Jorge ChessalTrío de Cuerdas

Tres de tres (¿de nuevo? No, estos son otros) Columna de Jorge Chessal

Por alguna cabalística razón el tres está muy presente en nuestros tiempos políticos. Eso no lo han dejado de notar las musas y por eso deciden compartir con nosotros sus meditaciones.

Primero Polimnia, musa de los cánticos corales, nos trae las voces que se alzan en el Partido Revolucionario Institucional que dan cuenta de sus derrotas en las pasadas elecciones, donde el Partido Acción Nacional, por sí y con su aliado el Partido de la Revolución Democrática (sic……en serio, no es broma) ganó siete de doce gubernaturas. Hubo como siempre en estos casos, reparto de culpas y todo: que si el gobierno no hizo lo suyo, que si el gobierno hizo de más, que si el gobierno hizo de menos, que si el gobierno no importa, que si el Partido es ajeno al gobierno y por eso se perdió, etcétera.

La consecuencia del desastre fue la renuncia de Manlio Fabio Beltrones a la Presidencia de la Repúbli…..perdón, a la Presidencia del Partido Revolucionario Institucional y, con eso, su alejamiento en las encuestas para justificar su postulación como candidato del tricolor para suceder a Peña Nieto.

Por otro lado Melpómene, musa de la tragedia, nos trae noticias de la tragedia que se vive en Oaxaca, donde el estado ha ejercido la fuerza contra ciudadanos, que por cierto hicieron lo propio en contra del Estado y la población. ¿La razón? La reforma educativa, que ha llevado a los profesores protestantes, que no quieren ser evaluados ni perder sus canonjías a violentar varios artículos de los Código Penales con el ánimo de ser oídos.

Todas las voces que se alzan en protesta a la acción policial culpan a Aurelio Nuño de todo. Dice la musa que ha leído tal cantidad de pecados que se le cuelgan, que ya duda si acaso haya otros malos en el mundo, pues parece que Nuño es el causante de todas las penas del universo. Al decir de algunos de ellos, de la caja de Pandora no salieron maldades, sino Don Aurelio solito. Mal y de malas para otro precandidato.

Talía, musa de la comedia, nos menciona que ya, como dice la canción, arrastrando la cobija y ensuciando el apellido, llega al dos mil dieciséis Luis Videgaray que, perdido desde hace tiempo, sigue sacudiéndose y revolcándose con ánimo de figurar en los planes a futuro de índole presidencial, básicamente para ser él el Presidente sucesor.

Sin embargo, hasta los ingleses conspiran contra él, pues luego de que su reforma hacendaria ha sido todo, menos un éxito y de que los factores macroeconómicos y el macrogobernador del Banco de México le juegan las contras y el dólar galopa al alza, vino David Cameron, ex Primer Ministro británico con la idea de hacer un referéndum para decidir la permanencia de Gran Bretaña en la Unión Europea (que por cierto perdió el quedarse) con las gravísimas consecuencias que el tiempo traerá a nuestra economía. Por lo pronto, viernes negro para todos, cortesía de la bella Albión (pérfida, para algunos).

Van tres. Tres precandidatos que, por lo menos así parece, ya no lo son.

¿Qué dirán Meade y el Secretario Osorio?

Nota Anterior

Supervisión de comercios en Presa San José arroja irregularidades

Siguiente Nota

Orquesta de Alientos de la PF deleitó a la Ciudad Valles

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *