#4 TiemposColumna de NefroxDeportes

Una burla llamada Donovan | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Testeando

Comenzaré por una confesión: durante mucho tiempo, años, me convertí en un gran fanático del futbol que desplegaba Landon Donovan: me encantaba su forma de jugar, su verticalidad y la velocidad con balón dominado que tenía. Era siempre un jugador número 10, de esos que extrañamos en el futbol mexicano, era el asesino de nuestra selección y sobre todo un futbolista de nivel europeo. Simplemente el mejor jugador que he visto de los Estados Unidos de América.

Tanto es mi respeto y fanatismo hacia Landon, que lo primero que hice cuando pisé por primera vez Los Ángeles, fue ir en búsqueda de mi playera del Galaxy con el número 10, esa que mucho tiempo defendió y le declaró amor incondicional.

Ahora bien, hoy en 2018, Landon Donovan es un (ex)jugador de viejas glorias. Atrás quedaron sus años de gambetas, de goles fantásticos, de ir y venir entre la MLS y la Bundesliga cada año. Hoy, el legendario 10 del máximo goleador de la selección norteamericana, ya no dice Donovan en el dorsal. Hoy Landon es un aspirante a la presidencia de la federación de futbol de su país, un hombre de casi 36 años que se levanta del retiro para venir por fin a la Liga MX.

Hace algunas semanas en León, Guanajuato, se encendió el rumor: la fiera quería sacar del retiro al Captain America, Landon Timothy Donovan sonaba para ser el último refuerzo de un León que cada vez viste menos en una liga secuestrada por los equipos del norte. La noticia generó dudas y muchos pensamos que era una broma; sin embargo esta semana la bomba estalló: Donovan se enfunda con la playera del León por los próximos meses y con esto cumple el sueño de poder jugar en la Liga MX.

“Extraordinario, fantástico, fichaje de otro nivel, la mejor contratación de invierno”, eso hubiera dicho hace por lo menos 8 años, cuando el América tocó a la puerta del jugador. Cuentan que asuntos familiares impidieron que Landon se vistiera de azulcrema, pero hoy las cosas son muy distintas. La contratación de Donovan me parece increíblemente detestable: un jugador viejo, que sale del retiro y que por obviedad no se encuentra en su mejor momento futbolístico. No puede representar bajo casi ninguna perspectiva un refuerzo bomba.

Landon ya no es ese jugador que yo admiré, ese que nos daba miedo cada que iba la selección a Columbus, ese que brilló con un Galaxy que marcó época en la MLS. Hoy lo que hace León, me lleva a pensar que la Liga MX es la MLS de la MLS.

“Triste, cuestionable, denigrante”, son algunos de los adjetivos que le pongo a ese contrato, peor aún cuando se presenta en el estadio de la fiera y muchos aficionados asisten con banderas de EUA y gritando “yu es ei, yu es ei” a todo pulmón. Para que el colmo llegue, Landon pide portar el número 20, que a mí y seguro a muchos, nos hace recordar su burla del 2-0 cada que México visitaba su país.

Quiero aclarar que no tengo nada en contra de nuestro vecino del norte, es un país que admiro y cada que puedo visito como muchos Mexicanos, es un país que de hecho nos une, no solo como territorios, sino como familias y culturas, somos hermanos. Pero a nivel de futbol, son nuestros rivales, es el equipo con el que no puedes perder, es el enemigo número 1 de cada eliminatoria o Copa Oro, por eso me duele tanto el recibimiento que menciono líneas arriba.

En fin, los lamentos no llegan a nada. Solo queda esperar que esta contratación no resulte para León en otro “Wynaldazo” como en los noventa, y que rinda algo de frutos por el bien de una plaza que merece un equipo competitivo. Y para terminar, sé que es mucho pedir, pero me encantaría que los directivos pensaran más en debutar jóvenes o en traer extranjeros de la calidad de Gignac, Ruidíaz o Nico Castillo, en lugar de Donovan, Ménez o Sissoko.

También recomendamos: Comienza la liga, regresa la ilusión | Columna de Arturo Mena “Nefrox”

Nota Anterior

Salinas a 24 cuadros por segundo

Siguiente Nota

Del Toro, el cerebro que hace real la fantasía | Columna de Víctor Hernández