DestacadasEstado

El Puga, en ruinas y a la deriva; “el Municipio puede clausurarlo”: PC

Aunque Protección Civil estatal afirma que se ha reforzado la estructura del edificio Puga, el inmueble permanece descuidado y en el abandono

Por: Ana Dora

El director de Protección Civil Estatal, Ignacio Benavente Duque, aseguró que el edificio Puga, ubicado en la avenida Venustiano Carranza, fue reforzado en su estructura exterior, pese al evidente deterioro que presenta.

El funcionario narró que el inmueble ha sufrido deterioro en el transcurso del tiempo, por lo que “ha tenido a través de los años una serie reparaciones”, e indicó que una de las mayores problemáticas ha sido el desprendimiento de los vidrios de los ventanales.

“En un principio el tema principal era que por fuertes ráfagas se desprendían los vidrios”, sin embargo, señaló “ese tema con asesoría de personas que se dedican a la colocación de vidrios ya quedó resuelto”.

Benavente Duque aseveró que el edificio “ha sido reforzando en toda su infraestructura”, y respecto al posible riesgo que corren las personas que ahí laboran, el titular de Protección Civil dijo que “lo que pasa es que eso es ya responsabilidad de la persona que está rentando el edificio. Del ISSSTE”.

Aunque no se refirió al edificio como un lugar de riesgo, Benavente Duque dijo que el ISSSTE podría “cambiar de sede. (…) pero ese sería otro tema”; además, indicó que no es de su competencia inspeccionar si hay posibles riesgos para los trabajadores que ahí laboran y en caso de haberlos “el Municipio puede clausurar”.

La Orquesta visitó el edificio, al finalizar la entrevista, y fue posible comprobar que, en efecto, hay un notable deterioro, pues, de entrada, al no haber un filtro de seguridad se logró llegar por las escaleras hasta el penthouse.

Algunos pisos están en el abandono, incluso los vidrios de las puertas están rotos, así que cualquier persona puede entrar sin problema; además, no funciona un elevador y en los primeros pisos donde están las oficinas del ISSSTE, están abiertas las puertas que dan a la escalera de incendios, sin ninguna limitante u letrero que informe que es exterior.

Otros pisos no cuentan con luz, la señalética está rayada con plumón y en el estacionamiento algunas personas fumaban, esto a pesar de que se trata de un edificio libre de humo.

 

También te puede interesar: El programa Manos a la Obra arrancó con trabajos en la colonia Foresta

Nota Anterior

Entre el sol y la sombra | Columna de La Varsoviana

Siguiente Nota

Reconocen que Procuraduría del Adulto Mayor no existe físicamente en SLP