#4 TiemposDesde mi clóset

Resistencia y acción en la contingencia | Columna de Paul Ibarra

Desde mi clóset

 

La posibilidad para encarnar los significados relativos a la experiencia religiosa dentro de un panorama provisto para la revolución es fundamental en el contexto actual. Habitar un mundo que deviene en un neoliberalismo desmedido que se transmuta, e impide el surgimiento de nuevas formas para relacionarnos económicamente, puede verse desde la fatalidad que este hecho provoca o como una potencia para la acción emancipatoria. Para el sistema actual, la imposibilidad de, con base en lo planteado por Foucault en Vigilar y Castigar, sostener instituciones responsables del control erótico de los cuerpos humanos ha traído consigo una serie de mecanismos necropolíticos que cooptan la experiencia corporal.

Paul Preciado (2020) refiere a este sistema como parte del tecnopatriarcado que propicia la barbarie de la que también habla Nancy Cardoso cuando dimensiona la espiritualidad feminista en esta época mercantilizada. Este hecho atraviesa de manera significativa con lo ocurrido esta semana mayor, y la crisis pandémica que mantiene confinada a una buena parte de la humanidad. Las instituciones de control han encontrado una forma de reubicar el orden mundial con la instalación de sistemas que den paso a pseudo-tecnodemocracias digitales que facilitan el control. Hoy en día no se requiere de un panóptico, incluso las relaciones institucionales son innecesarias.

Wuhan, que aparentemente ha superado la crisis por el Covid-19, mantiene a su ciudadanía contra la pared a través de sus dispositivos móviles. Lo que vimos una vez en Breaking Bad no está lejos de la realidad. El aparato que utilizas hoy para leerme, conoce tu temperatura temporal, sabe las transacciones bancarias que has realizado, pero sobre todo nos mantiene georreferenciados vía GPS. Más que un intento de teoría conspiratoria, este es un relato de la forma en que la economía mundial se reorganiza para dar paso a un orden digital de ultraindividualización.

El establecimiento de fronteras que delimita la posibilidad espiritual es, en palabras de Preciado (2020), epidérmica. Así pues, lo que hasta hace algunos meses era un problema geográfico, continental, de tierra, hoy es corporal. La piel hoy es la frontera de lucha que no debe ser atravesada por migrantes. Los ataques a enfermeras y médicas son un claro ejemplo de ello. El problema es sexo-genérico, se ataca a las cuidadoras, a las responsables del seguimiento. Hoy nos enfrentamos a un cambio en el paradigma. Francisco en el “Urbi et Orbi” nos da un ejemplo claro del porvenir. Pareciera contradictorio al decir que se requiere unidad, sin embargo, no lo es. El llamado a la ultradigitalización, al perdón de la deuda a países, y a la adquisición de nuevos modelos de financiamiento global por parte de los estados-nación permitiría perpetuar el control humano.

¿Qué hacemos ante este panorama? Reorganización y resistencias colectivas. Este momento nos permitirá localizar ese espíritu revolucionario que se resiste al control estatal. Apaguemos el celular, no miremos la televisión, fomentemos la fortaleza espiritual de los lazos sororos y tribales. Si bien en teoría no podemos tener contacto físico con personas en el exterior, en nuestros pequeños espacios de resistencia continuemos alimentando el fuego erótico y afectivo. La erótica, como fuerza cósmica, reacciona ante las vibraciones provenientes del cuerpo, que, de la mano con el establecimiento de vinculaciones afectivas, nos dotará de herramientas de resistencia para la emancipación.

Si tu acosador te amenazó, o hay un feminicida en potencia te ataca, ten a la mano los botones de pánico que has desarrollado como mecanismos de alerta para tus redes de apoyo. Tus hermanas te apoyaremos con o sin contingencia sanitaria. Nos queremos vivas y la violencia feminicida mata a más mujeres que un virus novedoso en el ambiente. Continuamos en alerta. Estamos en pie de lucha.

También lee: La transformación como instrumento justiciabilizador | Columna de Paul Ibarra

Total Page Visits: 118 - Today Page Visits: 2
Nota Anterior

México desarrolla dos prototipos de respiradores para Covid-19; Ssa

Siguiente Nota

Por emergencia sanitaria, preparan zona de fosas individuales en panteón de Milpillas