#4 TiemposColumna de Adrián IbellesDeportes

Un milagro en Cleveland | Columna de Adrián Ibelles

Playbook


Que los Browns tengan mejor marca que los Patriots debe ser motivo de celebración en todo el mundo. Así queda de una vez claro que no hay equipo demasiado chico, ni dinastía interminable en la NFL.

Los Browns perdían 14 a 3 antes del tercer cuarto. Una lesión de Tyrod Taylor trajo a los controles al novato y 1a selección global del Draft de este año, Baker Mayfield. El resto es historia. La primera victoria para los Browns (que tienen una defensiva muy dura) en más de 600 días y 19 partidos, desde diciembre de 2016. Parece poco tiempo, pero hablamos de que en dos temporadas, de 32 juegos solo ganaron 1. Aquí ya van 1-1-1, pero no hay que olvidar que pudieron ganar esos encuentros con un buen pateador y jugadas mejor ejecutadas. De ahí que el factor Mayfield sea tan importante: no sólo son las cualidades del jugador, también juega el elemento anímico que permitirá que los Browns cambien su chip al de un equipo que puede ganar.


Carlos Hyde y Jarvis Landry también están funcionando tremendamente, y Miles Garret encabeza una feroz defensa que ha puesto en aprietos a experimentados mariscales como Drew Brees y Ben Roethliesberger, y ahora, al novato de NY Sam Darnold.

Felicidades, si hay algún seguidor de Cleveland leyendo esto.

Carson Wentz ha vuelto, y quienes disfrutamos de su gran segundo año, no podemos estar más contentos. Es un jugador que representa tremendamente el futuro de la NFL, junto a otros jóvenes talentos, pero con la capacidad demostrada de cargarse al equipo en hombros y salir a ganar campeonatos. Ahora se llevó una discreta victoria ante Indianapolis, completando 25 de 37 intentos y 255 yardas con una anotación y una intercepción. De no ser por su defensa (una de las mejores de la liga) la cosa podría haber terminado mal en su debut. Mención aparte para Nick Foles, quien demostró compañerismo y categoría al ceder su lugar, aún cuando fue MVP del SuperBowl anterior y estaba sano y en ritmo. Doble filo tienen los Eagles.

Además de la victoria de los Browns, en la semana se hablará mucho de la regla de protección a los QBs, que esta vez pesó en contra de Clay Matthews, quien dejará ir “todo su peso” en contra de Alex Smith de los Redskins. La regla es un intento más por proteger a los pasadores, pero no deja de presentar dudas ante un deporte basado en el contacto. Dice Clay que se está suavizando la liga, y yo me pregunto cuánto más se puede cuidar a un jugador de football.

Van las breves:
Garoppolo fuera de la temporada, tras lesionarse en el partido ante Kansas. Una tragedia para el equipo que había encontrado en Jimmy a su jugador insignia.

El milagro de Minnesota ocurrió de nuevo, pero ahora para beneplácito de los Bills, que por fin rompieron el cero derrotando a los Vikings en casa.

Hay un monstruo en Miami, y con tres victorias, los Dolphins ya lideran el este de la americana, donde usualmente reinaban los Pats.

Hablando de Patriots, Brady apenas sobrepasó las 100 yardas con Gronk anulado por los Lions, mientras que la defensiva de New England mostró que extraña a Matt Patricia, actual Head Coach de Detroit. Los Pats suman dos derrotas consecutivas.

Patrick Mahomes, flamante novato de Kansas ha llegado a 13 pases de anotación y 0 intercepciones, en lo que parece ser el año de los Chiefs.

Drew Brees ha superado el récord de pases completados de Brett Favre (6,300) y además cerró la noche cerca de las 400 yardas, con 3 pases de anotación por aire y 2 por tierra, y una muy sufrida victoria en tiempo agregado. Los Saints vuelven a ilusionar.

Y ya. Nos leemos la próxima semana.

También lea: Tenemos que hablar de Patrick | Columna de Adrián Ibelles

Nota Anterior

Modrić, The Best | Columna de Emmanuel Gallegos D.

Siguiente Nota

Los celos no matan | Columna de Ricardo Sánchez García