Estado

Van 9 policías asesinados en SLP

La cifra es desde mayo de 2016; cinco de ellos fueron agentes municipales de Soledad 

Por Redacción

Desde mayo de 2016, en San Luis Potosí han sido asesinados al menos nueve policías, entre municipales y estatales. El combate al crimen organizado ha provocado que las policías locales puedan ser vulnerables a los embates del narcotráfico, debido a su función como antagonistas al comercio ilegal de drogas, pero también –en algunos casos- por lealtades que los oficiales puedan tener con algunos grupos mafiosos.

El primero de los homicidios contra policías en ese lapso ocurrió el 2 de mayo de 2016, cuando fue asesinado David Meza Colorado, escolta de la corporación estatal, en la avenida Ricardo Gallardo Cardona, en Soledad de Graciano Sánchez.

Meza Coronado fue atacado por un comando afuera de su casa, lo que provocó una fuerte movilización policiaca en la zona. El homicidio también causó una reunión de urgencia entre el gabinete de seguridad de San Luis Potosí.

Solo unos días después, el 13 de mayo de 2016, un policía municipal de Soledad de Graciano Sánchez, fue asesinado a balazos en la Avenida Morales Saucito y Prolongación Muñoz.

El oficial Rubén N. iba a bordo de un vehículo, cuando otro auto se le emparejó y realizó varios disparos en su contra. En el lugar del incidente se encontraron casquillos percutidos y un cargador de arma de fuego.

Otro policía soledense fue asesinado unos meses después, el 22 de agosto de 2016, cuando, alrededor de las nueve de la noche, el oficial Adrián N. fue asesinado a tiros en la colonia Cactus, a la altura del Periférico Oriente.

El policía se desempeñaba como oficial primero en la corporación soledense.

Después de su jornada laboral, el policía se dirigía a su casa en una motocicleta particular, cuando un par de individuos le cerraron el paso a bordo de una camioneta y le dispararon.

El 29 de noviembre, cerca de las 20:50 horas en el Centro de Desarrollo Comunitario del fraccionamiento Santo Tomás, Gerardo, otro agente de la Policía soledense que llevaba 10 años de servicio en la corporación, fue asesinado cuando realizaba labores de vigilancia en esa zona del municipio.

El policía recibió impactos de bala en cara y pecho de un par de sujetos en una motocicleta Itálika, quienes lo alcanzaron y después huyeron.

“Es un hecho lamentable y condenamos el asesinato de nuestro compañero, confiamos en que las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado, que ya abrieron la carpeta de investigación, continúen con las indagatorias y esperamos que se dé con el paradero de los presuntos responsables de este crimen, la situación nos obliga a redoblar esfuerzos y no claudicaremos en brindar seguridad a la ciudadanía”, expresó el titular de Seguridad Pública Municipal, Gustavo Arredondo Mata.

Unos días antes de la Navidad, el 20 de diciembre de 2016, cerca de las 3 de mañana, corporaciones recibieron el reporte de que en carretera a Zacatecas se encontraban dos elementos policiales sin vida. Esto cerca de una una farmacia de la colonia mencionada a donde acudieron unidades a corroborar la información.

En el lugar se encontró la patrulla 2340 de la Policía Estatal. El vehículo era tripulado por los elementos identificados como Mauricio e Ismael. Ambos presentaban múltiples heridas por arma de fuego. En el lugar, Servicios Periciales encontró casquillos calibre 9 mm y R15, mismos que fueron embalados para su análisis.

Los elementos que perdieron la vida prestaron servicio a la SSP por 25 y 17 años. Su muerte ocurrió horas después de que el Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, dijo que en San Luis Potosí las muertes por homicidio van a la baja.

Los crímenes contra policías en San Luis Potosí cesaron por unos meses, hasta el pasado mes de mayo. Entonces, el día 27, un oficial pensionado de la Policía Estatal fue asesinado a tiros, cerca de las 10 de la noche en la calle Comanjilla del Fraccionamiento San Leonel.

Se sabe que el exoficial se encontraba por llegar a su domicilio, cuando un auto rojo tipo sedán se acercó y los pasajeros de este dispararon en cuatro ocasiones por lo menos, provocando el fallecimiento del hombre de 51 años de edad.

Los agresores se dieron a la fuga inmediatamente, y los vecinos del lugar acudieron rápidamente al auxilio del hoy fallecido, sin embargo, los esfuerzos fueron infructíferos.

Al día siguiente, el 28 de mayo, un policía municipal en Soledad fue asesinado por varias lesiones con arma blanca mientras intentaba detener una riña pandilleril.

El más reciente caso de muerte policial ocurrió el pasado 10 de junio, cuando el cuerpo de una agente de la policía municipal, también de Soledad de Graciano Sánchez, fue encontrado en dos partes, primero su cabeza pero después el resto del cuerpo, suyo y de una persona más, supuestamente su pareja.

Cerca de las 6:30 horas de ese día, sábado, las cabezas fueron encontradas en la Fracción Rivera. Un día antes, la mujer y quien presuntamente es su pareja sentimental, fueron abordados por un comando armado en la calle Quetzal, en la colonia Hogares Populares.

Familiares de la mujer, quien se desempeñaba como policía en el área administrativa de Soledad de Graciano Sánchez, solicitaron apoyo desde ayer para localizarla; sin embargo, esta mañana confirmaron su deceso en redes sociales.

Foto: Vox Populi SLP

Mensajes cifrados

Además de esas muertes, han sido dejadas cabezas enfrente de la Policía Ministerial del Estado, en dos ocasiones en el año. Por la madrugada, el 29 de marzo, en la calle de Xóchitl y Carlos Tovar de la zona Centro de la capital potosina, fue localizada por recolectores de basura, una bolsa en color negro, en la que se encontraron dos cabezas y cuatro brazos, de un hombre y una mujer.

El 16 de mayo, a las afueras de la Policía Ministerial del Estado, fue dejada una bolsa que contenía restos humanos. Junto a ella, una cartulina con un mensaje, fue lo que un grupo delictivo dejó frente a este edificio de seguridad.

Agentes de seguridad se percataron que en la calle Xóchitl, entre el tronco de un árbol y un bote de basura que se encuentran en la entrada de la Policía Ministerial, había una bolsa negra de basura y debajo, una cartulina de color verde. La cartulina tenía escrito un mensaje por parte de un grupo del crimen organizado. Los agentes de seguridad levantaron la bolsa y la cartulina. Trascendió que al interior de la misma, había una cabeza humana.

También recomendamos: Tras levantón, hallan descuartizados a policía de Soledad y su pareja

Nota Anterior

#Perfil | Óscar Bautista Villegas “El Cochiloco”

Siguiente Nota

#DiputadosCorruptos | Traición de último minuto