julio 25, 2024

Conecta con nosotros

#4 Tiempos

Guillermo Sheridan en aeroplano | Columna de Julián de la Canal

Publicado hace

el

 

Sin reparos César Huerta califica de aviador universitario al sr. Sheridan (pinchar aquí y aquí); y si aviador, corrupto, como concluye el acusado mismo. La epatante condición aviaria no operó como impedimento para representar un astracán limitado a una escena: un presunto corrupto (sr. Sheridan, “profesor” de la UNAM) acusa de corrupción a otra presunta corrupta (sra. Yasmín Esquivel, “egresada” de la UNAM). Al humor proverbial del “proverbial escritor” se agrega el del rector de la Universidad. El Dr. Graue, oftalmólogo pero anestesista de closet, declara con la somnolencia que amerita la peripecia: “el prestigio de nuestra institución no será empañado”. Da la impresión de que nadie se resiste al sentido del humor del sr. Sheridan, tampoco el sr. rector. Para restituir el lustre institucional, el Dr. Graue considera muy íntegro y honesto que un presunto corrupto denuncie a una presunta corrupta en que lo relevante es que se examine el caso de la presunta corrupta y no el del presunto corrupto. Con británico sentido del humor, el rector expulsó de la UNAM a la directora de tesis de la sra. Esquivel, pero hace mutis por el foro en relación con autoridades del Instituto de Investigaciones Filológicas que toleran hoy como ayer la presunta corrupción del sr. Sheridan consistente en ausentarse de manera habitual del lugar de trabajo. (No es alegato aducir estrategia para deshacerse del humorista excusando comisión de servicios en el cálido gremio de escritores siempre huérfano de risas). Sospechas que contaminan en proporción a los integrantes de los comités dictaminadores del Sistema Nacional de Investigadores de Conacyt. Se estima inverosímil que alguien que no imparte clases, ni dirige tesis, ni forma parte de órganos colegiados, pertenezca al SNI según estipula su reglamento que consigna además que no hay excepciones.

Todo indica error de cálculo. Se atribuye presunción de virtud al sr. Sheridan, pero la motivación para la denuncia se antoja política, sin descartar provecho económico, con pretexto académico. Equipado con su cordial modestia, el presunto aviador-corrupto debió de pensar que a la brevedad el asunto quedaba resuelto, pero en realidad añadió una abolladura más al latón de su maltrecha carrera construida sobre evidencias de fraude. Sin embargo, el pretexto se transformó en plétora y la Universidad atrajo la querella. El comité de ética de la UNAM o bien subestimó a la magistrada considerando que no maniobraría a su favor ya que sus cuarenta años de experi encia profesional eran insignificantes ante la falta original del plagio de tesis

, o bien conjeturó también presunción de virtud. Sorpresivamente se impuso la experiencia de la sra. Esquivel al solicitar un amparo judicial en defensa de sus excesos. Confesión de parte, pero también declaración de intenciones.

En ambos casos esa presunción de virtud condena a la Universidad. La astracanada se levanta como niebla densa alrededor de la institución. La UNAM opera como estado dentro de otro Estado, república de plastilina dentro de la República de México, sin otra ley interna que la que conviene, mientras los que deben asegurar su cumplimiento se hacen de la vista gorda a diario sacudiéndose el sopor a golpe de titular. Un juez otorga un amparo a la sra. Esquivel que la Universidad debe acatar porque la República está sobre la república y el Estado por encima del estado. El comité de ética se excede al comunicar que respetará el fallo judicial porque solo cabe acatamiento al fallo judicial. Sin embargo, hay pruebas fehacientes de que el sr. Sheridan es presunto aviador-corrupto desde hace lustros, conflicto acerca del que la UNAM tiene competencias de actuación. La complicidad del silencio es determinante para el aparato académico que forma parte de la corrupción. Impunidad es la palabra decisiva.

La tediosa soberbia del sr. Sheridan es irrelevante pero no mezclada con impunidad. Dedica varias entregas de su columna a dar seguimiento al asunto Esquivel, aconsejándole con inédita generosidad y dosis copiosas de humor diferentes opciones a fin de enmendarlo. En ningún momento el sr. Sheridan ofrece seguimiento a sus propias irregularidades a fin de enmendarlas. Es más sencillo que la sra. Esquivel escriba nuevas tesis a que el sr. Sheridan subsane décadas entretenidas en acrobáticos bucles etéreos al margen de sus obligaciones profesionales.

Para la Universidad hay corruptos y corruptos: no es lo mismo la corrupción de un presunto corrupto que la de una presunta corrupta. (Alivia saber que la Universidad ya tiene baños exclusivos para uso de variedad de sexos y géneros). Quizás la distinción restituya el prestigio pero no parece porque ese prestigio vive preferentemente en el discurso frente a la cotidiana corrupción institucional. Muestra de su sentido del humor, el “proverbial escritor” informó que no consiente que nadie desprestigie a la UNAM, “eso sí que no”. Hay que convenir que no necesita ayuda.

También lee: Ritual del regreso a Evelyn Waugh | Columna de Julián de la Canal

Continuar leyendo

#4 Tiempos

La mujer que descubrió el Templo Mayor de Tlatelolco | Columna de J.R. Martínez/Dr. Flash

Publicado hace

el

EL CRONOPIO

 

El Templo Mayor de Tlatelolco fue descubierto el 12 de mayo de 1944 por la maestra en Antropología María Antonieta Espejo Vázquez del Mercado, quien estaría a cargo de los trabajos de campo realizados en dicha zona arqueológica. La presencia de una mujer en trabajos de campo era algo insólito en esa época y no dejaba de haber cierto rechazo, incluso después de los trabajos realizados por la maestra Espejo en Tlatelolco. En eventos relativos a recordar ese importante descubrimiento arqueológico, los encargados del proyecto referían a los participantes varones anteponiendo su grado académico, ya sea ingeniero, arqueólogo, etc. Sin embargo, en el caso de la maestra Antonieta Espejo se referían sólo como “señora”, minimizando así su extraordinaria labor.

Parte de los logros de la maestra Espejo, en esa época, se encuentran, además, la creación del primer museo de sitio de la zona arqueológica, la excavación de la Etapa II del Templo Mayor de Tlatelolco y el primer plano de los vestigios, contribuyendo además para que la iglesia de Santiago, la cual fue utilizada como almacén de explosivos, regresara a manos del culto franciscano; primer paso para que, en julio de 1946, bajo la presidencia de Manuel Ávila Camacho, se decretara que el patio y anexos del antiguo convento, para entonces prisión militar, fueran cedidos al INAH, por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Afortunadamente en tiempos modernos ha tratado de reivindicarse la figura y aportaciones de la maestra Antonieta Espejo por parte de los especialistas y las instituciones relacionadas con nuestra historia como lo es el Instituto Nacional de Antropología e Historia y la Academia Mexicana de Historia (AMH), como fue la difusión de los trabajos de la maestra Espejo en el ciclo: mujeres: aportes a la historia, el arte y otras ciencias sociales, organizados por la AMH.

En la actualidad la Zona Arqueológica de Tlatelolco está a cargo de otra mujer: arqueóloga Edwina Villegas Gómez, por lo que dicha zona ha estado en manos de mujeres.

Salvador Guilliem Arroyo, quien en algún momento también estuvo a cargo de la zona arqueológica, en el ciclo citado comenta sobre la Antonieta Espejo: “Cuando Antonieta Espejo empezó a abrir los pisos para hacer el primer pozo, el cual quedaba encima del Templo Mayor, se localizaron miles de entierros, según menciona en su diario de campo. Ella calculaba 10 mil. Para ese momento, aún desconocía que se trataba del edificio principal del recinto sagrado. En ese pozo, en la parte sur del Templo Mayor, es decir, Tlatelolco (900-1200 d.C.). Los pozos 1 y 2 llevarían al registro de la Etapa II, las excavaciones se extenderían al poniente y fueron liberando, escalinata tras escalinata, las sobreposiciones del Templo Mayor. Algo fundamental de los trabajos encabezados por la arqueóloga Espejo –

continuó–, es que los pozos derivaron en calas, no es realmente una búsqueda de cerámica con capas estratigráficas, como fue la propuesta original, sino que el equipo sabía que iban a descubrir el gran Templo Mayor.

La maestra en Antropología María Antonieta Espejo Vázquez del Mercado fue profesora de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, en la desaparecida Facultad de Humanidades que tuvo vida académica de 1955 a 1962. Participó como profesora de Arqueología en cursos intensivos, modalidad que configuró la Facultad de Humanidades para contar con profesor de calidad que estaban incorporados a otras instituciones. Los cursos de la maestra Espejo en la UASLP se impartían del mes de marzo al mes de octubre. Antonieta Espejo donó parte de su biblioteca a las colecciones que se formaban en aquella época en las bibliotecas potosinas enriqueciendo la biblioteca donada por el profesor Alcorta, uno de los fundadores y primer director de la Facultad de Humanidades de la UASLP, con el fin de contar con un centro de estudios e investigación potosina.

Al cierre de la Facultad de Humanidades Antonieta Espejo se trasladó a Reynosa, Tamaulipas, trabajando en la catalogación y rescate del archivo histórico de esa ciudad. También fue directora de la biblioteca de esa ciudad, Amalia Castillo Ledón.

La maestra en Antropología María Antonieta Espejo Vázquez del Mercado pionera de la participación de las mujeres en el campo de la arqueología convirtiéndose en un referente en esa área al descubrir el Templo Mayor de Tlatelolco, contribuyó con sus saberes al desarrollo de la investigación en la Universidad Autónoma de San Luis Potosí siendo profesora de la desaparecida Facultad de Humanidades.

También lee: Josefa Negrete, primera profesora potosina | Columna de J.R. Martínez/Dr. Flash

Continuar leyendo

#4 Tiempos

La búsqueda de la redención | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Publicado hace

el

TESTEANDO

 

Hoy San Luis y Xolos de Tijuana, se enfrentan en el Alfonso Lastras, este partido se presenta como una oportunidad de oro para ambos equipos que, tras sufrir derrotas en la jornada anterior, buscan recuperar la confianza y el rumbo en el Apertura 2024. Sin embargo, hay varios puntos negativos que podrían influir en su desempeño y que merecen ser destacados.

El equipo potosino, dirigido por Domènec Torrent, inició la temporada con una sorprendente victoria ante el América, lo que generó expectativas entre sus aficionados. Sin embargo, su reciente caída ante Pachuca (0-2) ha puesto en duda su capacidad para mantener un rendimiento sólido. Esta falta de consistencia puede ser perjudicial, especialmente en un torneo donde cada punto cuenta.

Además, la delantera de San Luis, a pesar de contar con jugadores como Mateo Klimowicz y Bonatini, ha mostrado dificultades para concretar oportunidades. La falta de goles en momentos clave puede ser un factor determinante que impida al equipo alcanzar sus objetivos en puntos, sin mencionar el juego vistoso que todos quieren ver.

Otro aspecto a considerar es la presión que enfrenta San Luis. La afición potosina espera un buen espectáculo y una victoria que les devuelva la ilusión. Si el equipo no logra un buen desempeño, esta presión podría convertirse en una carga, algo que es común en la grada del Lastras, afectando la confianza de los jugadores en el campo.

Por su parte, Xolos de Tijuana, bajo la dirección de Juan Carlos Osorio, también llega con problemas. La reciente goleada sufrida ante Cruz Azul (0-3) expone las debilidades en su defensa. Errores individuales y falta de cohesión han permitido que el equipo reciba demasiados goles, algo que es inaceptable en un torneo tan competitivo.

La falta de efectividad ofensiva también es un problema. A pesar de contar con jugadores habilidosos, Tijuana ha tenido dificultades para traducir su posesión en goles. Esta falta de contundencia puede ser un obstáculo significativo para conseguir puntos en un partido tan crucial.

Finalmente, el cambio de estrategia que ha traído Osorio ha generado una lenta adaptación en el equipo. La confusión táctica puede afectar el rendimiento general, lo que se traduce en un juego menos fluido y más propenso a errores.

El partido de hoy es una oportunidad para que San Luis y/o Xolos se recuperen de sus recientes tropiezos. Sin embargo, la inconsistencia, la vulnerabilidad defensiva y la presión de la afición son factores que podrían determinar el resultado del partido. Ambos equipos deberán abordar estas debilidades si desean salir airosos en este crucial enfrentamiento. La afición espera un espectáculo emocionante, pero ese camino hacia la redención, no será fácil.

También lee: Tijuana, Tierra de contrastes | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Continuar leyendo

#4 Tiempos

El verano que pensé que sería divertido ver todos los estrenos del anime de la temporada parte 1 | Columna de Guille Carregha

Publicado hace

el

CRITICACIONES

 

EL VERANO QUE PENSÉ QUE SERÍA DIVERTIDO VER TODOS LOS ESTRENOS DE ANIME DE LA TEMPORADA PERO QUE, PRONTO, ME DI CUENTA DE MI TREMENDO ERROR CUANDO VI LA CANTIDAD DE SERIES QUE SE ESTRENABAN ESTE MES Y LO COMPARÉ CON LA EXTREMADAMENTE LIMITADA CANTIDAD DE HORAS LIBRES QUE EL CAPITALISMO DEL SIGLO XXI ME PERMITE TENER TODOS LOS DÍAS – PARTE 1

Por alguna razón, decidí hacerme la grosería de obligarme a ver todos los animes que se estrenaran esta temporada en Crunchyroll. No tengo idea qué me poseyó para tomar una decisión tan terrible para con mi cordura, pero pensé que sería divertido disfrutar “en vivo” los más nuevos estrenos que los malpagados animadores nipones le ofrecían al mundo este verano. Obviamente, solo me enfocaría en los animes nuevos. Si se trataba de la secuela o segunda temporada de otra serie que no había visto, no tendría sentido empezar la serie a medias sin tener idea de qué está pasando. Lo mismo si se estrenaban episodios de animes que llevan uno, dos o 25 años en transmisión. No quería perder tiempo para ponerme al corriente, dejando de lado la posibilidad de ver cosas nuevas.

Honestamente, pensaba que estaba a punto de empezar algo así como 14 series, más o menos. Tal vez 16. 18 a lo más. Imaginaba que las temporadas ofrecían un número manejable de estrenos, para que las personas normales del día a día sí tuvieran la oportunidad de ver todo y decidir qué querían seguir viendo.

Estaba equivocadísimo. Por mucho. Me vi como un completo NyE tomando esa decisión. Un delulu. Un ignorante. Son demasiadas. Muchísimas. Apenas y me pude dar la oportunidad de ver los primeros episodios de solo 23 series nuevas. Y digo “solo” porque sé perfectamente que hay, por lo menos, otras 5 a las que no he podido llegar a ponerles play porque si no nada más no avanzaría.

A continuación, una reseña corta – cortísima – de qué me han parecido estas series, incluyendo cuántos episodios he visto hasta ahora. Los títulos están en inglés porque, hasta donde sé, ningún traductor latino se ha atrevido a ponerles “del diablo” o “Unas locas aventuras en” a ninguno de estos animes para que el público mexicano sepa qué esperar de sus monitos chinos.

1. The Ossan Newbie Adventurer, Trained to Death by the Most Powerful Party, Became Invincible (TRES EPISODIOS)
Se trata de OTRA serie más con un escenario de fantasía medieval con tintes de videojuego RPG. La novedad es que el protagonista es un anciano de 32 años, pero que es más fuerte que el 99.99% de las criaturas de su mundo. Las locas aventuras comienzan cuando él cree que es débil pero se madrea fácilmente a todo mundo creyendo que es por accidente. O sea, se ha visto ya esto varias veces, pero tampoco tanto como para ser cansado. Se ve que el presupuesto no es el fuerte de la producción, pero intentan estirarlo lo suficiente como para que los episodios se vean visualmente atractivos y no parezca animado por estudiantes de secundaria contratados bajo la beca Benito Juárez. Está cotorra, aunque un tanto genérica. Si se me olvida que vi esta serie en 9 meses no me sorprendería tanto, pero no me molesta verla.

 

2. Alya Sometimes Hides Her Feelings in Russian (TRES EPISODIOS)

La comedia romántica de preparatorianos de la temporada con su twist chistosón para que tenga algo de caché y se pueda diferenciar de todas las del montón. El de esta es que la protagonista habla en ruso cuando le dice al protagonista que lo quiere. El estilo de dibujo está bonito, los personajes están interesantes y la serie tiene un timing de comedia bastante bueno. Eso sí, no pudieron evitar poner subtramas bien creepy como la clásica “mi hermana menos actúa como si me quisiera dar como cajón mal cerrado porque el incesto es súper hilarante”.

A estas alturas de la vida, este tipo de tropos ya se siente como un “los japoneses siendo bien raros” y se puede pasar de largo. Si obviamos esos momentos, la serie promete estar divertida.

3. The Strongest Magician in the Demon Lord’s Army Was a Human (TRES EPISODIOS)

Oh. Miren. OTRA SERIE DE FANTASÍA MEDIEVAL CON TINTES DE VIDEOJUEGO RPG. Como dice el título, es sobre un poderoso miembro del ejercito del mal que es un humano disfrazado. Podría ser una serie más interesante si no fuera porque casi todo está (horriblemente) animado en CGI barato y el personaje principal es una inerte barra de carbono sin emociones ni personalidad… pero que es repiola lanzando hechizos y por eso debería de quererle. Hay supuestas subtramas de intriga, misterio y traiciones militares, pero todo se resuelve casi tan rápido como se presenta. Una serie sin estrella que está bien meh. Lo mejor que puedo decir sobre ella es que, a diferencia de su animación 3D, la serie no está culera.

4. My Wife Has No Emotion (DOS EPISODIOS)

Apenas la cuarta entrada en el desafío autoimpuesto y, aparentemente, la primera serie que posiblemente no quiera terminar de ver mientras siga vivo. Es la “bella” y “enternecedora” historia de un adulto con mala suerte en el amor que compra un robot para limpiar su casa. Como esto es un anime, OBVIAMENTE, la robot necesitaba parecer humana y, POR SUPUESTO, ser muy bonita lo cual, COMPRENSIBLEMENTE, “obliga” al protagonista a enamorarse de ella y pedirle que sea su esposa. Por un segundo pensé que podría tocar temas interesante tipo la película HER, pero en formato chistosón, pero no. Se me olvidó que era Japón. Lo divertido radica en que, básicamente, el sujeto desea con locura y pasión intimar con un dispositivo electrónico, con tintes súper marcados de “¿no es acaso esta la mujer perfecta con la que todos soñamos?”. Dudo mucho que la serie mejore si la sigo viendo, por lo que me cuesta recomendar que cualquier persona vea esto. Puaj.

5. Pseudo Harem (TRES EPISODIOS)

Me cuesta mucho creer que la serie en cuyo título se encuentra la palabra “HAREM” sea una de las más lindas y wholesome de la temporada. Es aún otro romance de preparatoria con su twist chistosón, solo que esta tiene menos presupuesto que la de Alya. La premisa es que son dos estudiantes que claramente se quieren y no son novios. Él es un sujeto medio random y medio otaku. Ella es una aspirante de actriz que tiene la capacidad de adoptar distintos personajes para divertir al vato otaku que le gusta. El “harem” del título es porque el protagonista crea su harem personal con la colección de personajes/personalidades que le presenta su amigovia. El dinero que les dan para animar esta serie es tan bajo que incluso hay secuencias donde los personajes tienen manitas Danup y caras chuecas, pero en general esto es tan wholesome y bonito que se puede obviar la mayoría del tiempo. Me preocupa que el gimmick de las múltiples “personalidades” se vuelva cansado más adelante, pero es una opción entretenida para ver esta temporada.

Estas son apenas cinco de las series que me estoy obligando a ver. Les prometo que, en general, sí estoy disfrutando la experiencia. Pero ver 23+ series es inhumano. Ojalá no muera antes de terminar la temporada, porque me falta reseñar 18.

También lee: Exhuma: Cuando el nacionalismo se supone que no debe dar miedo | Columna de Guille Carregha

Continuar leyendo

Opinión