CiudadDestacadas

La marcha de las locas | Crónica por María José Puente Zavala

La Orquesta felicita a todo su equipo por la obtención de 5 galardones en la reciente entrega del Premio Estatal de Periodismo.

Este escrito de María José Puente ganó el primer lugar en la categoría de Crónica.

¡Felicidades!

Por: María José Puente Zavala

Fotografías: Alejandro Areny

 

Es 8 de marzo. Las locas se levantaron temprano y con medio sol de testigo colgaron de un puente la primera bomba: una manta verde con una leyenda abortista, no tan larga como para cubrir la longitud de la estructura pero lo suficiente para provocar el estallido: “¡locas!”, “¡irresponsables!”, “¡calientes!”, “¡putas!”, “¡asesinas!”.

8 de marzo

En el San Luis Potosí donde las niñas de la Huasteca son continuamente abusadas por los padres, o los tíos o los abuelos, la voluntad de las buenas conciencias va por someterlas a la gestación y después atestiguar la perpetuidad del ciclo. Salvemos las dos vidas. Salvemos las dos vidas y luego que se las arreglen.

Cuando dieron las cuatro de la tarde, las locas se concentraron en la Fiscalía General del Estado.Se alistaron para recorrer el Centro Histórico con los pañuelos verdes y morados amarrados de las manos y en el rostro. Este año fueron por los acosadores y ahí afuera de la dependencia apalearon una piñata con el rostro de un catedrático de la Universidad.

“¡Locas!”, “¡despechadas!”, “¡feminazis!”

En el San Luis Potosí donde los dirigentes de la Federación Universitaria Potosina de la Máxima Casa de Estudios prefieren dudar de las víctimas y no de los acosadores, se antoja casi natural que el reclamo de justicia provoque repulsión entre quienes, por cierto, no forman (ni formarán) parte de la estadística de víctimas.

Ya en pleno Centro, las locas rayaban en el exceso. Unas tres cuadras de las estrechísimas calles estaban siendo bloqueadas por la marcha. El monto de la afectación para conductores y comercios todavía se sigue calculando y se estima que en el radio del Instituto de las Mujeres el daño podría ser mayor. Y es que ahí se detuvieron casi diez minutos. ¡Diez!

Y nadie salió.

“¡Locas!”, “llevamos prisa”, “vayan con el gobernador”

 

8 de marzo

Pero ya fueron. De hecho, el caso de la violencia feminicida en San Luis Potosí ha llegado hasta la Secretaría de Gobernación. Desde ahí se declaró la Alerta de Género para seis municipios del estado y ahora hasta se espera que se amplíe para otros dos: Ciudad Fernández y Rioverde,porque la estadística de violencia contra las mujeres ya compite con otras más famosas como la del Estado de México o Chihuahua.

A lo mejor cuando lleguemos a ese punto ya se vale tapar las calles. Antes no. Locas.

El clímax llegó en la Plaza de los Fundadores. Como paradoja de la realidad, el edificio Central de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí estaba inusualmente cerrado. El mismo día que el Alma Máter de miles de potosinos celebraba su proceso electoral interno, sus dirigentes le voltearon la cara a un movimiento genuino de participación y organización estudiantil.

“¡Locas!”, “irrespetuosas”, “vándalas”, “delincuentes”, “gordas”, “¿quién va a querer acosarlas?”

8 de marzo

Esta vez no hubo pintas pero las locas cargaron con huevos. A cada yema estrellada contra la madera de la puerta principal, un potosino sentía un vuelco en el corazón. Restauradores de bienes inmuebles todavía no saben cuánto tiempo tomará devolverle el brillo y la gracia que las locas le arrebataron con los proyectiles.

Los ojos de todos San Luis están puestos en el proceso de restauración y la indignación no cede.

En otras noticias: un anciano fue detenido en San Luis Potosí acusado de aprovechar que su nieta padece epilepsia para violarla; una niña huyó de su casa en la Huasteca y es probable que su padrastro haya abusado de ella; este año, Zoe Zuleica cumple cuatro años desaparecida; y el único refugio para mujeres víctimas de violencia extrema en todo el estado podría quedarse sin el 70% de su financiamiento.

La cosa es grave, casi escandalosa, pero San Luis no voltea.

No voltea porque si nos descuidamos, ¿quién vigila a las locas?

8 de marzo

 

8 de marzo

 

8 de marzo

 

8 de marzo

 

8 de marzo

 

8 de marzo

 

8 de marzo

 

8 de marzo

 

8 de marzo

 

8 de marzo

 

8 de marzo

 

8 de marzo

 

8 de marzo

 

8 de marzo

 

8 de marzo

Purata aceptó compra de camionetas pese a crisis en Interapas

Nota Anterior

La magia de "Fedal" | Columna de Jesús Alejandro Tello

Siguiente Nota

(VIDEO) Asaltó una combi, lo ofendieron y disparó vs pasajero en Edomex