#4 TiemposDeportesRudeza necesaria

Se cocina un clásico | Columna de El Mojado

Rudeza Necesaria

 

Para un equipo con poco reconocimiento nacional como San Luis, es difícil conseguir un clásico que no esté definido por la cercanía geográfica. Hasta ahora, las rivalidades futboleras de los clubes de San Luis Potosí eran contra ciudades cercanas: Gallos de Querétaro; Necaxa, de Aguascalientes; Mineros de Zacatecas; Toros de Celaya.

Sin embargo, las circunstancias han puesto a San Luis y Dorados de Sinaloa en contra en momentos definitivos en por lo menos cuatro ocasiones, lo que puede otorgarle a esta rivalidad el estatus de clásico, con lo que está por cocinarse en las próximas semanas.

El primer enfrentamiento directo en la rivalidad entre Dorados y San Luis ocurrió en el torneo Clausura 2006 de la Primera División Mexicana, cuando ambos equipos peleaban codo a codo el no descenso.

El plantel de Dorados tenía jugadores como Pep Guardiola o “El Loco” Sebastián Abreu. Para la última jornada, el 29 de abril de 2006, Dorados recibía en su estadio a los Pumas y el Club San Luis al Atlas.

Club San Luis necesitaba ganar forzosamente su último partido del Clausura 2006 para salvarse del descenso. El partido contra el Atlas comenzó mal para los potosinos, pues apenas a los 6 minutos de juego, un gol de Emanuel “El Tito” Villa sentenciaba al equipo de Raúl Arias a la quema.

Entre mucho nervio transcurrió casi todo el partido, hasta que en el minuto 88, un gol de Alfredo González Tahuilán empató el partido, aunque el Club San Luis seguía yéndose al descenso.

Entonces, un héroe improbable apareció con el gol de Marcelo “El Colorado” Guerrero, con poca actividad del torneo. “El gol del milagro” llegó cuando Guerrero aprovechó un rebote en el área chica que había rechazado el portero atlista, Antonio “El Poeta” Pérez.

El Lastras estalló en júbilo por la milagrosa salvación, en una hazaña que sigue comentándose hasta la fecha en San Luis Potosí. En Culiacán, por su parte, el marcador no se movió y Dorados tuvo que volver a la Primera División A, después de dos años en el máximo circuito. Un triunfo por cualquier marcador hubiera sido suficiente para el equipo sinaloense.

Nueve años después, en mayo de 2015, el Atlético San Luis de Raúl Arias llegó a la final del torneo de Clausura del Ascenso MX como líder general, contra los Dorados de Carlos Bustos.

La serie prácticamente se definió en el partido de ida, en Culiacán, cuando los Dorados ganaron 3-0 con goles de Raúl Enríquez, Diego Mejía y Rodrigo Prieto.

Para el partido de vuelta, en el Alfonso Lastras, los potosinos solo pudieron conseguir un gol, de Édgar “El Quesos” González, al minuto 63, con lo que los sinaloenses levantaron el campeonato del torneo y posteriormente, contra Necaxa, consiguieron el ascenso a la Liga MX.

Otra final del Ascenso MX se vivió apenas en diciembre pasado, cuando Atlético de San Luis, bajo el mando de Alfonso Sosa, pudo coronarse en casa contra los Dorados dirigidos por Diego Armando Maradona.

El partido de ida en Culiacán lo habían ganado los sinaloenses con gol de Édson Rivera. Para la vuelta, Dorados amplió el marcador global al minuto 32 con gol de Jorge Córdoba.

El goleador de los potosinos, Nicolás Ibáñez, consiguió el empate en el segundo partido en el agregado del primer tiempo.

Ya en el segundo tiempo, al minuto 56, Dorados volvió a poner contra las cuerdas al equipo potosino, con gol de Édson Rivera.

Pese a la desventaja, de dos goles, el Atlético de San Luis pudo recuperarse con un autogol de Diego Barbosa al minuto 65 y un gol más de cabeza del español Ían González al 75.

Ya con el empate global, en los tiempos extras, un pase de Diego Pineda fue concretado como gol por Leandro “El Chino” Torres al minuto 103, con lo que explotó el júbilo de la afición potosina, pero también la molestia del Diego, quien se fue a los golpes contra algunos espectadores de la zona de palcos.

Ahora, solo cinco meses después, Dorados y Atlético de San Luis volverán a definir un campeonato del Ascenso MX. Si Atlético de San Luis se corona campeón habrá ascendido otra vez a la Liga MX, seis años después de que la última franquicia potosina de la máxima categoría fue arrancada a esta ciudad, para ser llevada a Tuxtla Gutiérrez por el empresario Carlos López Chargoy.

Si en cambio, el próximo domingo es Dorados quien obtiene el título, deberán jugarse una serie más para conseguir el Ascenso a Primera División, otra vez con el primer partido en Culiacán y el segundo en el Alfonso Lastras.

Esta rivalidad, sin importar para qué lado se inclina la balanza en las próximas semanas, tiene todos los ingredientes para un clásico.

También lee: Ya no más futbol | Columna de El Mojado

Nota Anterior

Comisión de DDHH pospone 2 días la votación sobre bodas gay en SLP

Siguiente Nota

(VIDEOS) CEDH investiga 3 casos que involucran a la patrulla 3210 en SLP