agosto 1, 2021

Conecta con nosotros

Deportes

#Crónica | El castigado regreso para la afición del Atlético de San Luis

Publicado hace

el

Luego de más de un año sin gente en las gradas, la escuadra potosina recibió a su afición con una derrota de 4-1 ante el Puebla

Por: Ana G Silva

Esta fue la última esperanza del Atlético de San Luis condenado a pagar una multa de 120 millones de pesos y quedarse siquiera sin repechaje, filas de personas que se dieron cita para apoyar a su equipo y que tal vez, solo tal vez, con sus cánticos, sus apoyos y aplausos harían que la escuadra tunera lograra despertar y que no se los habían permitido gracias a este eterno año de pandemia por el covid-19.

Entre las filas se logró percibir la presencia de mayores de 60 años que unos días antes fueron a vacunarse contra el coronavirus.

Así es como comenzó el encuentro entre el Atlético de San Luis contra Puebla en el coloso de Valle Dorado que siempre se veía lleno, pero en esta ocasión solo se le permitió la entrada a 5 mil 175 aficionados, que el sábado, puntuales llegaron a la cita, esos que, en las buenas, en las malas y en el covid nunca han dejado de seguir a su equipo, sin importar el nombre o el color que vistan.

El Alfonso Lastras volvió a ver las caras que desde hace más de un año no se presentaban, unos rostros llenos de esperanza y alegría de regresar, llenos de sudor por los 30 grados centígrados que el termómetro registró, listos con sus celulares para tomarse fotos donde de fondo están los jugadores en el terreno de juego, o la foto de la cerveza en la mano para subirla a sus historias en redes sociales.

Todo fue especial, todo fue como siempre, con el clásico calentamiento, con Nico Ibáñez, con Damián Batallini, con Germán Berterame, con Axel Werner, con el camarógrafo ajustando el lente, el árbitro lanzaba la moneda para determinar quién iba a sacar, los jugadores se colocaban en su posición y así arrancaban los primeros 90 minutos.

La Guerrilla en aquella esquina de la Zona Movil en las gradas no podía faltar y que en varias ocasiones tuvieron que sentar y callar debido a las restricciones por la nueva normalidad, hacían que aunque de regreso, sí, eran el claro ejemplo de que ya nada es igual, pues esos que siempre se abrazaban, que con tambores y bombos se desgastaban las gargantas para cantar, que ondeaban banderas, que tomaban y fumaban, no estaban completos y por esta vez, fueron parte de los aficionados que solo van a observar.

En varias ocasiones, durante el primer tiempo, todos en el estadio se unieron para expresar unos cuantos “¡Agggg!” por jugadas que el Atlético de San Luis tuvo para hacer gol o que no pudieron concretar, también varios “¡ufff!” de algunas atajadas por parte de Werner o por las intervenciones de la defensa rojiblanca. No fue hasta el minuto 41 cuando Santiago Ormeño anotó el primer tanto para el visitante y enseguida resonó como en una sola voz “¡San Luis, San Luis, San Luis!”.

Ya para el segundo tiempo el estadio estaba un poco silenciado, algunos rebeldes que se quitaban el cubrebocas pero los elementos de seguridad del estadio los obligaban a ponérselos nuevamente.

En el minuto 60 Cristián Tabó hacia el 2-0, “¿Y eso que? aún queda tiempo” gritó el hombre tatuado con playera auriazul, esa del Real San Luis del 2002. Los potosinos no bajaban la guardia y 7 minutos después parece que el universo se alineó para que Luis Gallegos hiciera el primer tanto del Atlético de San Luis: “Todavía se puede”, gritó una chica rubia que iba acompañada de su novio.

El reloj indicaba el minuto 84 del partido y el árbitro hizo sonar su silbato, señalando con su mano al punto penal de la escuadra de casa, algunos en las gradas confundidos por no saber qué pasó, y aunque en el fondo querían que Daniel Álvarez fallara, el destino se puso la del Puebla.

Los rostros de los asistentes cambiaron y aunque los rayos de sol aún eran fuertes y hacía que algunos se cubrieran con sus suéteres para evitar quemarse, no calentaban sus ánimos y comenzaron a reclamar “¡Fuera Rocco!”, y así como en el inicio esperaban entrar, ahora deseaban que todo acabara, pero en el tiempo extra a los poblanos no les importó que los potosinos ya estuvieran “muertos” y el delantero Guillermo Martínez hizo el 4-1 y una vez más, pero con más ímpetu, se escuchó “¡Fuera Rocco!”.

El silbatazo final se escuchó en todo el recinto, los aficionados salieron en silencio respetando el protocolo establecido por las autoridades del estadio, todos sacudiéndose la marca de tierra que les dejó su asiento por no ser usado desde marzo del año pasado. La mayoría ya ni siquiera voltearon a echar un último vistazo al coloso que encendía las luces pues comenzaba a caer la noche.

También lee: Canto, llanto y pasión: la historia del futbol profesional en SLP

Columna de Nefrox

Jackpot CONCACAF | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

TESTEANDO.

 

La apuesta salió redonda, la final de la Copa Oro 2021, se jugará en la última joya de estadios en los Estados Unidos, el flamante Allegiant Stadium, la nueva casa de los Raiders en Las Vegas.

México contra Estados Unidos, la final soñada que por momentos se complicó para ambos equipos, por un lado los estadounidenses sufrieron para vencer al incomodo invitado de la competencia, el equipo de Catar, que tuvo en sus manos el encuentro y no pudo definir, bien lo dicen, el que perdona pierde. Por el otro lado, México alargó la vida de Canadá, sufriendo de más para derrotarlos, tuvo que ser en tiempo agregado donde se resolvió todo en favor de los de habla hispana.

Así el gran ganador vuelve a ser CONCACAF, los organizadores volverán a ver un clásico pero ahora en la ciudad del pecado, el mejor lugar para correr apuestas, el mejor lugar para hospedar aficionados, el mejor lugar para festejar con el equipo que sea campeón.

Las Vegas ahora se preparan para ser no solo la capital del juego, sino por un fin de semana ser también el epicentro del futbol en la confederación, y eso que le faltaba a esta ciudad, por fin se podrá realizar, un juego oficial que disputara mucho más que tres puntos.

La ciudad va a revolucionarse con este partido y los trabajadores del nuevo estadio en Nevada entran su primer gran examen, justo en el momento que aunque Las Vegas ha reabierto prácticamente al 100%, los contagios van a la alza.

Difícil escenario, complicado no solo dentro del campo para ambos equipos sino también para organizadores y espectadores, pero si algo podemos estar completamente seguros es que la casa ya ganó, CONCACAF puede hoy dormir en paz, independientemente de quien levante el trofeo el fin de semana, ellos ya ganaron, su apuesta en Las Vegas, funcionó perfectamente, cayó el jackpot.

También lee: El extraño calendario potosino | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Continuar leyendo

Deportes

¿Cuáles son los Juegos Olímpicos en los que México obtuvo más medallas?

Publicado hace

el

Nueve medallas se consiguieron en los mejores y ocho algunas décadas después

Por: Itzel Márquez

Los y las atletas participantes en Juegos Olímpicos han dado a México, a lo largo de la historia, 71 medallas, con las obtenidas en Tokio 2020. La justa en que más preseas ha obtenido nuestro país, fue justamente México 1968, cuando en casa se quedaron tres oros, tres platas y tres bronces.

Las medallas de oro en México 1968 fueron ganadas por Ricardo Delgado y Antonio Roldán en boxeo y Felipe Muñoz en nado.

José Pedraza en caminata, Álvaro Gaxiola en clavados y Pilar Roldán en esgrima obtuvieron las de plata.

Finalmente, Agustín Zaragoza y Joaquín Rocha en boxeo, así como María Teresa Ramírez en nado, obtuvieron el bronce.

Detrás de las nueve medallas obtenidas en tierras mexicanas se encuentran las ocho medallas en Londres 2012: una de oro por el equipo de fútbol varonil, tres de plata en clavados por Iván García y Germán Sánchez y Paola Espinoza y Alejandra Orozco, tiro con arco por Aída Román; así como cuatro de bronce en tiro con arco por Mariana Avitia, Laura Sánchez en clavados, María del Rosario Espinoza en taekwondo y Luz Mercedes Acosta en alterofilia.

Cabe mencionar que, México es el séptimo país de Latinoamérica en alcanzar este número de medallas totales en Juegos Olímpicos, detrás de Estados Unidos, Canadá, Cuba, Brasil, Jamaica y Argentina.

Por otro lado, el deporte en el que más medallas ha obtenido México son los clavados, pues hasta ahora en esta disciplina hay un acumulado de 14 medallas, 13 en boxeo y 11 en atletismo.

Lee también: ¿Cuál fue la primera medalla que ganó México en unos Juegos Olímpicos?

Continuar leyendo

Deportes

Joaquín Capilla, el máximo ídolo olímpico mexicano

Publicado hace

el

Sin que nadie apostara por él, 19 años se colgó su primera de cuatro medallas que hoy lo convierten en uno de los mejores deportistas de todos los tiempos

Por: Ana G Silva

Hace dos días las mexicanas Alejandra Orozco y Gabriela Agundez se llevaron la medalla de bronce en la prueba de clavados sincronizados de 10 metros en Tokio 2020. En este deporte muchos atletas de nuestro país han destacado, como fue el caso de Juaquín Capilla Pérez, el máximo medallista en Juegos Olímpicos que ha tenido México.

Joaquín Capilla es considerado como uno de los mejores deportistas mexicanos en toda la historia, pues fue acreedor de cuatro medallas en diferentes justas (una de oro, una de plata y dos de bronce); además fue el primer mexicano en recibir una medalla en la disciplina de clavados en Juegos Olímpicos.

La primera de sus preseas la consiguió a la edad de 19 años, en Londres 1948, los primeros Juegos Olímpicos celebrados después la suspensión de la justa por la Segunda Guerra Mundial, por lo que fueron conocidos como “los Juegos de la Austeridad”.

Joaquín era un novato del cual no se esperaba mucho; sin embargo, regresó a México con una medalla de bronce, obtenida en la plataforma de 10 metros.

Para los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952, obtuvo su primera medalla de plata, esto a pesar de que tenía una lesión en la mano izquierda. Además obtuvo el cuarto lugar en las pruebas de trampolín de 3 metros.

Para Melbourne 1956, el clavadista se llevó el bronce a pesar de que en uno de sus saltos cayó de espaldas e hizo un mal clavado en la plataforma de tres metros, aún así se recuperó.

Capilla por fin consiguió su medalla de oro en la plataforma de 10 metros. Con esto se convirtió en el mexicano con más medallas de la historia, ni siquiera la taekwondoín María del Rosario Espinoza y sus tres preseas lo pueden alcanzar.

El clavadista fue galardonado en 2009 con el Premio Nacional del Deporte y un año después falleció de un infarto, a los 81 años de edad, pero su legado legado se puede encontrar en el clavadismo de nuestro país, pues aún hoy es una de las disciplinas en que los y las deportistas más destacan.

También lee: ¿Cuál fue la primera medalla que ganó México en unos Juegos Olímpicos?

Continuar leyendo

Opinión