

“De lo que sí estoy seguro es de que si el gobernador le hubiera dicho que no, pues no se hubiera ido a inscribir, porque además no renunció, pidió permiso hasta por 30 días, pero si le hubieran negado la licencia probablemente no hubiera renunciado”.

Juan José Rodríguez dijo que le desconcierta que Mónica Liliana buscara representar a Morena y no al PRI, porque la parte más importante de su carrera en los últimos 11 años se los debe a gobernadores priistas: “En el sexenio de Fernando Toranzo cuando fue directora general de Atención Primaria en los Servicios de Salud y ahora que lleva 5 años como secretaria de Salud, y el hecho de que busque ser candidata de Morena me parece de mal gusto”.

Finalmente, reiteró que no sabe si Rangel Martínez estará entre las cuatro finalistas de la interna de Morena; sin embargo, dijo que el hecho de haber entregado un documento firmado donde dice “no mentir, no robar y no traicionar” y momentos antes afirmara que ella no fue parte del PRI “y no solo no fue así, sino que fue comisionada del consejo nacional rompe con los requisitos de Morena”, pone su precandidatura en duda desde el primer instante.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Mónica Rangel sí era militante del PRI

Continuar leyendo

Opinión