julio 29, 2021

Conecta con nosotros

Destacadas

#FronteraSangrienta | ¿Por qué decenas de cuerpos son dejados entre SLP y Zacatecas?

Publicado hace

el

De poco han servido los esfuerzos de las autoridades de ambos estados, solo en 2020 se han encontrado 32 cadáveres en municipios de San Luis que están en la frontera zacatecana 

Por: Redacción 

La mañana del lunes 5 de octubre, el hallazgo de 13 cadáveres en un  paraje del municipio de Villa de Ramos prendió los focos rojos en San Luis Potosí. Apenas el domingo 4, habían sido encontrados seis cuerpos encobijados a la orilla de la carretera federal 62, en Vanegas, otro municipio ubicado en la frontera con Zacatecas.

Las autoridades potosinas se apresuraron a aseverar que las 12 víctimas de Villa de Ramos eran procedentes del estado vecino y, aunque en un primer momento sus pares de Zacatecas lo negaron, al día siguiente, el secretario de gobierno de San Luis Potosí, Alejandro Leal Tovías, confirmó que, efectivamente, los cuerpos pertenecían a personas que en vida habitaron los municipios de Guadalupe, Villa de Cos, Jerez y Fresnillo.

En San Luis Potosí la franja fronteriza con Zacatecas está integrada por nueve municipios: Vanegas, Catorce, Santo Domingo, Villa de Ramos, Salinas, Moctezuma, Ahualulco, Mexquitic de Carmona y Villa de Arriaga. Tres carreteras federales, la 49, la 62 y la 63. cruzan estas demarcaciones, y las unen con el centro del estado.

Aunque la violencia en esta zona no parece ser endémica, desde septiembre de 2017, La Orquesta advirtió sobre la presencia de grupos del crimen organizado que solían abandonar los cuerpos de sus víctimas en carreteras, caminos y parajes de la región. Un reportaje titulado, “Santo Domingo, tiradero de cadáveres” dio cuenta del hallazgo de al menos 11 personas ejecutadas en un periodo de nueve meses: 5 en Villa de Ramos y 6 en Santo Domingo, (estos últimos arrojados ahí entre agosto y septiembre).

De ese tiempo a la fecha, la situación ha empeorado. En lo que va del 2020, se han encontrado al menos 32 cuerpos con huellas de tortura y ejecución. Es decir, antes de la masacre del lunes, ya se habían encontrado 19 cuerpos, sin embargo, hasta entonces a nadie parecía preocuparle que la zona se estuviera convirtiendo, prácticamente, en un cementerio a cielo abierto.

De poco o nada han servido los acuerdos de seguridad firmados por los gobiernos de Zacatecas y San Luis Potosí, para “blindar” la frontera. Los cadáveres “importados”, siguen apareciendo. ¿Por qué los tiran en San Luis? Misterio. Al gobierno potosino le ha bastado probar que los cuerpos encontrados el lunes 5 eran de zacatecanos para echar tierra al asunto, por su parte, el gobierno de Zacatecas, a cargo de Alejandro Tello, guarda silencio.

Hasta ahora se ha hecho público el hecho de que diez de las 13 víctimas fueron reclamadas por familias de Zacatecas y, hasta el viernes 9 de octubre, había tres en calidad de desconocidos. Entre tanto, de los 6 encobijados de Vanegas nada se ha dicho, no se sabe si ya fueron identificados o reclamados, ni tampoco se ha dado a conocer su procedencia.

Estas ejecuciones se atribuyeron a las pugnas que se registran en territorio zacatecano entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y el Cártel de Sinaloa. En los días posteriores, mandos policiacos de San Luis Potosí y Zacatecas, se reunieron para dar seguimiento al caso; los gobernadores Alejandro Tello y Juan Manuel Carreras entablaron diálogo.

 

Incidencia delictiva en la zona 

En los municipios de la franja fronteriza con Zacatecas, como en cualquier pueblo pequeño, la incidencia delictiva es baja. Podría decirse que la mayoría de los delitos que se denuncian son algunos robos y de índole sexuales, principalmente. Sin embargo, de cuando en cuando, algún asesinato viene a perturbar la tranquilidad de los habitantes. Hasta el 30 de septiembre pasado, de acuerdo con las cifras oficiales, tres de las 9 localidades no registraban ningún homicidio: Moctezuma, Santo Domingo y Vanegas. Sin embargo, apenas inició octubre, la situación cambió y ya solo queda Moctezuma en esta condición.

En los últimos años, y especialmente este 2020, los hechos violentos han aumentado. Villa de Ramos registra 8 homicidios dolosos, 4 de ellos con arma de fuego; Villa de Arriaga registra 5, 4 con arma de fuego; Mexquitic acumula 5 homicidios con arma de fuego y un feminicidio; y Salinas de Hidalgo registra dos homicidios. En tanto, Catorce, Santo Domingo y Ahualulco registran un asesinato intencional cada  uno, mientras que Moctezuma no registra ningún caso. En todas las localidades hay casos de lesiones perpetradas con arma de fuego.

Mención especial merece Vanegas, un pequeño pueblo con menos de 8 mil habitantes que, hasta antes de que vinieran a tirar los cinco cuerpos en la carretera 62, registraba cero homicidios, cero feminicidios y solo 5 casos de lesiones, 1 con arma blanca y 4 con otro elemento.

Desde luego, el hallazgo de los 13 cadáveres en Villa de Ramos representa una muestra superlativa de la soterrada violencia que asola la región, sin embargo no es más que el síntoma más notorio, hasta ahora, del malestar que aqueja esos lares.

El 13 de enero de este año, un ataque a policías se saldó con dos muertos, un hombre y una mujer, en la carretera a Villa de Arriaga.

El 17 de enero de 2020, policías de Investigación de la Fiscalía General del Estado (FGESLP), se enfrentaron a balazos con secuestradores en la comunidad Rincón del Porvenir, en Ahualulco; la víctima, un  hombre de 76 años, fue rescatada con vida pero uno de los plagiarlos murió tras la balacera. Según versiones, los delincuentes dijeron pertenecer al CJNG.

El 14 de febrero en la comunidad Tepetate, Villa de Arriaga fue abandonado un cadáver calcinado, con señales de tortura; al principio se desconocía el género, después se supo que se trataba de una mujer.

El 11 de marzo, un hombre fue hallado sin vida en la Privada La Sierra, en la comunidad de Estanzuela, perteneciente al municipio de Mexquitic de Carmona. En el lugar se halló un arma de fuego que pudo haber sido utilizada para privarlo de la vida. El cuerpo no fue identificado, los habitantes de la localidad dijeron que no era de ese lugar.

La tarde noche del 23 de abril, en un despoblado de la localidad de El Mezquital, en el municipio de Villa de Arriaga, un hombre fue ejecutado a balazos; al parecer viajaba a bordo de una camioneta y de pronto fue atacado por una persona o personas desconocidas. El cuerpo, que quedó cerca del vehículo, no fue identificado.

El lunes 24 de agosto se localizó un cadáver envuelto en un cobertor verde a unos kilómetros de la comunidad de Zaragoza, en la zona norte del Altiplano potosino. Luego de un reporte, elementos de la policía municipal de Vanegas acudieron al lugar de los hechos como primeros respondientes.

Reportes periodísticos refieren que el 23 de agosto previo, dos policías municipales de Vanegas habrían sido levantados mientras realizaban un recorrido de vigilancia; en el lugar sólo se encontró la patrulla que utilizaban, abandonada, con las puertas abiertas y sin señales de los oficiales. No hay más datos al respecto.

El 4 de septiembre fueron encontrados 5 cuerpos sin vida en Villa de Ramos. Cuatro de ellos, fueron asesinados a balazos a la mitad de un  camino de terracería en la comunidad de El Zacatón, mientras que uno más se halló calcinado  en el camino que va de la comunidad de Emiliano Zapata, Villa de Ramos, a El Saladillo, en Pánfilo Natera, Zacatecas. Al menos dos de las víctimas fueron identificadas como procedentes de este último municipio.

El 1 de octubre pasado, los cuerpos de tres hombres ejecutados fueron localizados a un costado de la carretera 62 en su tramo Vanegas-San Tiburcio, presentaban lesiones de arma de fuego y había cartuchos percutidos.

El 3 de octubre se reportó el hallazgo de seis cuerpos sin vida en los límites del municipio de Vanegas con el estado de Zacatecas. Los cuerpos se encontraban envueltos en cobijas y fueron dejados a la orilla de la carretera federal conocida como El Bado a la comunidad Tanque de Guadalupe de la entidad zacatecana.

La tarde del domingo 4 de octubre, en el municipio de Santo Domingo en una milpa ubicada entre las comunidades de El Barril y Jesús María, fue encontrado el cuerpo de una persona sin vida enredado en una cobija.

El lunes 5 fue el acabose: 13 cuerpos abandonados en dos camionetas fueron encontrados en la carretera interestatal El Barril (en Villa de Ramos) y Villa de Cos, en el entronque de la comunidad Dulce Grande. Luego de las primeras indagatorias sobre el caso, el secretario general de gobierno, Alejandro Leal Tovías dijo a la prensa que las víctimas fueron asesinadas en dos domicilios de la comunidad de Chupaderos, perteneciente a Villa de Cos. Tras ejecutarlos, sus verdugos se desplazaron a lo largo de 33 kilómetros por la carretera Chaparrosa-Los Amarillos, cruzaron la frontera y se adentraron en territorio potosino para dejar los cadáveres en el entronque a la comunidad de Dulce Grande.

 

¿Coordinación?

Los cruentos hechos de Vanegas y Villa de Ramos, dejaron en evidencia que el supuesto “blindaje” de la frontera con Zacatecas en realidad no existe, el cruce de declaraciones entre funcionarios potosinos y zacatecanos, en primera instancia, echa por tierra la presunta coordinación existente en materia de seguridad.

«Hablé ayer con el Gobernador (Alejandro Tello), hemos tenido muchos incidentes, hechos que se realizan en el estado de Zacatecas y que se depositan algunos cuerpos de este lado», declaro Juan Manuel Carreras a la prensa al día siguiente de la masacre.

Por su parte el secretario de gobierno, Alejandro Leal Tovías informó que “Se ubicaron dos domicilios en una localidad del municipio de Villa de Cos en donde fueron ejecutadas estas personas y ya se presentaron los familiares de 10 de los 13 fallecidos a identificar y reclamar los cuerpos. Algunos de ellos eran de Fresnillo, otros de Jerez y otros del mencionado municipio de Villa de Cos“. Tomando en cuenta esta información, aclaró que las muertes serán contabilizadas o formarán parte de las estadísticas de esa entidad. Lo que no queda claro es cual fiscalía llevará la investigación.

 

Convenios de seguridad, ineficaces

El diez de marzo de 2017, un boletín de prensa del gobierno de Zacatecas, dio noticia de la visita del gobernador  Alejandro Tello a San Luis Potosí, para reunirse con su homólogo Juan Manuel Carreras. El motivo del encuentro fue firmar un convenio en materia de procuración de justicia y de seguridad. El comunicado está plagado de los lugares comunes habituales en ese tipo de documentos:

“Alejandro Tello solicitó a las autoridades de seguridad de ambos estados generar una sinergia para combatir el delito y ofreció toda la disposición y garantía de la administración a su cargo para darle resultados a los zacatecanos y a los potosinos.

“El Gobernador de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras, consideró que en la medida que se tenga mayor comunicación y coordinación entre los dos gobiernos vecinos, habrá mejores resultados en el combate al crimen, por lo que agradeció el acuerdo logrado.

El convenio firmado este jueves consiste en adoptar políticas anticriminales de manera integral, que permitan diseñar y ejecutar estrategias conjuntas para abordar el fenómeno de la delincuencia”, reza el boletín.

Desde entonces, los gabinetes de seguridad de ambas entidades han estado en supuesta coordinación, sin embargo, los resultados son, por decir lo menos, cuestionables. Tres años después, la realidad demuestra que las intenciones de los mandatarios no fueron más que palabrería, simple demagogia que no se traduce en táctica o estrategia.

En numerosas ocasiones, tanto el Secretario de Seguridad, Jaime Pineda, como el Comandante de la 12ª Zona Militar, Guzmar Ángel Castillo González, han hecho declaraciones a la prensa sobre el supuesto blindaje de las fronteras de San Luis Potosí con otras entidades, entre ellas Zacatecas.

Por ejemplo: En septiembre de 2019, el General Castillo González declaró que “Como parte de las estrategias de la 12ª. Zona Militar para fortalecer la seguridad en las zonas limítrofes entre San Luis Potosí y estados vecinos, se mantiene comunicación y coordinación constante con las 11ª, 15ª y 16ª Zona Militar”, lo anterior  “luego de que el titular de Seguridad Pública del Zacatecas Ismael Camberos Hernández dio a conocer la existencia de al menos 10 órdenes de aprehensión de objetivos criminales que delinquen en la zona”.

En esa ocasión, el General dijo: “estamos trabajando de manera coordinada, ahí desde luego involucramos a los compañeros de la Policía Federal, también a la policía estatal para que tengamos mejores resultados”.

El 17 de septiembre de este año, Jaime Pineda, secretario de Seguridad, dijo a los medios que “la prioridad en materia de seguridad es seguir blindado las fronteras con entidades vecinas, en coordinación con las corporaciones encargadas de mantener la paz en la entidad”, entre las cuales mencionó .al Ejército, la Guardia Nacional y la policía de Investigación de la Fiscalía General del Estado.

Declaraciones como estas se han repetido una y otra vez en la prensa, pero, si con todos sus blindajes, los grupos delincuenciales pueden venir a tirar sus cadáveres en territorio potosino, queda claro que la realidad es diametralmente opuesta.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: SCT dice desconocer si aumentará el tiempo que Meta operará carreteras de SLP

Ciudad

“En la Sierra de San Miguelito no habrá ningún proyecto inmobiliario”: Semarnat

Publicado hace

el

María Luisa Albores descartó que se pueda realizar el proyecto “Las Cañadas” y anunció una consulta popular para preguntar a todos y todas las potosinas sobre el futuro del Área Natural Protegida

Por: Redacción

Maria Luisa Albores González, titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), afirmó que en la Sierra de San Miguelito no se realizará ningún tipo de proyecto inmobiliario a pesar de las opiniones y decisiones de los comuneros de San Juan de Guadalupe.

Ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador fue cuestionado por el periodista Julio Hernández al respecto de la sustracción de mil 805 hectáreas que quedarían fuera del Área Natural Protegida (ANP) que se pretende declarar en la Sierra de San Miguelito, esto con la intención de que los comuneros puedan venderle los terrenos al empresario Carlos “El Chato” López Medina para la construcción del proyecto “Las Cañadas”, a lo que el mandatario respondió:

“No se va a poder afectar, lo puede decidir la asamblea comunal, pero hay un interés superior que tiene que ver con el interés de la nación, el interés público”.

Albores González estuvo esta mañana en el noticiero de Carmen Aristegui. La periodista le preguntó directamente si se va a permitir la construcción del proyecto “Las Cañadas” en caso de que así lo definan los comuneros y logren sacar del ANP las mil 805 hectáreas:

“No, no vamos a permitir ningún proyecto inmobiliario, ni “Las Cañadas” ni ningún otro proyecto”.

Aristegui reviró con el cuestionamiento de si esa decisión cambiaría en caso de ser un proyecto sustentable, a lo que la funcionaria apuntó:

“Los proyectos sustentables tienen que ver con el cuidado y la protección de la naturaleza, qué mejor proyecto sustentable que hacer un Área Natural Protegida”.

Carmen señaló que de ser así entonces: “¿Qué sentido tendría dejar sustraídas las mil 805 hectáreas de la reserva natural?”:

“No es que las dejemos sustraídas, porque todavía no hay un proyecto de decreto. Vamos a hacer una consulta popular con toda la ciudadanía de San Luis Potosí capital, Mexquitic, Villa de Reyes y Villa de Arriaga. Un ejercicio inédito no solo con los posesionarios de la tierra, sino con todos aquellos que se ven afectados, porque en esa zona están los reservorios de agua. Hay posesionarios de la tierra, pero deben entender que no por ser dueños, pueden afectar al resto de la población. Eso no se va a permitir y esa es facultad del gobierno federal. A quienes tienen mucho interés en comprar esas 1805 hectáreas porque están proyectando algo, les decimos que no vamos a permitirlo”.

También lee: “AMLO no decide sobre nuestra tierra”: comuneros de la Sierra de San Miguelito

Continuar leyendo

Ciudad

Parque Tangamanga II está en el abandono

Publicado hace

el

En comparación con el I, este centro recreativo es inseguro, sucio y descuidado

Por: Ana G Silva

Ricardo Gallardo, gobernador electo de San Luis Potosí, anunció esta semana que durante su gestión se realizarán reformas para mejorar los parques Tangamanga I y II. La Orquesta visitó estos espacios recreativos para conocer sus condiciones y necesidades más apremiantes.

Lo primero que queda en evidencia es que el mantenimiento entre uno y otro parque es muy diferente, pues el Tangamanga II se encuentra notoriamente en abandono, según respaldaron los propios trabajadores y visitantes.

Si bien en el Tangamanga II se limpian algunos espacios para que las personas puedan hacer ejercicio cerca de aparatos o quioscos, hay lugares que se han dejado de lado.

Un trabajador de este parque que pidió permanecer en el anonimato dijo que el coordinador ha recibido diferentes quejas, ya que la pista para correr ha sido casi completamente invadida por el pasto. El hombre comentó que apenas hace un mes se contrató a más personal para hacer trabajos de limpieza, pues incluso él, que labora en la zona de animales, ha tenido que trabajar en otras áreas.

Pista para correr (Tangamanga II)

Guadalupe Rodríguez es corredor, él consideró que el mantenimiento que se le ha dado al parque Tangamanga II es “pésimo” durante la pandemia de covid-19 en San Luis Potosí; “todas las áreas tienen las hiervas y es molesto para los que vienen aquí, tiene mala imagen. En el I no está así, aquí no riegan, hay personal suficiente para que lo hagan, pero se la pasan platicando”.

Al recorrer las canchas del parque Tangamanga II, se puede notar que la mayoría están habilitadas para quienes van a jugar; sin embargo, hay algunas canchas de futbol tienen pasto de casi un metro de alto. Mientras que las canchas de futbol rápido ya no tienen redes para evitar que el balón salga del espacio, mucha de la madera que define esta área se encuentra en mal estado y las mallas para las porterías se han oxidado y deteriorado, tanto que tienen que ser cubiertas con tablas.

Canchas del Tangamanga II
Canchas del Tangamanga II
Canchas del Tangamanga II
Canchas del Tangamanga I

Los baños en ambos parques son completamente diferentes; mientras que en el Tangamanga I hay algunos en los que se percibe un olor a cloro por ser constantemente lavados; los inodoros del II están sucios, con heces, no hay puerta y están rayoneados.

Baño del Tangamanga II
Baño del Tangamanga I

Esther, quien acude diario a hacer deporte, lamentó que los baños se encuentren en esas condiciones, pues dijo que pueden causar algún tipo de infección, sobre todo en las mujeres: “además por el aspecto que dan te hacen sentir intranquila, como si fueran un lugar para que te asalten, yo la verdad ni los uso”.

Aunque hay trabajadores que podan, estos dejan el pasto en el mismo lugar y eso genera que se seque y de la impresión de estar sucio.

En cuanto a la zona de animales o zoológicos, se debe reconocer que los animales en ambos parques son alimentados y limpiados constantemente, además de que se cuenta con los cuidadores necesarios para este trabajo; no obstante, las jaulas de algunos animales en el Tangamanga II que se encuentran cerca del aviario son muy viejas y con algunos defectos que tienen que ser cubiertos con tablas y mallas sobrepuestas.

Zoológico del Tangamanga II
Zoológico del Tangamanga II

Otro trabajador dijo que considera que esta área está bien mantenida, incluso han tenido nacimientos de animales, como el del venado de cola blanca que se realizó sin ninguna complicación; agregó que tampoco han tenido muertes de animales de ninguna especie. Este hombre consideró que el parque se ve descuidado porque las lluvias que se suscitaron hace unos días en la capital potosina provocaron que el pasto creciera.

Por otra parte, el primer empleado dijo que la seguridad en este parque es deficiente, pues han entrado a robar en diferentes ocasiones: “La otra vez vinieron y se llevaron una banca allá por donde está el avión militar, se brincan por la barda que está por detrás, y es que los de seguridad solo están aquí y se van a comer todos juntos, entonces en esos ratos los ladrones ya saben y vienen al parque”.

Avión del Tangamanga II
Avión del Tangamanga I

Martha, una atleta que entrena en el parque Tangamanga I, señaló que el espacio siempre se ha mantenido limpio y le gusta hacer ejercicio en el lugar, destacó que lo que más disfruta es que puede acostarse en el pasto para hacer sus ejercicios, mencionó que al principio de la cuarentena era común ver cubrebocas tirados en el parque, pero el problema se resolvió rápidamente. Por otra parte, la corredora comentó que el lago se ha visto sucio desde hace algún tiempo; además dijo que la seguridad en este parque no es muy buena en la parte que se encuentra cerca del museo del laberinto.

Lago Tangamanga I

También lee: “Es viable abrir parque Tangamanga por la noche”: director

Continuar leyendo

Destacadas

Fiscalía de SLP tiene video de quién usó un auto del Congreso para robar

Publicado hace

el

El vehículo estaba a cargo del titular de servicios internos del Legislativo

Por: Karina González

Federico Garza Herrera, titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), dio a conocer que tiene en su poder la evidencia en video del vehículo perteneciente al Congreso del Estado que fue utilizado para perpetrar un robo en un hotel del municipio de Villa de Reyes el pasado 16 de junio y agregó que ya se presentó una denuncia formal por el robo de pantallas en propiedad privada.

La Orquesta dio a conocer ayer que fuentes al interior del Congreso confirmaron que, aunque el auto no estaba asignado a ninguno de los diputados, todo indica que la persona que utilizó el vehículo para robar está relacionada con Alejandra Valdés, diputada de Morena.

El fiscal indicó que el propietario del hotel fue quien proporcionó las pruebas a la Fiscalía, con lo que se generó la carpeta de investigación y se pudo ubicar que la matrícula del vehículo pertenece a un coche oficial del Congreso del Estado, sin embargo, resaltó que de acuerdo a las investigaciones en el Poder Legislativo con el oficial mayor, se determinó que el vehículo no estaba asignado a ningún diputado, sino a Marco Antonio N, quien era responsable de los servicios internos del Legislativo, por lo que la investigación está en curso.

Entre los avances que citó Federico Garza fue que se citó a declarar a la persona que tenía a su cargo los vehículos para aclarar la circunstancia de los hechos, además mencionó que de encontrar responsabilidad en esta persona tendría consecuencias penales así como consecuencias de parte del Poder Legislativo quienes podrían establecer o no una sanción.

También lee: “El Congreso de SLP es de delincuentes”: diputado

Continuar leyendo

Opinión