Estado

#UnsoltingAndInaceptabol | Independientes potosinos la tuvieron más difícil que Ricardo Anaya

Proporcionalmente, su exigencia fue mayor que la de un candidato presidencial

Por La Orquesta

El domingo pasado se llevó a cabo la elección interna donde los ciudadanos afiliados al PAN eligieron al que, con toda seguridad, será su candidato rumbo a las elecciones presidenciales del 1 de julio. De un total de 281 mil militantes que podían acudir a las urnas, aproximadamente 203 mil emitieron su voto. Esto equivale a un 72.4 por ciento del padrón blanquiazul.

El presidente nacional del PAN, Damián Zepeda, aseguró que el proceso interno fue un éxito, pese a que en este ejercicio participó un candidato único: Ricardo Anaya. De cualquier modo se amparó en el hecho de que el índice de participación fue superior al que hubo en los últimos tres procesos electorales.

Lo que no aclaró es que en votación efectiva, el apoyo a Anaya fue menor al que tuvo su antecesora, Josefina Vázquez Mota, quien obtuvo 264 mil 500 votos (de 281 mil 315 militantes) cuando consiguió la candidatura blanquiazul en 2012.

En cualquier caso, las cifras ofrecidas por el PAN ponen en perspectiva, y en evidencia, la difícil situación a la que fueron sometidos los aspirantes independientes de distintivos niveles, que sin tener una plataforma comparable con la de los partidos políticos establecidos, se vieron obligados a recaudar un número de respaldos mucho mayor en un desbalance que levanta cuestionamientos sobre la esencia democrática del proceso.

A los aspirantes independientes a la Presidencia de la República se les exigió un total de 886 mil 593 firmas validadas, además de cumplir el requisito de la dispersión geográfica: el respaldo de al menos 1% de la Lista Nominal en 17 estados del país.

En el ámbito local el caso es parecido. Los aspirantes independientes tuvieron que lograr el apoyo del 2 por ciento de la lista nominal. En el caso de algunos distritos, ello equivalía a alrededor de 2 mil 700 firmas para una diputación. En lo que se refería a la presidencia municipal de San Luis Potosí, se necesitaba un aproximado de 11 mil 500 firmas ciudadanas.

Ricardo Anaya, en cambio, al amparo del PAN y de la reglamentación electoral, solo necesitó que 6 mil 146 militantes potosinos acudieran a las urnas de un total de 8 mil 213 simpatizantes que conforman el padrón blanquiazul en San Luis Potosí.  

Es decir, a los aspirantes a una candidatura independendiente a la alcadía de la capital se les pedía más firmas que al total de afiliados al PAN en todo el estado. Y lo que es más, si un aspirante a la Presidencia de la República quería alcanzar el apoyo del 2% en el estado, requería de 19 mil 203 firmas, casi el triple de lo que Anaya requirió para cumplir con su cuota en San Luis Potosí, lo cual, además, fue calificado como un éxito por Xavier Azuara, quien se pavoneó por el resultado. “Hoy el proyecto de la coalición Por México al Frente se consolida como la opción real del cambio de régimen para el país” y añadió que además cuenta con el respaldo de la gran mayoría de los panistas potosinos.

También recomendamos: #De50QueTenía | Nomás 20 independientes entregaron firmas al Ceepac

Nota Anterior

#SinAlbur | Dedazo en el PAN para elegir a candidatos

Siguiente Nota

Gobierno hace lo mismo que tacha: Desfassiux