#4 TiemposColumna de Adrián IbellesDeportes

Un muro de lamentos | Columna de Adrián Ibelles

Playbook


En la casa del campeón del fútbol mexicano hay un muro que simboliza la gloria del equipo. Mientras otros guardan sus logros en una vitrina, Santos parece más interesado en que la gente (los suyos y los rivales) se enteren porque es uno de los equipos más fuertes de la liga.

Treinta y cinco años, seis campeonatos de liga.

En este muro del Territorio Santos Modelo, cada estrella va acompañada del nombre del director técnico responsable del equipo campeón: (Alfredo) Tena, (Fernando) Quirarte, (Daniel) Guzmán, (Benjamín) Galindo, (Pedro) Caixinha, (Robert D.) Siboldi.

Este homenaje a los estrategas, salta a mi atención hoy, tras el despido del último nombre en el muro, Robert Dante Siboldi. En los medios y en redes hay una cantidad de versiones tan grandes que requiero un multiverso para abarcarlas todas. Que si el pleito fue con Alcoba por la titularidad; que si empezó porque Orozco y sus indisciplinas rompieron al grupo; que fue el asistente Leandro Cufré quien encaró a Siboldi por no respetar las jerarquías de los capitanes, y que el ex Director Técnico santista habría golpeado a Cufré, interviniendo Alcoba. Que la esposa de alguien con aquel…

Tal vez nunca sepamos bien qué sucedió. Ya no importa, las cabezas del cuerpo técnico rodaron tras la renuncia de Siboldi, quien no tuvo el apoyo de la directiva en este caso, al no ser otro quien fuera sancionado. Una directiva que parece despreciar con odio norteño a sus técnicos.

José Manuel de la Torre, Benjamín Galindo, Pedro Caixinha, Luis Zubeldía, Robert Dante Siboldi. Todos ellos salieron de Santos por razones más o menos similares, tres de ellos incluso luego de hacer campeón al conjunto lagunero.

De pronto Santos no es solo el catador de jugadores para el América; también es el equipo que menos aprecia a sus técnicos, campeones o no.

Hay cosas que le duelen a uno como aficionado. Perder una final, que vendan a un jugador clave, que le cambien los colores de la camiseta. O que corran al responsable de un campeonato y un estilo de juego, de un diseño y una identidad para los de Torreón. El que tiene su nombre en ese muro de lamentos.

Suerte para el nuevo técnico Chava Reyes Jr., y para los refuerzos que llegaron. Que sepan que en este equipo hay dos cosas seguras: uno, vas a ser campeón; y dos, te vas a ir muy pronto.

Sigan en sintonía.

@Adrian_Ibelles

También lea: No llores por mí, América | Columna de Adrián Ibelles

Nota Anterior

Adaptación | Columna de Dalia García

Siguiente Nota

43 muertos tras bombardeo en Yemen; 29 de los fallecidos eran niños