febrero 26, 2024

Conecta con nosotros

#4 Tiempos

Paradas Continuas (2009) o “cuando alguien creyó que mezclar American Pie y Matando Cabos sería buena idea| Columna de Guille Carregha

Publicado hace

el

Criticaciones

 

En 2008 me acuerdo haber visto el cartel de Paradas Continuas en el interior del cine, anunciando que estaba próxima su fecha de estreno. En menos de tres segundos supe que esa película iba a ser un tremendo bodrio con el que jamás perdería mi tiempo. Esos colores psicodélicos con patrón de “diseño predeterminado de PowerPoint para que no se aburran los chavos cuando lean mis temas de cívica y ética”, las poses todas forzadas de sus protagonistas para dar la idea de que son chavos cool y que debes amarlos. Pero, sobre todo, ese horrible título de doble sentido.

Claramente iba a ser una cosa producida con el mínimo esfuerzo posible para capitalizar el hecho de que, en secundaria, no hay chiste más divertido que un “wey, ¿sabías que existe el sexo? ¿sabías que la gente coge?” – el salón entero procede a reírse como si cada uno tuviera un megáfono pegado a la garganta. “Paradas Continuas”. ¿Entiendes? ¡Por que a cada rato se les para! ¡EN UN COCHE!

Quince años después, pude comprobar que, en efecto, es un bodrio. Extrañamente, la predicción que no se cumplió fue la de que se trataba de un producto hecho con el mínimo esfuerzo posible. Es evidente que todas las personas trabajando en Paradas Continuas estaban dando lo mejor de sí para que saliera la mejor película posible. Una película cutre, a fin de cuentas, pero la mejor película cutre que pudieron haber creado.

Ahora, en aquel lejano 2008, y viendo que uno de los elementos más prominentes del póster era una combi, sumada al espantoso título sacado del culo en dos segundos, me imaginé que iba a ser la típica road movie gringa de mitad de los 2000, en donde dos o tres amigos se suben a un auto, manejan a través del país, y tienen loquísimas aventuras sexuales en cada *parada* que hacen – pero en español. Hilaridad asegurada – en español. Y, pues no. Ojalá se hubiera tratado de eso. Así me hubiera sentido menos sucio de haber visto las casi dos horas que *dura* esta cosa. La realidad es que es una cosa mucho más problemática.

La trama es sencilla. El nieto de Tin Tán y su amigo, un güero genérico que actúa como mamón inmamable con una papa atorada en su garganta diciendo las opiniones más horribles expresadas en pantalla porque esa era la época en la que Kristoff era una figura pública a la que la gente quería, deciden rentarles a sus compañeros de la prepa una combi para que tengan un lugar seguro en donde tener sexo. That’s it. That’s the premise. La mayor parte de la película es ver las alocadas peripecias de conseguir que varios menores de edad se animen a confiar en ellos y renten su combi. Su combi, donde cabe mencionar, los graban teniendo sexo a través de una cámara oculta. Ah, pero no hay que preocuparse, no es como que estén haciendo pornografía ilegal o estén cometiendo acoso sexual o algo así. No, no. Lo que pasa es que los graban para poder tener algo con qué chantajearlos si es que alguien le cuenta a los adultos sobre su negocio. Malo si, no sé, lo usaran para venderlo o masturbarse. Pero como nomás es para, hipotéticamente, chantajearlos subiendo el video a YouTube para que todo mundo lo vea y humillar a la persona en cuestión, entonces es gracioso.

Ah, y también les ofrecen el servicio de contratarles prostitutas a los chavos. Porque, pues, ¿qué más gracioso que el estupro cuando hay dinero involucrado?

Todo esto grabado con la paleta de colores y estilo de fotografía de Matando Cabos, porque, pues, ¿qué es eso de ser original y tener una identidad visual propia, cuando ya existe una película de comedia mexicana que la rompió y es más fácil copiar? Digo, porque agarrar una premisa claramente inspirada por las comedias sexuales de los 2000 de Estados Unidos, tipo American Pie, pero en español, no era lo suficientemente arriesgado. Había que estar aún más cerca de la delgada línea del plagio para sentir la adrenalina de saberse cineastas mediocres. Es más, hasta los dos personajes principales son una copia al carbón de los de Matando Cabos.

¡JODER! ¡Este es un intento de un remake de Matando Cabos, pero sin comedia, ni personalidad, ni identidad, ni calidad! ¿Seguros que esto no lo produjo TV Azteca?
¿Qué más se puede pedir en este coctel de chafidad? ¡Por supuesto! ¡Agregar un plot twist serio casi al final en donde se involucran persecuciones de coche, armas de fuego y el riesgo a morir lleno de plomo a mitad de Reforma! ¡Así es! ¡Exactamente como lo hizo Matando Cabos, pero en pinche, y sin sentido lógico! Pasamos de 90 minutos de “ay qué divertido es el sexo” y “mi compa se enamoró de la prostituta” y tonterías de ese nivel a “pasé dos meses en coma por escaparme de las autoridades en una balacera motorizada”.

No puedo creer que no me haya desmayado de la risa después de presenciar tan jocosas premisas. Hasta acá escucho las risas de todos quienes deben estar viendo esta obra magistral del cine moderno en este instante.

Y, no contentos con haber creado un bodrio tan intrínsicamente falto de personalidad, se tomaron la molestia de contar con uno de los peores trabajos de edición que he visto en años. Es tan malo que, en por lo menos tres ocasiones, se sentía como si hubieran cortado escenas enteras de 4 o 5 minutos para brincarse a lo que sigue, porque, pues, igual se entiende. No es como si aparecieran personajes de la nada, actuando como parte del grupo principal, desaparecieran por 30 minutos de la trama, y luego regresaran como si nada a ser parte importante de la historia. ¿Qué clase de cineasta que se precie a sí mismo haría algo así?

El wey que hizo la porquería de La Otra Familia, por ejemplo. Bueno, al menos no rompió la regla de los 180 grados… tantas veces.

En resumidas cuentas: ¿hay alguna razón para ver Paradas Continuas en 2024?

No. No existen. Ninguna. No hay.

No caigan en mi mismo error, por favor.

También lee: ¿Podemos dejar de darle tanta importancia a los Óscares? ¿Plis? | Columna de Guille Carregha

Continuar leyendo

#4 Tiempos

No Basta | Columna de Germán Bautista

Publicado hace

el

HABLEMOS DE DERECHOS

 

Todo es político, y la discapacidad, en tanto fenómeno humano y social no queda al margen de ello. Esta idea es reforzada por la máxima aristotélica “El hombre es un animal político”. Sin embargo y como ya lo hemos advertido, las personas con discapacidad hemos sido un grupo poblacional vulnerado por tradición, e históricamente excluido de los procesos sociales y políticos, lo que incide de manera directa y negativa por cuanto hace a nuestro involucramiento en la vida pública del país y en consecuencia, en los escasos espacios para participar como candidatas y candidatos a cargos de elección popular como titulares para los diferentes órdenes gubernamentales, tanto por mayoría relativa, como por votación proporcional.

En esta columna, me he abstenido de sostener posiciones políticas respecto a temáticas que a todas luces demandan más que simples reflexiones, ante las francas omisiones institucionales, a veces, probadamente intencionales. Ello, porque pretendo que mi mensaje llegue a la población en su conjunto para a partir de la reflexión, detonar la concientización y las acciones sociales, en una especie de activismo libre basado en preocupaciones genuinas y no inducidas.

No obstante, y en vísperas de las campañas electorales, se me hace difícil permanecer impasible ante lo que como personas con discapacidad podemos experimentar en el desarrollo del próximo proceso electoral, a la luz de las experiencias vividas durante 2021.

En ese año, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral publicó el acuerdo INE/CG518/2021, en acatamiento a la Sentencia dictada por la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Ello, derivado de impugnaciones mediante juicios de protección ciudadana, promovidos por algunos partidos políticos y ciudadanos, que se inconformaron contra los criterios para el registro de candidaturas previstas por el INE.

Tras diversos procesos jurídicos, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación determinó que no sólo se debían establecer principios para prevenir, sancionar, reparar y erradicar la violencia política contra las mujeres y prever acciones afirmativas para garantizar la participación política de las personas indígenas, sino que además, debían fijarse los Lineamientos para que se establecieran las medidas afirmativas tendentes a garantizar las condiciones de igualdad sustantiva para la participación política de las personas con discapacidad, así como de otros grupos en situación de vulnerabilidad.

Mediante múltiples impugnaciones, algunos grupos como la RED Nacional de Ciegos México, litigaron sus derechos político electorales ante 16 entidades del país y a nivel nacional, logrando que se identificara una problemática toral sobre las omisiones de los OPLE, Congresos locales, INE y Congreso Federal, por la falta de acciones que garanticen las oportunidades reales por escrito en instrumentos vinculantes. Durante el proceso, algunos partidos políticos buscaron a toda costa evitar que estos grupos poblacionales tuviesen la oportunidad de participar, a pesar de tratarse de colectivos constantemente discriminados. Lógico; como dice un amigo, si el pastel se reparte entre menos personas, la rebanada es más grande, pero a mayor número de invitados, el pedacito de pastel se adelgaza.

¿Qué siguió?

Para los grupos de personas con discapacidad, instrumentalización, simulación, suplantación, incluso intentos de autoadscripción por parte de los partidos políticos. Candidatas y candidatos pretendiendo acreditar discapacidad porque no tenían un dedo, porque les dolía un brazo o la espalda, u ostentándose como personas con discapacidad psicosocial, lo que en gran medida ocurrió también con otros grupos.

El intento de autoadscripción por discapacidad es una cuestión reprobable e inadmisible; en suma, es un despropósito total, porque justamente las acciones afirmativas se proponen como una medida de resarcimiento histórico, social y por supuesto político, para dar visibilidad y establecer pisos desde donde las condiciones sean parejas y procurar alcanzar condiciones de igualdad material, atendiendo principalmente a grupos subrepresentados y excluidos.

Como decía otra de mis amistades, no sólo no nos dan los espacios, sino que los pocos que logramos obtener pretenden arrebatárnoslos.

Además, la definición de discapacidad es clara al prever en el inciso e) del preámbulo de la Convención que: la discapacidad es un concepto dinámico y en evolución, y resulta de la interacción de las personas con deficiencias físicas, intelectuales, mentales y sensoriales y las barreras visibles y actitudinales existentes y persistentes en el entorno. Además, no existe la discapacidad temporal, pues el artículo 1 del ordenamiento establece el largo plazo como un criterio sine qua non, alguien puede ostentarse como persona con discapacidad.

Comprendo que los acuerdos internos y entre los partidos políticos tienen un propósito; alcanzar la tan defendida auto determinación e independencia para tomar sus propias decisiones; pero al mismo tiempo, no deben descuidar el garantizar los derechos político electorales de todas las personas, reconocidos en los tratados internacionales firmados y ratificados por el estado Mexicano. En tal sentido, es imperativo que resistan la tentación de sustituir a las personas que forman parte de los grupos históricamente subrepresentados. Es imprescindible que no sólo se discurse sobre la inclusión de la diversidad, sino que ese discurso se convierta en acciones congruentes y afines a las demandas de los tiempos actuales.

Se reconocen los esfuerzos de la institución electoral, que si bien son positivos, no son suficientes, aunque fijan las bases para intentar emparejar el terreno. Sin embargo, no puede hablarse de procesos electorales inclusivos sin campañas accesibles, sin propuestas que incluyan transversal e integralmente a las personas con discapacidad, sin participación efectiva y en igualdad de condiciones de las candidatas y candidatos con discapacidad, sin elecciones sin discriminación y sin oportunidades reales por escrito.

Como lo establece el Pacto de San José en su artículo 23, si en materia de derechos políticos, los derechos humanos no contempla de forma clara las oportunidades de goce y ejercicio, estos se encuentran vacíos, sin sustancia; entendiendo por ello que se encuentran violentados, como hoy lo reclaman las personas con discapacidad.

En este próximo proceso electoral vale la pena reflexionar y plantear algunas máximas, en aras de lograr no sólo la inclusión, sino la participación política efectiva y en igualdad de condiciones de las personas con discapacidad que decidan postularse como candidatas y candidatos a cargos de elección popular.

Si no es inclusiva, no es justicia, si no es inclusiva, no es igualdad, si no es inclusiva, no es democracia.

También lee: Los Ajustes Razonables | Columna de Germán Bautista

Continuar leyendo

#4 Tiempos

Presentan Edición 2024 del Festival Internacional San Luis en Primavera en CDMX

Publicado hace

el

Potosinos y turistas nacionales y extranjeros disfrutarán de ll Divo, Big Band Jazz de México & Friends, Aleks Syntek y otros artistas

Por: Redacción

Este viernes en la Ciudad de México, el alcalde de San Luis Potosí, Enrique Galindo Ceballos, presentó la Edición 2024 del Festival Internacional San Luis en Primavera, que se desarrollará del 23 al 31 de marzo, con el que el Gobierno de la Capital potosina aprovecha las actividades tradicionales de Semana Santa para potenciar el turismo hacia la ciudad y los eventos culturales en favor de la ciudadanía potosina.

 

Galindo Ceballos, aseguró que este Festival San Luis en Primavera ya trascendió a nivel internacional, ya que incluye una variada oferta cultural, artística, gastronómica y deportiva, con eventos gratuitos diseñados para todos los segmentos de públicos, inclusivo y de gran calidez que se disfrutará en un ambiente de seguridad.

 

En presencia de actores, conductores, integrantes de reconocidos grupos musicales y representantes de medios de comunicación, el Jefe del Gobierno de la Capital potosina informó que en el Festival, que se desarrollará del 23 al 31 de marzo en diferentes sedes y plazas, participarán más de 800 artistas, muchos de ellos de reconocimiento internacional, con Francia y Pachuca como país y ciudad invitada, respectivamente.

 

La primera actriz Angélica Aragón dijo que visita frecuentemente San Luis Potosí, gracias a la amplia oferta cultural, artística y deportiva que tiene la ciudad: “Esta es una excelente alternativa para los problemas que tiene el país. Qué bueno que no participo este año en el Festival, porque así me presento como público”.

 

En la plaza de los Fundadores, miles de potosinos y turistas nacionales y extranjeros disfrutarán de ll Divo, el sábado 23 de marzo; el domingo 24, Big Band Jazz de México & Friends, con Aleks Syntek, Kika Edgar, Aranza e Iván Caraza; el lunes 25 estarán Las Tres Grandes: Tania Libertad, Eugenia León y Guadalupe Pineda.

 

Lee también: Pepe Toño no se enojó porque bajaron su candidatura: David Azuara

 

Continuar leyendo

#4 Tiempos

En casa de la fiera | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

TESTEANDO

 

Toca visitar León, un equipo interesante que no ha podido mantener resultados.

San Luis visita este fin de semana Guanajuato, León tiene su segundo partido consecutivo en casa, justo después de caer en un extraño juego contra el superlider Cruz Azul, los verdes buscarán recuperar lo perdido.

Conforme pasan las jornadas, vamos entendiendo que San Luis perdió con equipos enrachados, las cuatro derrotas al hilo son contra rivales que han tomado cierto nivel, mientras que el empate contra Tijuana fue un duelo de tú por tú.

Los cambios que realizó Leal para el inicio del partido contra Xolos, parecen más una respuesta a las críticas, que un a real necesidad

, por lo menos dos de los goles recibidos, son en gran parte culpa de esos cambios, mientras que 2 de los goles a favor, caen con alineaciones habituales, parece que el equipo se aferra a saber cómo jugar.

Visitar a un León herido es realmente peligroso, y aunque a San Luis le ha ido bien en sus últimas visitas, la historia no parece tener buen rumbo para los potosinos. León no puede volver a perder en casa, sobre todo pensando que en casa solo ha logrado una victoria en la temporada, San Luis parece a modo para que los verdes puedan sumar de a tres.

Por su parte, San Luis tiene que sumar, el empate contra Tijuana no dejó felices a los aficionados, sobre todo tomando en cuenta que el penal fallado en los últimos minutos pudieron significar 9 en lugar de 7 puntos.
El equipo de Leal sigue con problemas para poder encontrar un once fijo, entre lesiones, decisiones tácticas y caprichos de entrenador, no hay un cuadro que pueda repetir cada semana.

La visita a León va a ser complicada, San Luis tiene que intentar jugar a algo, y León saber leer el partido y aprovechar las pocas variantes que San Luis ha mostrado. No me atrevo a definir, pero creo que los de casa, pueden tranquilamente, sumar en su cancha, veo a León, ligeramente superior.

También lee: Ganar como sea | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Continuar leyendo

Opinión