DestacadasMéxico

Tlahuelilpan: testigos hablan sobre la explosión de un ducto de gasolina

Por José Luis Vázquez

El pasado viernes 18 de enero, Petróleos Mexicanos (Pemex) reportó la toma clandestina de gasolina del ducto Tuxpan-Tulpan  en una localidad de Tlehuelilpan, municipio ubicado en el estado de Hidalgo.

Al lugar acudieron pobladores con bidones en mano para llevarse la gasolina que brotaba de un gran chorro que, según las autoridades, alcanzó varios metros de altura; después, alrededor de las cinco de la tarde, elementos del ejército, de seguridad municipal y del estatal, llegaron al punto de los hechos para pedirle a las personas se retiraran por el peligro que representaba tal situación, sin embargo, fueron ignorados.

De acuerdo a una entrevista realizada a un militar por El País, los 25 elementos que encontraban en el lugar, trataron de asegurar la zona, pero el número de pobladores era mayor, más de 800: “demasiados, eran camiones llenos, (…) ¿qué podíamos hacer? No les puedes impedir el paso”.

El Universal también cuestionó a una reportera que se encontraba relatando los hechos: “habían muchas personas que se acercaban con garrafones, había mujeres, niños y adolescentes. De hecho hasta se acercaban hasta la fuente en camionetas para poder cargar; empezaron a jugar y a hacer borlote en donde estaba brotando el hidrocarburo, brincaban, se reían y echaban relajo. Se mojaban y les parecía gracioso, mucha gente se estaba mojando con la gasolina”.

Otro periodista que se encontraba en el mismo lugar fue entrevistado por “El Excelsior” y declaró: “estaba la fuga como una fuente a todo lo que da. La gente se amontonaba a recolectar, era sorprendente ver cómo arriesgaban a sus hijos. Mujeres y niños entraban a sacar combustible. Parecía una fiesta ahí abajo del chorro de hidrocarburo”.

Fue a las 18:50 cuando las autoridades del estado confirmaron la explosión de dicha toma clandestina y que quitó, hasta el momento, la vida de 79 personas, además de las 81 que aún se encuentran en el hospital por severas quemaduras.

Tras la explosión, medios de comunicación lograron conseguir las declaraciones de familiares de las víctimas que resultaron de esta tragedia, “nadie nos dice nada, hay confusión, no nos dejan entrar. Las autoridades dicen que son 67 desaparecidos, pero el pueblo dice que son más de 100, jóvenes, niños, mujeres”.

Incluso aún hay gente desaparecida, “A mi hermano no lo encontramos, (…) nos dijeron que checáramos en las listas del hospital general, del IMSS, de Pachuca. No está en las listas que mandaron”, declaró un familiar a El Excelsior.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nota Anterior

SLP impulsa plantas tratadoras de agua para preservar el ambiente y la salud

Siguiente Nota

(VIDEO) Se incendió autobús en EU; músicos potosinos iban a bordo