#4 TiemposColumna de Víctor Hernández

Ya reinicié mi modem mil veces y sigo sin Internet | Por Víctor Hernández

¿Cuál empresa es peor? 

Esta mañana me despertó una epifanía, ¡odio a las empresas de internet! En México, ya hace varios años que fue disuelto el monopolio entre los proveedores de internet, sin embargo, los que hacen la competencia le aprendieron muy bien a su antecesor.

Usted recuerda, querido lector, cuando Telmex comenzó a ofrecer sus servicios como proveedor de internet aprovechando la infraestructura que desarrolló desde la privatización durante el gobierno de Salinas. Esos bellos días en los que casi nadie contaba con el servicio y lo peor que podría pasar era que alguien quisiera realizar una llamada telefónica al mismo tiempo.

Después, a mediados de los 90, aparecieron esos discos de America Online que proporcionaban una mejor navegación con un plan de renta mensual y ya en 1996 contaban con Netscape que facilitaba aún más la experiencia en la red.

De tal manera que con el paso del tiempo, aparecieron mejores tecnologías para acceder a la red de forma más rápida y efectiva, así que por consecuencia aumentó tanto la demanda del servicio, como la cantidad de empresas que podían ofrecerlo, con lo que actualmente tenemos al Grupo Carso, el Grupo Salinas, Grupo Televisa, AT&T, Axtel, Megacable, Movistar, entre otros, cada uno con sus características muy particulares.

En mi experiencia, que ha sido con solo tres empresas de las mencionadas, honestamente siempre he tenido conflictos ya sea por la conexión, la velocidad o la proveeduría del servicio. Puedo decir que no tengo una predilecta ya que así como son diversas en sus paquetes y “beneficios”, también lo son en sus fallas.

Pero antes de desahogarme con los detalles de mi sufrir, le comento que indagué sobre las empresas mejor calificadas en México y precisamente la plataforma de video Netflix, fue una de las que se dedicó a evaluar los servicios y características para ofrecer a los usuarios un ranking objetivo.

La plataforma creó un análisis que evaluó lo que llamaron Índice de Velocidad de los ISP de Netflix, que básicamente medía el desempeño de cada una de las empresas proveedoras del servicio de internet en un horario con mayor audiencia específico en todo el mundo. De tal manera que la objetividad radica en la forma en la que todos estos servicios reaccionan ante un mismo requerimiento de velocidad y no tanto en su oferta comercial.

Para esto, Netflix calculó la tasa de bits promedio del contenido a descargar en megabits por segundo y la prueba se hizo en todos los dispositivos disponibles del usuario final con la observación de que esta medida no refleja el máximo rendimiento ni la capacidad límite de cada uno de los proveedores.

En el ranking, el mejor calificado fue Axtel xtremo, seguido de izzi, cablevisión, cablemás, telecable y megacable, Telmex se encuentra hasta el octavo lugar y curiosamente en el final del listado vuelve a aparecer Axtel con su acceso universal.

En fin, cuando vi este ranking quedé completamente anonadado, ya que tanto Telmex, como cablecom (ahora izzi) y Axtel xtremo, a pesar de ocupar lugares distintos en el listado, me han decepcionado por igual.

No sé usted estimado lector, pero en lo que a mí concierne, el servicio prestado por estas mismas empresas hace 5 años era por mucho, mejor que el actual. Tiene sentido pensar que se trata de un incremento en la cantidad de usuarios por zona y que la tecnología actual exige velocidades cada vez más altas. Sin embargo, creo que las empresas proveedoras cobran lo suficiente y cuentan con los recursos necesarios para mejorar también sus tecnologías y la capacidad de su infraestructura.

Lo mismo sucede con la telefonía celular, en la que es aún más evidente el abuso de las empresas hacia sus clientes. Simplemente, en los últimos dos meses, he mantenido constantes mis hábitos de consumo telefónico y de internet y los he comparado con los hábitos de consumo de otras personas, con este pequeño muestreo comprobando que un paquete de 7 Gigas se consume prácticamente igual que un paquete de 1 Giga de usuarios con hábitos similares. Además, ya existen aplicaciones que permiten medir el consumo de datos y es muy distinto al que las empresas telefónicas muestran en sus bases de datos.

Así que dejo el tema abierto para que por lo menos se desahogue escribiendo mal de estas empresas, yo mientras seguiré haciendo corajes cada que se me va el internet en la oficina y reportando fallas al menos dos veces por semana.

También recomendamos: Lisa Simpson es toda una princesa… de Disney | Columna de Víctor Hernández

Nota Anterior

#OyeBartola | Una inversión raquítica para la zona industrial

Siguiente Nota

Perdóname Chava | Columna de Arturo Mena