DestacadasEstado

Almazán Cué, acusado ante la CEDH por violencia laboral y de género

La magistrada Adriana Monter Guerrero detalló que Almazán Cué ejerció violencia política de género en su contra cuándo interpuso un amparo por no ser evaluada ni rectificada como magistrada durante el 2017

Por: José Luis Vázquez

La magistrada Adriana Monter Guerrero, interpuso una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) en contra del presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de San Luis Potosí, Juan Pablo Almazán Cué, por actos de violencia política de género y violencia laboral.

En ese sentido, la funcionaria detalló que Almazán Cué ejerció violencia política de género en su contra cuándo interpuso un amparo por no ser evaluada ni rectificada como magistrada durante el 2017.

“Tuve el honor de tener el cargo de magistrada, pero derivado de la defensa de mi magistratura porque no se respetó mi derecho a ser evaluada ni a ser rectificada, incluso se abrogó mi nombramiento cuatro días antes y al momento de que decido interponer el amparo empieza la violencia política de género y ahora laboral de parte del presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado y del Consejo de la Adjudicatura, Juan Pablo Almazán Cue”, dijo Monter Guerrero.

Al cuestionarle en qué tipo de actos incurrió el funcionario, respondió: “desde que me sugiere no continuar con el juicio de amparo por las consecuencias políticas que podría sufrir, después una serie de actos de intimidación de humillación y lo último que me degrada de ser secretaria general de Acuerdos del Supremo Tribunal de Justicia a jefe departamento y me manda al archivo judicial, obviamente con la baja de percepciones”.

En ese sentido, Monter Guerrero, añadió que Almazán Cué operó de una manera ilegal e injustificada: “quiero aclarar que a partir del jueves pasado me regresa como secretaria de estudio y cuenta, pero ese no es el puesto en el que yo estaba; de manera ilegal e injustificada me destituye del cargo”.

La magistrada también comentó que los cambios efectuados en su vida laboral han afectado diferentes aspectos de su vida: “ha afectado mucho mi patrimonio, mi economía, mi estabilidad emocional, la estabilidad de mi familia, ha afectado incluso la salud de mis hijos”.

 

También lee: Ninguno de los 58 municipios en SLP han solventado cuentas públicas 2017

Nota Anterior

Integrantes de la CMAP exigen audiencia con Xavier Nava

Siguiente Nota

Asesinato de exalcalde de Xilitla indignó a diputados del PRI