#4 TiemposColumna de Alma BarajasDeportes

Que si metieron gol fue por su culpa, no por la mía | Columna de Alma Barajas

Capitana #13

 

Entre los cambios climáticos y la edad acechando al mundo deportivo constantemente, hay temas que sobresalen en la cabeza de mortales como yo, claro eso de la edad es importante para el deportista, porque comentaba con Mariana que no siempre podremos disfrutar de cada deporte que decidamos practicar y que mejor aprovechemos hasta donde nos den las rodillas

Eso del clima, bueno, qué podemos decir, ya suspendimos dos jornadas para cuidar el pastito del Parque Tangamanga y, bueno, ahorita ya parece más selva que pasto de campo deportivo (piénsese selva para mi, que mido lo que un pony entre percherones). Espero con ansias que los administrativos del parque le den mantenimiento a un campo por el cual, no me hagan mucho caso pero, creo que se paga renta. 

Y entre esperas, el clima, la edad deportiva salió un tema que nunca me canso de tocar, el significado de ser un equipo. Llámenme traumada, me importa un comino, en realidad el tema salió a flote porque en el equipo de Tocho Cowgirls presentamos resultados alentadores para unas chicas neófitas tocheras que hace 6 meses no daban una. El coach Pato lo dice, hemos trabajado duro, vamos por buen camino, pero, aún hay trabajo por hacer

Entre pláticas con compañeras escuché un comentario que me hizo despertar de un ensimismamiento soberbio y ególatra en el que me he visto envuelta últimamente dentro del deporte en general. Porque aquellas palabras “No se trata de que un equipo brille por una o dos o quizá tres jugadoras… Si no por cada una que está en el campo. A veces solo que hay que dividir esa magia y para eso tenemos un líder, para eso está nuestro coach”. 

Advertí que, con compañeras como ella, que muchas veces termina siendo juzgada sin sentido porque vaya que es buena jugadora la muchacha, pero no termina de creérsela, vale la pena pertenecer a un grupo donde sí, brillamos por todas y donde sí, tenemos a chicas con su mentalidad

Ser parte de algo es maravilloso, llámese algo a una actividad cual sea, a un momento, a un recuerdo, etcétera. Todos formamos parte de un todo, somos piezas importantes de un entretenido rompecabezas, con nuestros aportes de manera individual vinculamos un poder que impone. Entonces un comentario al aire que yo dejaría en este párrafo sería que cuando se trata de aplaudir a tu compañero  hazlo, pero también apláudete a ti porque el simple hecho de que reconozcas el trabajo de tu igual ya es meritorio, no cualquiera, y de hecho abunda más el que culpa a espaldas que el que reconoce y da un buen consejo. 

Qué si en la vida deportiva se dan estos casos, infinitamente, pero aquellos que saben tratar con dichos inconvenientes alientan, motivan, y a esa gente, mejor dicho a esos deportistas les agradezco su sencillez, su madurez deportiva, su entrega y su confianza. Que siga la vida entre el sudor, lagrimas, esfuerzo, y entrega, que viva la vida deportiva

También lee: “Las mujeres no tenemos pelotas pero sabemos cómo usarlas” | Columna de Alma Barajas

Nota Anterior

Rescataron a 25 empleados de un call center secuestrados en Cancún

Siguiente Nota

12 potosinos participarán en los Juegos Panamericanos de Lima 2019