#4 TiemposDestacadasHistorias para perros callejeros

El regreso de Felipe Calderón al PAN | Columna de Luis Moreno

Historias para perros callejeros

 

Los simpatizantes del presidente López Obrador y los detractores de Felipe Calderón (que no son necesariamente los mismos) celebraron la decisión del INE y ahora del Tribunal Electoral de negarle el registro como partido político a México Libre.

Sin la presencia de México Libre en la elección del 2021, afectará al partido del presidente, explico por qué: pensamos, por ejemplo, en la última elección de gobernador del Estado de México (2017), la primera en que participó Morena. El resultado fue sumamente apretado con una victoria del priista Alfredo del Mazo, que tuvo el 33.56%, sobre la morenista Delfina Gómez, que alcanzó el 30.78%. Apenas 2.78% de diferencia. ¿Cuál fue la clave? La pulverización del voto de izquierda: las últimas semanas de aquella campaña, quienes estaban detrás de Del Mazo impulsaron al único candidato por el que el votante de Morena podía cambiar el sentido de su elección: el perredista Juan Zepeda. Lo posicionaron y le hicieron crecer a niveles inesperados. Podemos decir que buena parte del 17.84% que consiguió se lo quitó a Delfina, ¿cuánto? Es difícil calcularlo, pero seguro más del 2.78%. A eso debemos sumarle que el Partido del Trabajo postuló a Óscar González (1.08%).

Si aplicamos esta misma lógica a la contienda del 2021, tenemos que la presencia del partido de Felipe Calderón hubiera podido fragmentar a los votantes de derecha (por ser primera aparición tendría oportunidad de aliarse) y convertirse en la llave que definiera elecciones complicadas como las de Nuevo León o Querétaro. Adicionalmente, para Morena y el propio Andrés Manuel sería muy rentable tener la presencia, aunque sea espiritual, de Felipe Calderón, primero en la campaña y luego en la boleta, pues en su narrativa cada candidato morenista de todos los rincones del país, podrían usarlo como saco de boxeo.

Hablé con miembros de la dirigencia nacional y algunas estatales de México Libre, me pareció que están auténticamente sorprendidos y desmoralizados. Al contrastar las versiones que me ofrecieron, coinciden en que ven una intromisión al INE y TEPJF que inclinó la balanza y ubican dos orígenes: el primero, es el gobierno federal, pero casi al mismo nivel piensan que pudo ser el PAN quien se les atravesó.

Cualquiera de las dos teorías podría tener un grado de verdad, pero yo sumaría a un tercer gatillero: ¿qué tal si la intención de Felipe Calderón y Margarita Zavala nunca fue tener un partido político? O bueno, al menos no uno nuevo, sino recuperar al PAN. Un eventual retorno de la dupla Calderón–Zavala. Con la paliza del 2018, la falta de liderazgos y la incapacidad de capitalizar la guerra mediática anti AMLO, nadie en el PAN puede plantar cara al regreso de los “hijos pródigos”, “robados por el INE y TEPJF”. Esto no es menor, el envión incluso podría alinear a la derecha mexicana. Ya en su momento Marko Cortés dejó entreabierta esa puerta.

¿Un golpe de muerte para el calderonismo desde el gobierno federal? ¿El PAN golpeando a los que antes fueron los suyos? ¿Un amarre entre Calderón y el PAN? Ya lo sabremos, personalmente creo que el cálculo político puede salir mal, pues, aunque me alegra que cada vez se reduzcan más los espacios de actuación para Felipe, puede que con un partido de credibilidad agujereada, sea menos peligroso que sin él.

También lee: El amigo potosino de López Obrador y el Bastión Bajío | Columna de Luis Moreno

Total Page Visits: 1596 - Today Page Visits: 3
Nota Anterior

SLP, 4º en caso de dengue, pero con 62% menos contagios que en 2019

Siguiente Nota

#SLP | Ayuntamiento no ha buscado a la familia del fallecido en la ciclovía de Carranza