#4 TiemposColumna Emmanuel GallegosDeportes

Última llamada para el Atlético (y para Molina) | Columna de Emmanuel Gallegos

Gambeta

Tras los pésimos resultados que se dieron durante las primeras jornadas de Liga y de Copa para el Atlético de San Luis, el mes de febrero será el más importante para las aspiraciones del conjunto potosino en la búsqueda de la tan ansiada calificación en cualquiera de los dos torneos, más allá de tener opciones reales para conseguir alguno de los títulos que está disputando.


De lo poco que se le puede reconocer, ante el pobre nivel futbolístico (esto en lo en general, aunque en ciertos partidos como contra Celaya, Pachuca y Cimarrones tuvieron buenos momentos), es que por fin consiguieron ganar un partido como visitante, esto ante Murciélagos el viernes pasado por la mínima. Se trata de algo que no ocurrió en las siete jornadas como visitante del torneo anterior con Chava Reyes de timonel rojiblanco/auriazul y las primera dos del actual Clausura 2018 donde llevaba sendas derrotas  y 5 goles en contra (si a esto le sumamos que como local tampoco ganaba, el destino está por demás negro).


Rompieron la primera maldición, ganar como visitante. Ahora, el día de mañana, les espera un partido de vital importancia contra los Toros del Celaya como visitante en la cuarta jornada de copa para los dirigidos por Molina. Es obligatorio que saquen los tres puntos y que muestren la cara que dieron como visitante en Sonora para pelear a muerte su lugar en Copa (además de buscar revancha por la derrota en el Lastras). El día 9 viene Cafetaleros, sexto lugar del Ascenso, importante sumar en casa y más en la liga, ya que ahora el Atleti ocupa el último lugar de la tabla general.


Haciendo una pausa de la competencia oficial, el martes 13 viene el New York FC como parte de su pretemporada. Se trata de un partido donde realmente nadie gana nada (bueno, económicamente ganan algunos), pero que puede ser anímicamente un bálsamo para el San Luis. Una victoria ante un equipo poderoso de la MLS, con un plantel importante, sería benéfico sí o sí… pero una derrota, regresaría al equipo a la tormentosa mediocridad que arrastra y no abonaría en nada a lo futbolístico. Es de aplaudir que (obligados o no) bajaran el costo de los boletos, ya que estaban infladísimos para el tipo de partido que se vaticina, ojalá sea un buen espectáculo para los aficionados que ya pagaron tan caras entradas, de otra manera será otro desencanto con la afición.


Apenas una semana después de la visita de los de Tapachula, Celaya regresa a tierras tuneras, tercer enfrentamiento en poco más de un mes, ambos equipos ya con conocimiento de sus armas ofensivas y defensivas, por lo que se espera un partido cerrado y con gran peso en la táctica de las escuadras. Viernes 9 y nuevamente de visitante ante Zacatepec, otro de los planteles (que hasta el día de hoy martes 6) está en los últimos lugares de la clasificación, en un campo complicado y con mucha historia, pero no imposible regresar con puntos. 23 de febrero y visita Mérida, uno de los más regulares del torneo, nuevamente de visita, con muchas cosas en contra, pero de nuevo, ya sin la maldición de no ganar de visitante, al menos un empate debería ser posible. Por último, el 27, juega su último partido de Copa (al menos de fase de grupos) contra los Tuzos, a los que ya derrotaron de visitante y contra los que seguramente se estará jugando la calificación, partido difícil ante una institución ganadora, en busca de revancha, pero con el apoyo de la afición y ante la necesidad, deben dar el mejor partido hasta ahora, para ganar, clasificar y cerrar el mes más importante (aún quedando mucha liga por delante).


Juego mucho a las especulaciones, no soy adivino ni mucho menos, pero aún tengo fe en el equipo, en que se han dado pequeños avances en el accionar futbolístico (más con actitud y garra) y que espero reaccionen y vuelvan a ganarse a la afición, ya que su papel también será de gran importancia en sus partidos en el Lastras. De no lograr los números necesarios, podría despedirse del torneo y de un técnico al que compañeros de la prensa califican como evasivo y algo engreído en sus respuestas. Y peor aún, perder a los pocos (o muchos) aficionados que han demostrado su apoyo incondicional al equipo, pese a los pocos puntos y el pobre nivel en su juego.

@Emmanuelcoatl 

También recomendamos: ¡Yo vi a Roger Federer! | Columna de Emmanuel Gallegos D.

Nota Anterior

PAN instalará 47 módulos en SLP para ratificar a Anaya como candidato del Frente

Siguiente Nota

Un dulce sabor a derrota | Columna de Adrián Ibelles