Desafinando

Veo lo que haces en verano | Columna de Óscar Esquivel

Desafinando

Vacaciones para unos… intriga para otros

 

Vagar por las calles en tiempos de ocio, fines de semana, vacaciones y hasta la pinta de la escuela parecieran abrir un portal a la imaginación. Caminar sin contratiempos por las calles donde durante los días de trabajo no se percibe la sensación de tranquilidad interna, todo es rápido, muy rápido, con tiempo de sobra observamos más a la gente, los edificios con su majestuosidad, hasta la basura con sus desastres la ves de colores, tomas una paleta de La Michoacana con bastante fruta, donde cada sorbo al derretir el hielo sea un manjar al paladar.

Vagabundear es como asistir a un estado de plenitud, de gozo a los sentidos, manos en la bolsa, desaliñado, el baño puede esperar, todo, en fin, es tuyo: la calle, el perro, el policía y hasta el personaje popular del momento, sea el payaso mal hablado de afuera de catedral, o uno que otro trovador con canciones que escuchas cada que te acuerdas de la novia de décadas pasadas.

Los niños y jóvenes están de vacaciones, quienes trabajamos se nos regala una hora más de sueño, suficientemente reparador para continuar el día despreocupado como de costumbre, pero más descansados.

Y como en tiempos despreocupados ocurren cosas, sí, cosas, adentrémonos en el umbral desconocido, entre el fuego de baterías de los ciudadanos y la formación casi napoleónica del gobierno en su conjunto.

Las desgracias ocurren en momentos inesperados, sea por descuido, desgaste físico de las cosas, o simplemente mala suerte de estar en momentos equivocados, se abre un socavón del tamaño de una alberca en el paso exprés Cuernavaca, fallecen dos personas por asfixia, porque el hoy afamado 911, tardó 9 horas en entrar al lugar en una profundidad de 5 o 6 metros y no se les ocurrió meter una escalera -estamos fritos con el rescate-, mi pesar por estas personas.

El flamante secretario de la SCT – Ruiz Esparza- les comunica a los deudos vía Televisa que fue una “mala pasada” y los indemnizará con un millón de pesos. Un señor como estos no merece ser secretario, pero como es amigo inseparable del señor presidente, lo ratificó en el cargo, no vaya siendo que el equipo de tercera división -antes en primera- de Atlacomulco, le reclame algún día la pérdida de alguno de sus miembros más prominentes pues, ¡cómo no!, si todos los contratos a las empresas constructoras de su preferencia estaban amañados, casi siempre cobran lo doble, la obra costaría en “concurso” o licitación mil 400 millones y terminó en 2 mil 400 millones de pesos… obras chafas, más corrupción, menos calidad, es igual a impunidad y muerte.

Gerardo Ruiz Esparza debe ser enjuiciado de manera criminal por negligencia, corrupción, entregar de manera indiscriminada a empresas constructoras, todas con problemas en la obra pública… burócrata influyente hace lo que el jefe quiere… y hoy quiere, que este señor se quede de “lame botas”.

La protección a funcionarios, la falta de probidad, el conocer el manejo interno administrativo en beneficio de ellos mismos, la discrecionalidad de información confidencial para beneficiar a empresas y obtener jugosas ganancias, es el pan de cada día, es la corrupción total, burda impunidad, sin el más mínimo interés de remediarlo.

Y estamos en vacaciones…

Es misterio sospechoso y calculado, casi una cortina donde el velo deja ver un poco. Apagando la luz, no deja ver nada. Pocos medios de comunicación, ningún diputado o partido político, mucho menos las organizaciones sociales, como empresarios o comerciantes han hecho un pronunciamiento sobre las condiciones como la empresa Ford Motors regresó los 65 millones de dólares, nadie discute que algo se logró, y será aplicado para beneficio colectivo, pero ¿por qué, socialmente nos conformamos con la información insípida que nos otorgan los organismos gubernamentales?, el contrato debe ser exhibido y puesto a la consideración del público, o de plano, ¿no tendrán el raciocinio suficiente para saber los alcances de bienestar que ocasionaría la transparencia?. Tarde que temprano saldrá a la luz pública, el o los documentos de la negociación, cuando esto suceda, ¿podrán mirarnos a los ojos los funcionarios involucrados? Se les cuestionaría si hicieron bien por el San Luis que tanto le cantan, o ¿se conformaron con migajas?… la justicia popular estará por encima de la complicidad de la Cegaip… compadre del compadre.

“Artículo 6 La manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque a la moral, los derechos de tercero, provoquen algún delito, o perturbe el orden público; el derecho de réplica será ejercido en los términos dispuestos por la ley. El derecho a la información será garantizado por el Estado”.

Para que no tengan miedo los diputados por su derechos, se les garantizan en el anterior artículo de la constitución. Ya lo dijo el gobernador al estar de acuerdo en la eliminación del fuero constitucional, pomposa inmunidad parlamentaria para someterse en todo momento al escrutinio del pueblo y las leyes, sin mediar protección privilegiada… todos iguales ante la ley: bien por esa postura del titular del ejecutivo estatal.

Aún cuando se tache de negativo, una “preguntita” -como dicen los colombianos-: si el Ejecutivo y el Legislativo, con los diputados del PRI, partido del gobernador y la mayoría de PAN, forman una mayoría para votar por la eliminación del fuero, conociendo que la tendencia en la República y en otros estados es que se elimine esta figura de inmunidad, ¿por qué se esperó a la exaltación ciudadana? ¿Serán los asesores los desafinados? “Dejar que el pueblo se manifieste”, como dijo Enrique VIII, provocar el enojo social para después intervenir y acomodar las cosas y causas perdidas, creo yo, a lo mejor me equivoco.

Mi destape para fiscal general, ante la resistencia del Legislativo de que no se presente en la terna a Federico Garza Herrera, actual procurador, podrían ser: Lic. Héctor Vega Robles, experto en juicios orales, conoce la procuraduría; Lic. Juan José Zavala Pérez, conoce la procuraduría desde MP, amplia trayectoria litigante, liderazgo ciudadano y con organizaciones de abogados; por ultimo, Arturo Rodríguez, exdelegado de PGR, penalista y amplio conocimiento de la institución, una terna que podría ser un papel autónomo de cualquier poder del estado.

Feliz verano a los pequeños y grandes también.

 

caminante369@yahoo.com

Previous post

Tempestad | Columna de Alex Valencia

Next post

Atlético de San Luis presentó su uniforme