DeportesGame, set and match

Título incierto | Columna de Jesús Alejandro Tello

Game, Set and Match

Una constante desde hace varios años es que el top ten del ranking mundial del tenis femenil, organizado por la WTA, varía muchas veces a lo largo de cada temporada. Esta situación se ha presentado por altas y bajas en el nivel de juego de las tenistas (como le pasó a Eugenie Bouchard, o a Francesca Schiavone) o por situaciones extra cancha (como el dopaje de Maria Sharapova o las heridas por cuchillo que sufrió Petra Kvitova en su mano izquierda al defenderse de un ladrón que ingresó a su domicilio el año pasado).

A este escenario, se suma otra situación similar para el Abierto de Estados Unidos (US Open), que empieza hoy: no hay una clara favorita al título. Ello no quiere decir que no haya nivel de sobra en el circuito femenil, sino que se concentra en un número relativamente amplio de jugadoras.

Hay que recordar que Serena Williams, quien probablemente sea la única que durante los últimos años fungió como favorita a llevarse todos los torneos, no está jugando desde abril pasado debido a su embarazo. Por otro lado, Victoria Azarenka está en juicio por la custodia de su hijo y no puede salir de California.

En cuanto a las consideradas pretendientes fuertes al título, están Maria Sharapova, Karolina Pliskova, Simona Halep, Garbiñe Muguruza, Elina Svitolina, Caroline Wozniacki, Angelique Kerber y Venus Williams. Pero vamos por partes.

Maria Sharapova

Sharapova vuelve a su primero major luego de la suspensión que la tuvo alejada de las canchas durante año y medio. No recibió invitación para Roland Garros ni para Wimbledon, pero sí para el US Open. La rusa ha presentado algunas molestias en muñeca y muslo desde su regreso en abril, pero no deja de ser un peligro latente para las demás jugadoras dada la gran experiencia que tiene.

Karolina Pliskova es la número uno actual y este año se ha llevado los títulos en Brisbane, Doha y Eastbourne, sin embargo nunca ha ganado un major. Llegó a la final en el US Open del año pasado pero perdió ante Angelique Kerber. Ésta última no tuvo éxito en los torneos de preparación rumbo al Abierto de Estados Unidos, pero se dice tener la confianza para repetir el título este año.

Simona Halep, protagonista en los últimos años no ha de quedarse atrás esta vez y aunque ha dejado a deber en algunas finales, de ganar el título volvería al número uno del ranking. Por su parte, Garbiñe Muguruza es la que más encarrerada llega al US Open, habiendo ganado Roland Garros, Wimbledon y en Cincinnati; sin embargo, se topa con un récord negativo en Nueva York: en las cuatro ediciones anteriores no ha pasado de segunda ronda. Eso sí, el 2017 es hasta ahora el mejor año de su carrera.

Svitolina lleva cinco título en esta temporada, y tal vez su carta en contra sea la juventud, pero eso no es definitorio en el tenis. La danesa Caroline Wozniacki tiene su mejor record de Grand Slam en el US Open, sin embargo no ha ganado alguno. Solamente llegó a la final en Nueva York en 2009 y en 2014. Hasta el momento no tiene títulos en esta temporada pero sí varias finales jugadas, seis para ser exactos, la última en Toronto hace un par de semanas. Y qué decir de Venus Williams, que ha retomado un excelente nivel en el último par de años, tanto que llegó a las finales este año en el Abierto de Australia y en Wimbledon.

Estos son los posibles escenarios en el tenis femenil de cara al Abierto de los Estados Unidos. Muchas posibilidades, ninguna clara en su totalidad.

Roger Federer

Tiebreak

En el cuadro varonil del US Open, destacan cinco ausencias del top ten: Kei Nishikori, Stanislas Wawrinka, Milos Raonic, Andy Murray y Novak Djokovic. Estos últimos dos son los que mayor algarabía generan al ausentarse debido a lesiones.

Con esto, Roger Federer y Rafael Nadal tienen mayor probabilidades para llevarse el título, y justo con el sorteo del cuadro principal el viernes pasado se presentó el posible escenario de que se topen entre sí en las semifinales, si es que ambos ganan todos sus partidos previos.

Si gana Rafael Nadal, retendría el número uno del ranking; en caso de que gane Federer, le arrebataría el trono al manacorí. Ojalá se llegue este encuentro tan esperado durante la próxima semana, con todo y con que Nadal declaró que le gustaría enfrentarse ante algún rival más a modo, caso contrario a lo que Roger dijo sobre lo emocionante que es enfrentar a su némesis.

Nunca se han enfrentado entre sí en las canchas de Nueva York, por lo que de darse esta situación, sería un deleite histórico.

Nos leemos pronto.

@alejandrotello 

También recomendamos: El ocaso de los grandes | Columna de Jesús Alejandro Tello

Previous post

#Video | Graban en el acto a ladrón en la 57

Next post

#SLP | Clausuran la Fenapo 2017