Estado

Fascista, el trato de Sebastián Pérez a exoficial del RC: Barajas

Expuso que un profesionista, un funcionario digno, sensible y responsable, ya habría renunciado.

Por: Redacción

Ante los hechos de violencia cometidos en contra de la exoficial del Registro Civil, María Teresa Carrizales, el dirigente municipal del PRD, Ernesto Barajas Ábrego, exigió que Sebastián Pérez García, secretario general del Ayuntamiento capitalino, sea despedido.

El dirigente perredista declaró que es insostenible la permanencia de Pérez García en la Secretaría General del Ayuntamiento.

“Hay una condena general de toda la sociedad potosina, los partidos políticos y la Comisión Estatal de Derechos Humanos por la vejación sufrida por la abogada Carrizales, nos sumamos a esta condena, y el responsable del desalojo que se convirtió en un operativo político es Sebastián Pérez, quien debe renunciar al cargo”.

Expuso que un profesionista, un funcionario digno, sensible y responsable, ya habría renunciado.

Barajas Ábrego calificó como atroz “la ignorancia de la ley que ha demostrado Sebastián Pérez, no tiene idea siquiera de los derechos humanos por el trato fascista que le dio a Teresa Carrizales, se advierte que eso fue una venganza, hay que recordar que ella lo denunció por el cobro indebido de los servicios del Registro Civil”.

Anunció que se presentará una iniciativa ante el Congreso del Estado para que entre los requisitos para ser secretario general de los principales municipios de la entidad sea necesario tener un título de abogado, ya que considera que por ello ocurrieron los hechos violentos en contra de la exoficial.

Por otra parte, Teresa Carrizales subió un video para pedir la ayuda del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para pedir ayuda en el seguimiento de su demanda.

 

PRD exige la renuncia de Sebastián Pérez y Jiménez Arcadia

Total Page Visits: 252 - Today Page Visits: 1
Nota Anterior

El inicio de la vida sexual | Columna de Paul Ibarra

Siguiente Nota

AMLO visitará San Luis Potosí; ¿cuándo y para qué?