enero 24, 2022

Conecta con nosotros

#4 Tiempos

Los “moditos” adolescentes, ah… | Columna de Jorge Ramírez Pardo

Publicado hace

el

moditos

[email protected]

 

“… prefiero con mucho a este presidente que a cualquiera de los anteriores y me sigue pareciendo un milagro político que haya llegado a Palacio un hombre decidido a hacer algo por los que menos tienen, en este nuestro país tan ingrato y desigual.”

“El modito”, 3 de mayo de 2020

Jorge Zepeda Patterson

 

Cuando el país se debate entre:

  • Una contingencia pandemia medianamente controlada y mal atendida por una población de predominio mediocre/mediático en atención a recomendaciones científicas gatell-ianas versus noticias falsas
  • Un desplome económico sin precedentes; revelador, en México y el mundo de:
    • desigualdad multinacional
    • aumento desmedido de riqueza y dinero para especular, correlativos a la pobreza en condición de miseria
    • consumismo, quien tiene capacidad adquisitiva, alimentos chatarra y productos desechables
    • desplome del sentido del ahorro y cultura de vivir a crédito
    • sobre valoración del dinero a crédito y devaluación del dinero cash

Específicamente en México:

  • Una obligada introspección, para la mitad de la población con privilegio y techo dónde recluirse, y acceso a internet para el ocio multimodal (terapia, güeva, evasión, información, des-información):
    • para revisar el ser y deber ser, como individuos y sociedad
    • aumento en violencia intrafamiliar, y, oh paradoja
  • El médico Hugo López-Gatell refresca el concepto de líder con inteligencia, compromiso, carisma hasta con los niños de 30 de abril y edades entre biberón y viagranautas; esto es, de pañal primero a postrero
  • La partida Óscar Chávez, cantautor grande de causas colectivas, lo mismo amorosas (por ti/ la ternura me sigue y la sigo; nosotros dos/ fuera del mundo), literarias (… y los años de Gabriel, trompeta/ trompetas lo anuncian; … el volvió, volvió casado/ ella se murió de amor), militantes (Se vende mi país/ se vende en frío…, yo no lo vendo no/ porque lo quiero; ¿Que de dónde amigo vengo?/ De una casita que tengo por allá en el Pedregal/ de una casita chiquita,/ con frontones, alberquita y calefacción central/ Ver un garage tú puedes donde caben tres Mercedes,/ cuatro Mustangs y un Jaguar,/ y en el piso que está encima/ hay gimnasio, ring, esgrima/ y un salón para bailar)
  • Locutores televisivos auto/erigidos en científicos del sarcasmo y la mofa de pastelazo y piquete de ombligo bajo, sin creatividad ni originalidad, ante un auditorio diezmado
  • Sindicalismo de predominio en favor de dirigentes enriquecidos con cuotas de la colectividad, a espalda de sus intereses en lo oscurito del sector privado; y modalidad pública en lucha sólo por aumentos salariales con formas chantajistas/en-modalidad-flamígera-ex-campesina, de escasa atención a cualidades productivas.
  • Un conjunto de empresarios, con agrupaciones y criterios divididos; algunos, patrocinadores de miedos/falso/noticiosos y hasta amenazas nada veladas para tumbar a este presidente que no es empleado/cómplice de ellos como algunas veces sucedió
  • Un presidente de México colmilludo y conocedor del país, cercano –ahora virtual- a la población, pero con dislates tabasqueños/tropicales que azuzan a los divididos ex titiriteros

Sí tanto ex titiriteros y humorismo tropical, como dicen los chavos, le bajaran unas rayitas a su rijosidad, a sus “moditos”, había menos tensión abono al ánimo y productividad en prospectiva.

 Mientras, el estado de San Luis Potosí padece

Gobiernos tapadera al delincuente que me precede:

  • El Marcelato heredó, sólo de salida una deuda de 1,500 millones y no se le ve rectificar ni reponer lo sustraído en favor de la emergencia económica. La federación lo inhabilitó por algunos de sus indicios de corrupción. A él como a más delincuentes comunes no los rosa el viento justiciero local. Todo queda en familia
  • El Toranzato fue un todo de rapiña, incluido el sobreprecio de montaje y arranque de un Museo Laberinto, conducido con mentalidad gerencial para su conducción sin soporte científico ni acceso para la población que lo costeó a presupuesto inflado al 400% al Parque Tangamanga
  • Carrerazo de gabinete reciclado y modos tibios; avivado el mandatario, sí, en días de coronavirus; con área cultural virtualmente acéfala, pero nepotes Fonseca/H. Silva o sobrinos de ex gobernadores en nómina alta, afianzando un cacicazgo grupal reciclado durante un cuarto de siglo

Un gobierno municipal

  • Gastalón en tiempos de pandemia
    • Compra de luminarias a precio exorbitante y con proceso cargado de sospechas (a río pandémico revuelto, ganancia pro campaña politiquera de aspiraciones ascendentes)
    • Cuando nadie lo hace, pago en la prensa de costosas planas coloridas propagandísticas, de nuevo el olor politiquero en busca de escalón más alto. Orígenes políticos de vena gallardista relucen; por cierto, fue un huevo cacaraqueado al principio de la administración, pero sin rendición de cuentas; ¿“perro no come perro”? ¿”entre gitanos no nos leemos la mano”?, ah-raza-malpensada
    • Repartición exhibicionista de despensas con lema emparentado con campaña política
  • Forma, forma, forma, selfis y aplausómetro multimodal por contrato

La fatiga que viene

Los millennials–nacidos entre 1980 y 2000, de entre los más familiarizados con tecnologías digitales- y quienes vienes después- tienen una tarea compleja, pero también la vitalidad para asumir papeles protagónicos.

Los ciudadanos no marginados, de preferencia en nómina o becas, con segunda edad avanzada y más, pocos le apuestan a la militancia juvenil si la hubo (los Óscar Chávez, Franciscos Toledo, no se dan en mazorca); más bien afirman las tesis de Samuel Ramos en El hombre y el perfil de la cultura en México, y de Octavio Paz en El laberinto de la soledad; pueblo acomplejado y conformista (ubicados aún en la dictadura perfecta priista –como si no hubiera sido desplazada-; “pa’ qué votar, si todo está decidido”).

Millennials y excluidos perennes, ahora rescatados por uno de los flancos presentables de la 4T, tiene tarea.

Hay futuro, con voluntad y estrategia con reingeniería.  Una entrevistada reciente, joven pianista potosina comentó: “… esa historia que estamos viviendo ahorita, la del coronavirus, ¡híjole…!, es la mejor película en la que, de verdad, tenemos que sacar todas las herramientas, todos los dones que tenemos. Porque los tenemos. Entonces, vamos a hacer una gran historia de la ´humanidad. De eso estoy completamente segura”.

También te puede interesar: Tempestad -antídoto para la indiferencia- | Columna de Jorge Ramírez Pardo

#4 Tiempos

El respeto a nuestros muertos | Columna de Víctor Meade C.

Publicado hace

el

SIGAMOS DERECHO.

 

En noviembre del 2000, la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó a Guatemala por la tortura y desaparición forzada del Sr. Efraín Bámaca Velázquez. En la sentencia, la Corte resolvió que Guatemala debe localizar los restos mortales del Sr. Bámaca, exhumarlos y entregarlos a su viuda y su familia. Este punto de la sentencia es particularmente relevante dado que en los expedientes del caso se encontraba un archivo oficial que contenía tres teorías sobre el paradero del Sr. Bámaca: I) que estaba enterrado bajo una base militar; II) que un helicóptero se lo había llevado y tirado al mar; o III) que había sido llevado a la Ciudad de Guatemala, en donde habría sido torturado, estrangulado y cortado en pedazos.

La sentencia narra que, antes de que el caso llegara al tribunal interamericano, la familia del Sr. Bámaca solicitó al gobierno guatemalteco que realizara distintas exhumaciones de restos mortales que podrían ser los de Efraín, sin embargo, no hubo éxito en ninguno de los intentos. Esta falta de verdad y de justicia causó severos agravios y angustias a la familia del Sr. Bámaca —pertenecientes a la cultura maya— pues hasta la fecha no han tenido la posibilidad de dar la debida sepultura a su ser querido según sus tradiciones, ni tampoco de contar con un lugar sagrado en donde puedan velar por “el vínculo activo que une a los vivos con los muertos”. Ante estas violaciones a la integridad psíquica y moral de los familiares del Sr. Bámaca, la Corte les consideró como víctimas directas de las violaciones perpetradas por el Estado.

Recuerdo el caso del Sr. Efraín Bámaca Velázquez, no especialmente por los trágicos hechos de su desaparición, sino por este razonamiento que hace la Corte sobre el respeto al vínculo entre los vivos con sus muertos, así como a la oportunidad de dar sepultura de acuerdo con sus tradiciones. Sobre este tema en particular, el juez Antônio Cançado Trindade formuló para la sentencia un brillante voto razonado, cuyas reflexiones, me parece, son necesarias de tener presentes en los tiempos que corren.

Con la preocupación de que la sentencia de la Corte no se ocupó lo suficiente en desarrollar la discusión sobre el vínculo entre los vivos y los muertos, el Juez Cançado Trindade aclara en su voto que, a pesar de que los derechos y obligaciones de las personas terminan con la muerte, los restos mortales continúan siendo protegidos por el derecho. Esto es así porque “el respeto a sus restos mortales preserva tanto la memoria del muerto como los sentimientos de los vivos a él ligados por lazos de afecto”, dice Cançado Trindade. Es decir, el respeto a los muertos debe verse materializado en los restos mortales, pero también en los vivos que ha dejado atrás.

Conocer con certeza cuáles fueron los hechos violatorios de derechos humanos es fundamental para las familias de los muertos. Cançado Trindade sostiene que “el derecho a la verdad, en última instancia, se impone también en señal de respeto a los muertos y a los vivos”. El ocultamiento de los restos mortales de una persona desaparecida amenaza con romper el lazo espiritual que vincula a los muertos con los vivos y atenta contra la solidaridad que debe guiar los rumbos del género humano. Por lo tanto, el derecho a la verdad “constituye el punto de partida para la liberación, así como la protección del ser humano; sin la verdad (por más insoportable que esta pueda ser) no es posible libertarse del tormento de la incertidumbre, y tampoco es posible ejercer los derechos protegidos”.

Las consideraciones del juez Cançado Trindade ofrecen claridad en estos momentos en los que faltan las palabras a causa del horror, la pena y la consternación por lo sucedido en un centro penitenciario de Puebla la semana pasada. Los hechos son sencillamente horrorosos.

Tadeo, de apenas tres meses, falleció a causa de problemas intestinales y fue enterrado por sus padres en un panteón de Iztapalapa. Algunos días después trascendió la noticia de que un bebé con una cicatriz en la panza y con un brazalete con unos apellidos fue encontrado muerto en un contenedor de basura al interior del Centro Penitenciario de San Miguel, en Puebla. Los padres de Tadeo escucharon la noticia y se alarmaron, dadas las coincidencias de los apellidos y la cicatriz que tenía su hijo, producto de las operaciones a las que se tuvo que someter por su condición intestinal. Acudieron al panteón y se encontraron con que su tumba había sido profanada. En efecto, el bebé ingresado clandestinamente al centro penitenciario y luego botado a la basura era Tadeo.

La noticia se difundió a nivel nacional varios días después de que ocurrieron los hechos, en buena medida, gracias a la atención que llamaron las organizaciones de la sociedad civil, a quienes el gobernador Barbosa incluso ha tenido la desfachatez de amenazar. Precisamente por esta presión mediática que ha realizado la sociedad civil, las investigaciones y coordinación entre autoridades ha podido avanzar mucho más de lo que seguramente lo harían si este caso hubiese permanecido en el silencio. Sin embargo, aún restan cientos de preguntas por resolver, y muchas responsabilidades por deslindar.

Por una parte, a la persona que dirige el centro de reclusión no se le puede despedir ni procesar penalmente. Esto porque la prisión está acéfala; no tiene director desde hace más de siete meses, dado que fue encarcelado por su participación en la fuga de un interno. Un absoluto desgobierno. Las investigaciones al resto del personal de la prisión, informa la Fiscalía, hasta ahora no han arrojado información relevante salvo la identificación de la persona que dejó al bebé en la basura. No se precisó si se trata de personal de la prisión o de alguna persona privada de la libertad. De las autoridades encargadas del panteón de Iztapalapa, la Fiscalía de la Ciudad de México aún no ha informado nada. Por otra parte, aún es completamente desconocido quiénes fueron las personas que exhumaron a Tadeo y lo ingresaron al penal. Tampoco se sabe cuáles eran sus fines y motivaciones. Insisto: un completo horror.

Las autoridades tienen la obligación y responsabilidad de conducir las investigaciones de manera pulcra; no hay margen para errores. Las acusaciones penales, a su vez, deben de concluir con sentencias condenatorias que sancionen debidamente a las personas responsables. Sin embargo, los años de prisión no bastarán para remediar este desastre, los gobiernos de Puebla y de Iztapalapa deben reconocer su responsabilidad y tomar las acciones necesarias que garanticen que hechos así no volverán a ocurrir. Es insostenible esta degradación al tejido de una sociedad que, ante la cotidianidad de lo brutal, poco a poco pierde la capacidad de escandalizarse. No se equivoca el juez Cançado Trindade al señalar que “la negligencia y el irrespeto con los restos mortales de las víctimas de violaciones de derechos humanos, y la imposibilidad de rehaberlos […] me parecen configurar una malaise de nuestros tiempos, revelando la espantosa pobreza espiritual del mundo deshumanizado en que vivimos”. Ojalá que Tadeo pueda por fin descansar, que su familia encuentre tranquilidad, verdad, justicia y reparación, y que el vínculo espiritual que les une se mantenga activo.

También lee: ¿Qué hacer con el 2021? | Columna de Víctor Meade C.

Continuar leyendo

#4 Tiempos

La Crónica Francesa, la reivindicación del papel | Columna de Mario Candia

Publicado hace

el

Por

APUNTES DE UN CINEÓFITO.

Recuerdo que en mi infancia y mi adolescencia que las revistas eran una auténtica ventana al mundo. No había internet, la televisión era paupérrima en contenidos, los periódicos solo era tinta negra sobre papel y la información que contenían siempre estaba sesgada por intereses facciosos de índole económico o político. En las revista había color, imágenes poderosas que difícilmente se borraban de la memoria, noticias banales o triviales, pero que nos mostraban lo que pasaba en otros países y continentes. En mi casa siempre estaba el Automundo Deportivo, alguna que otra Cosmopolitan, Vogue y por supuesto los Almanaques y la Reader Digest. Ya en la escuela de comunicación recuerdo la Interviú, Premiere, Fotogramas, Macrópolis, el semanal de El País y me convertí en fan de esas publicaciones, en los albores de los noventas después del TLC llegaron las revistas importadas, en verdad que eran un remanso ante la porquería de contenidos de los medios de aquellos tiempos. Ir a la Plaza de Armas a los portales y comprar las revistas puntualmente cada mes o semana era más que un pasatiempo.

Además de las revistas y los libros, estaba el cine y el formato de VHS, así que pronto cambie los kioscos por los videoclubs buscando esos contenidos que me ayudarían a comprender nuestro paso por este mundo. Reconozco que aún me desconcierta llegar a salas de espera, lobbys, peluquerías e incluso a casas de amigos y no encontrar ninguna revista, esas que ayudaban a sobrellevar la espera, ahora solo queda refugiarnos en nuestros smartphones, si tenemos datos, claro está. El año pasado y después de casi 24 meses fui a una sala de cine comercial, recuerdo que la película que vi antes de la pandemia fue Dolor y Gloria (Almodóvar, 2018). Mi retorno al cine fue con u par de amigos a ver la película más reciente de Wes Anderson (1969), director texano casi de mi edad, cuyo cine tiene como característica principal su estética, el nivel de detalle y atención que Anderson le pone a cada cuadro, que está siempre por encima del guión, de la música y de las actuaciones.

Muy al estilo de Woody Allen sus películas tienen unos repartos increíbles llenos de grandes estrellas. La Crónica Francesa, The French Dispatch (Anderson, 2021) no es la excepción: Tilda Swinton, Benicio del Toro, Bill Murray, Frances McDormand, Owen Wilson, Léa Seydoux y Timothée Chalamet, entre otros. No soy fan del cine de Anderson, sin embargo, esta película me cautivó, me pareció un delicado y honesto homenaje a la publicación impresa, sin pretensiones, un collages de historias unidas por un hilo conductor: un editor y su extraordinaria visión del mundo. Me divirtió, me emocionó y me gustó, creo que Wes Anderson muestra un trabajo en el que la forma es fondo, un trabajo artesanal, minucioso, no se le escapa ningún detalle, sin duda lo veremos en las próximas entregas de premios con varios de ellos. Muy interesante también advertir en el cine de Anderson una selecta referencia a grandes autores: la simetría de Kubrick, la poética de Tarkovski, la delicadeza de Ozu, la extravagancia de Tati y la melancolía de Lubitsch. Un extraordinario homenaje a los formatos impresos que luchan aun por sobrevivir en la demencial y poderosa jungla digital.

Lee también: Adam Driver: el mejor de su generación | Columna de Mario Candia

Continuar leyendo

#4 Tiempos

Bonus de viernes | Apuntes de Jorge Saldaña

Publicado hace

el

Por

Apuntes

Amigos del veneno en la piel, hijos de mi plástico fino: cada vez disfruto más los apuntes de viernes, los de “bonus”, estos que me permiten (aunque nunca me censuro) contar a Usted sobre las aventuras que se esconden en los a veces escabrosos, pero siempre entretenidos, pasajes y callejones de la vida pública potosina.

Sé que prometí hace unos días darle “santo y seña” de la salida de Arturo Segoviano de la Sedeco, único cambio de primer nivel anunciado oficialmente por mi amigo Guadalupe Torres Sánchez, no obstante, el anuncio de la remoción del titular y ex candidato independiente al gobierno coincidió con la muy lamentable muerte de su señor padre, por lo que me reservaré por respeto al triste acontecimiento, a escribir en esta ocasión del asunto.

La fúnebre casualidad además, dejó en el limbo el cambio, es decir, que aunque es “oficial” no se ha “oficializado nada” porque se ha respetado el luto del ahora ex funcionario y por lo tanto no ha sido posible avanzar en el proceso de entrega al siguiente titular de la Secretaría de Desarrollo Económico, mismo o misma de quien no conocemos todavía ni su nombre.

Algunos irresponsables y aventurados calculadores, como quien esto escribe, han adelantado que una de las posibilidades radica en que la actual Secretaria de Turismo, Patricia Véliz Alemán, pudiera relevar a Segoviano y en Sectur dar paso a Francisco Reyes Novelo, amigo de los amigos verdes del gobernador en México y ex regidor en Cozumel.

Esta versión circuló profusamente en la semana, derivada de que hay quien asegura que Reyes Novelo ya ha invitado a algunos personajes para colaborar con él y trasladarse muy pronto a Ciudad Valles a estrenar las nuevas instalaciones de la Secretaría de Turismo.

Por su parte, Paty Véliz no ha declarado hasta el momento absolutamente nada al respecto y aunque tengo con ella pactada una entrevista, todavía no se ha concretado porque ha sido institucional y cauta, respetando a que sea el propio primer mandatario quien informe, si es que se dan, los respectivos cambios.

Cabe recordar que Reyes Novelo sonó muy fuerte como primer candidato a Turismo del Estado durante los hervores previos a la presentación oficial del gabinete; sin embargo, con bajo perfil y sin aspavientos tomó la dirección del museo Francisco Cossio y algunos hasta le ponen la medalla de ser pieza fundamental para que el sindicato de Francisca Reséndiz desalojara el tramo de la Avenida Carranza, justo frente al museo, que tuvieron tomado por meses.

Pero nada está escrito hijos de mi Corazón de Tiza en la pared y permitiéndome un “ArmandoAcosteo” le advierto un contundente: “tómelo bajo reserva” (amigo, porque te admiro, siempre quise usar tu frase en alguna de mis entregas).

Otra posibilidad que se calcula, es que el gobernador Ricardo Gallardo pueda valorar una vez más a alguno de los perfiles que le proponen, y han propuesto desde que fue electo, las cámaras empresariales, esos a los que yo he llamado “Antorchistas con Américan Express” que sienten que las cabezas de las áreas económicas del gobierno son su feudo. Repito, todo es posible.

Al que ya cepillaron como aquí lo adelanté en “La lista negra, primeros despedidos del gobierno de Gallardo” fue al efímero director del Cobach y fue relevado por una funcionaria de la propia institución.

Al que le dieron otra oportunidad de ponerse a trabajar tras un buen jalón de orejas fue al titular de la Cefim, al grado que esta semana ya se despabiló y comenzó a dar cursos de certificación para funcionarios municipales. ¿Ah verdad? Si el potencial desempleo no anda en burro.

Otro que está viendo cómo parar un “penalti” es el ex portero Edmundo Ríos, todavía titular del Inpode. El ex jugador anda “desencanchado” de la función pública y ya tiene tarjeta amarilla, así que a la siguiente pues… tendrá que abandonar el terreno de juego.

Le cuento también que entre mis mañanas sin hacer nada y mis tardes ya desocupado, me di el tiempo esta semana de encontrar en el expediente de la “Herencia Maldita” algunos datos sobre pagos millonarios, mejor dicho, multimillonarios que se hicieron durante la administración de Juan Manuel Carreras cuando la función de su vocero y jefe de comunicación fue Juan Adrián Vázquez.

Y es que me quedé corto pensando en que con el ajuste económico a los convenios de dos medios de comunicación “consentidos” de la administración anterior, sería suficiente para que la actual pudiera poner holgadamente hasta dos árboles navideños, más caros y más altos en el próximo diciembre.

Nada más con lo que le pagaron los primeros cuatro años de la administración carrerista a un “asesor de medios” de nombre: Rodolfo Peña Rodríguez, que nada más en su casa (del Club de Golf) lo conocen, y que cobró 900 mil pesos mensuales al anterior gobierno, la actual administración puede contar de golpe con un extra en su presupuesto de 43 millones de pesos.

Lo más indignante del asunto es que el señor Peña Rodríguez cobraba los 900 mil por escribir una “tarjeta informativa” mensual para el señor gobernador y de vez en cuando “elaborarle encuestas” no obstante, para evitar la fatiga, le pagaba 60 mil pesos a un personaje de nombre Adán Moctezuma (Economista y Blogger según su propia descripción) para hacer el trabajo.

A estos desconocidos, pero hoy millonarios personajes, se les acabó la teta cuando llegó Raúl Camacho a la coordinación de Comunicación Social, no obstante la ordeña de recursos ya había sido consumada.

Esa loca autopista del derroche fue detenida a destiempo por Juan Manuel y clausurada por fin a la llegada del nuevo gobierno, pero qué lamentable enterarnos hasta ahora que el dispendio en absurdos fue “Lo trágico cotidiano” -como diría Giovanni Papini- y en su momento jamás hubiera sido denunciado.

Ya se que “agüita de limón” saber este tipo de asuntos, pero también hay buenas noticias hijos de la Radiofutura, por ejemplo les puedo adelantar que el próximo lunes se presentará para la capital un nuevo esquema de seguridad pública municipal y que no solamente se trata de poner al servicio de la ciudadanía un centenar de patrullas.

Pero ya los conozco hijos de mis emociones, que la noticia y la foto que vamos a sacar será la de las flamantes 100 nuevas unidades (rentadas también por cierto, pero estas al final del contrato sí nos las vamos a quedar los potosinos) así que les advierto que las auto-patrullas serán solo los fuegos artificiales.

En el fondo, y se los adelanto en exclusiva, se trata de una transformación en el reglamento de seguridad pública y que hoy mismo será presentado para su aprobación en el Cabildo.

El documento, para empezar, convierte la Dirección de Seguridad Pública Municipal, en Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, dotará de nuevas funciones a los policías, que por primera vez en la historia podrán recibir directamente denuncias de nosotros los potosinos.

También por primera vez los policías tendrán capacidad tanto de ser primeros respondientes y se contempla un esquema que se divide a toda la ciudad en cuadrantes y sub-cuadrantes con policías responsables directos de los delitos o eventos que se lleven a cabo en dichas áreas.

Se contará además con nuevas áreas dentro de la nueva Secretaría, tan urgentes como la de inteligencia y atención a delitos cibernéticos, otra nueva ala de atención a los delitos de violencia intrafamiliar y de género así como una unidad de atención de delitos contra el medio ambiente y protección a los animales.

Se fortalecerá el C4, y se arrancará con un sistema, por fin, de semáforos inteligentes.

El proyecto completo fue una de las principales promesas de campaña de Galindo y junto a la próxima creación de la Guardia Civil por parte del Gobierno del Estado, una vez más se hará mancuerna entre los dos niveles de gobierno para, en conjunto, devolverle la paz a los potosinos.

El proyecto completo lo conoce perfectamente ya el gobernador, que será invitado y testigo de honor de la presentación de este nuevo esquema del que se dará detalle el próximo lunes temprano en el Centro de Convenciones.

¿Ya ven hijos del pacto divino? Siempre hay algo que comentar, anunciar y denunciar en estos apuntes de bonus, apuntes de viernes.

Quisiera seguir de largo y platicarle del conflicto de intereses que tiene una regidora de la capital y presidenta de la comisión del agua, con su negocio particular de tratamiento hídrico, quisiera también adelantarle antes que nadie la llegada de la “Pollo Card” (que no debe confundirse con “La Cumplidora”) que dará internet y muchas más bondades a los usuarios del transporte público. También quisiera explicar a Usted el porqué de la interrupción en el fallo en la licitación de 9 obras del Interapas y una muy boba licitación que abortaron sobre la contratación de pipas de agua…

Pero será en otra ocasión o de a poco en la semana, Culto Público, porque a esta hora y a mi tierna edad, pues ya me da sueño…

Así que hasta el martes que nos veamos por aquí, que sí, que sí. (bis)

Atentamente,

Jorge Saldaña.

Lee también: Al tiro y en Guardia | Apuntes de Jorge Saldaña

Continuar leyendo

Opinión