#4 TiemposColumna Emmanuel GallegosDeportes

Vergara: el bueno, el malo y el feo | Columna de Emmanuel Gallegos D.

Gambeta

Como con el América, que lo amas o lo odias, hay personajes del futbol mexicano que no te pueden ser indiferentes, más si eres dueño del (segundo = Chivas) equipo más popular en México, nos referimos a: Jorge Vergara. En el año 2002 (de manera un poco turbia, según se cuenta) se hizo del 87% de la propiedad del Rebaño Sagrado y comenzó la era Vergara. Desde su llegada, el club tapatío ha vivido momentos de gloria y algunos muy amargos, al menos en este semestre y al final de la dirigencia de Almeyda en el torneo pasado, las Chivas no viven sus mejores tiempos en lo futbolístico ni en lo administrativo, lo cual por supuesto que es algo negativo para la Liga MX.

Vergara es un comerciante, un empresario que vio en el equipo una forma de hacer ingresos y capital para su persona, entendiendo que Chivas trasciende más que solamente un equipo de futbol. Si bien su visión puede no ser la óptima para el aficionado promedio, su llegada vino a darle personalidad desde la cabeza, buscando posicionar a Chivas como un ente financiero y no sólo deportivo. Con 12 años como la cabeza, ha conseguido 6 títulos, un promedio de título cada dos años, los más importantes por supuesto el doblete (Liga y Copa) del 2017 y la Concachampions en el 2018. Para un equipo “grande” pueden no ser muchos campeonatos pero dada su historia y las épocas anteriores a Chivas hacerse de títulos era un tema obligado, y así lo ha sido desde que tomó las riendas. Sin duda, el logro más grande fuera de lo futbolístico, hasta ahora, la película de Chivas. Pocos equipos pueden presumir de tener su propia película con una carga de emotividad tan grande y que también traerá un ingreso importante a las arcas del patrón.

Hay dos temas en lo particular que seguramente no gustaron mucho a la afición. El primero, la creación de un portal denominado “Chivas TV” en donde los seguidores del rebaño tenían que contratar un paquete para poder ver los partidos de su equipo a través del internet, le dijeron adiós a las televisoras y se fueron a un campo que no ha sido explotado en México (solamente equipos europeos se han animado a crear su propio canal de paga y les ha funcionado) el stream. Realmente tuvieron muchos problemas de conexión, el sistema se les caía por lo que muchos aficionados se molestaron. Al final, tuvo que regresar a la televisión, pero en televisión de paga con TDN. Lo cual, de cualquier manera, obligaba a los seguidores del Rebaño a contratar un sistema de cable o satélite para poder ver los partidos. Otro de los temas, en los que finalmente quizá no sea el culpable directo, es en el diseño y el cambio de colores que se ha dado en los uniformes. Tampoco han sido del completo agrado de los seguidores, sin embargo, como producto y la importancia del marketing, lo tradicional no siempre será lo más vendido o lo más pedido, la originalidad es parte del tratar de ser diferentes y que le da un plus, aunque los “antiguos” siempre preferirán los colores y diseños clásicos.

¿El problema de Vergara ahora mismo?, su total desentendimiento (o al menos lo que se puede percibir) de la dirección institucional de las Chivas. Dejar el control en manos de Amaury Vergara y José Luis Higuera no parece ser una decisión acertada. El protagonismo de Higuera en temas alejados del futbol no abona a la imagen de un equipo referente en México. La poca experiencia del hijo en el tema del futbol y el manejo del equipo sin el colmillo largo y retorcido del padre, se notan. La salida de Matías Almeyda y la venta de jugadores importantes han sido los principales lastres del equipo en el actual torneo, temas que son responsabilidad directa de quienes manejan el equipo. Ojalá Jorge Vergara entienda la importancia de retomar el control nuevamente del equipo, si bien su vida personal seguramente la ha causado muchas distracciones, debería de entender que la moneda de oro que representa Chivas puede irse desquebrajando poco a poco y al final se le pudiera hundir el barco. Que regrese por el bien de las Chivas y del futbol mexicano, porque gente como él se necesitan en estos tiempos para tomar decisiones importantes, como elegir o votar por el técnico nacional.

 

También lea: Su pinche ma…nita | Columna de Emmanuel Gallegos D.

Nota Anterior

Estas son las 5 razones por las que SLP es inseguro, según Carreras

Siguiente Nota

#TalParaCual | Tekmol y Chiquilín fueron al Congreso a armar ¿guerra de porros?