#4 TiemposColumna Emmanuel GallegosDeportes

¿Y el “Galáctico”, Apá? | Columna de Emmanuel Gallegos D.

Gambeta


Dos semanas quedan en el mercado de fichajes de España, y parece que el gran “bombazo”, la contratación que marcaría este mercado de verano por parte del Madrid, no llegará. Ni Neymar (bendito Dios), ni Hazard, Kane, Salah, ni ninguna de las figuras mundiales estaría llegando a vestir la camiseta blanca y “ocupar el lugar” que dejó el “Comandante” Cristiano tras su partida a la Juventus. Aunque ninguno de ellos (ni nadie) podrá en un tiempo corto hacer olvidar lo que hizo CR7 por el Madrid (y el madridismo).

Ahora con esto surge la pregunta, ¿el Madrid necesita una contratación de una estrella de talla mundial?, mediáticamente, pero por supuesto que sí. Era necesario sacar la cartera y dar el manotazo en la mesa para decir “aquí estoy yo y tengo la plata para comprar el mundo“. Barcelona, por ejemplo, hizo sus contrataciones (más hombres que nombres), no trajo figuras o estrellas; reforzó algunas de las líneas más débiles que tiene y dio salida a algunos jugadores que no entraban en planes del técnico. Así como en el conjunto merengue, Iniesta le tuvo que decir adiós al equipo de sus amores, una baja que tampoco podrá suplirse con la llegada de nadie, “El Fantasmita” es único. Pero no reventó el mercado ni mucho menos.

Real Madrid repatrió algunos jugadores (como Odegaard), y se hizo de otros como el portero, Courtois, uno de los mejores porteros del mundo, que viene a dar aún más confianza y fortaleza a la meta blanca; Vinicius Jr. tiene mucho desborde y es un jugador encarador, lo que le viene muy bien a la banda izquierda merengue; esto es sólo por mencionar algunos de los jugadores que llegaron. En general la plantilla y los jugadores que están han sido los mismos que han ganado las tres finales de Champions consecutivas que el Madrid presume. ¿Con la salida de Cristiano el Madrid pierde mucho?, obvio que sí, marca muchos goles en la temporada y es un peligro para la portería rival, pero también es cierto que en los partidos decisivos no era tan determinante como antes (el tiempo no pasa en balde).

Finalizando el “culebrón” de la posible partida de Modric al Inter, podemos guardar cierta calma al saber que lo malo, lo peor de la tormenta ya pasó. Si bien las formas podrán no gustar mucho, en el sentido de hacer presión por la prensa y hablar de una posible salida para mejorar la $ituación laboral, la finalidad del asunto en su caso en particular, me parece justa. El jugador croata se merece esa mejora laboral, porque ha sido pilar importante en el medio campo del Madrid, y es uno de los jugadores que más aporta en la ofensiva y defensiva del equipo, y quizá la única forma de recompensarle y hacerle sentirse arropado sea mejorar su salario.

Bale parece estar tomando su mejor forma (veremos cuánto lo respetan las lesiones), ha marcado goles en la pretemporada y con la salida del astro portugués gran parte del poder ofensivo caerá en sus botines. Benzema ahora sentirá más presión como el único 9 con la capacidad de ser titular, su aportación goleadora ahora será más importante que nunca. Ya no bastará únicamente con que dé pases o sirva de poste, ahora su responsabilidad será enorrrme, marcar y marcar y marcar goles, buen jugador es, pero necesitamos un francés goleador.

Siento que el equipo será rápido, tendrá un juego de mucho toque y verticalidad, ahora podremos ver un juego más en equipo y espectacular. No tengo duda que la experiencia y la juventud se fusionarán perfectamente para darnos un equipo balanceado y poderoso. No necesitamos un solo galáctico para hacer el trabajo, con once guerreros en la cancha, será más que suficiente.

 

También lea: César… ¿“El Alzadito”? | Columna de Emmanuel Gallegos

Nota Anterior

Los Padres Paulinos en San Luis Potosí | Columna de Ricardo García López

Siguiente Nota

1968 mexicano, imágenes trascendidas | Columna de Jorge Ramírez Pardo